racial


También se encuentra en: Sinónimos.

racial

(Del ingl. racial.)
adj. De la raza o que tiene relación con ella discriminación racial. étnico

racial

 
adj. Étnico (de nación o raza).

racial

(ra'θjal)
abreviación
relacionado con las razas discriminación racial
Sinónimos

racial

adjetivo

racial:

étnico
Traducciones

racial

racial, race

racial

razziale

racial

rasový

racial

racemæssig

racial

rassisch

racial

rotu-

racial

racial

racial

rasni

racial

人種の

racial

인종의

racial

rassen-

racial

rase-

racial

rasowy

racial

racial

racial

ras-

racial

ที่เกี่ยวกับเชื้อชาติ

racial

thuộc chủng tộc

racial

расов

racial

種族

racial

גזעית

racial

ADJracial, race antes de s
odio racialracial hatred, race hatred
disturbios racialesrace riots

racial

a. racial, ethnic, rel. to race;
inmunidad ______ immunity, natural immunity of the members of a race;
prejuicio ______ prejudice.
Ejemplos ?
Dado que la legislación que proscribe la discriminación racial puede no bastar por sí sola para lograr tales fines...
Artículo 14°- Afganistán apoya la lucha de los pueblos por la liberación nacional y social, la democracia y el progreso, contra el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo, el sionismo, racismo, el fascismo, la discriminación racial y el apartheid.
4.° Todo acto de discriminación racial, étnica, religiosa, o que atente a la seguridad interior o exterior del Estado, a su integridad territorial, a las garantías constitucionales de las Provincias o a los derechos individuales o colectivos reconocidos en esta Constitución, será castigado por la Ley.
Deben tomarse medidas especiales a fin de garantizar la igualdad en dignidad y derechos de los individuos y los grupos humanos, dondequiera que ello sea necesario, evitando dar a esas medidas un carácter que pudiera parecer discriminatorio en el plano racial.
Se invita a las organizaciones internacionales, universales y regionales, gubernamentales y no gubernamentales, a que presten su cooperación y ayuda dentro de los límites de sus competencias respectivas y de sus medios, a la aplicación plena y entera de los principios enunciados en la presente Declaración, contribuyendo así a la lucha legítima de todos los seres humanos, nacidos iguales en dignidad y en derechos, contra la tiranía y la opresión del racismo, de la segregación racial, del apartheid y del genocidio, a fin de que todos los pueblos del mundo se libren para siempre de esos azotes.
Nadie admitía subordinaciones, ni cercenamientos de facultades; todos acariciaban la idea de unirse en una asociación amplísima fundada en las sólidas bases de la afinidad racial, identidad de costumbres, igualdad de religión y la tradición de comunes glorias adquiridas en la guerra de la emancipación.
Este sistema es el aplicado al reglamento de octubre del 12, con una diferencia que lo hace teóricamente mejor, pero prácticamente peor: “Son electores todas las personas libres y de conocida adhesión a la causa de América”, vale decir que todo hombre sin distinción racial, ni económica, ni social, es sufragante.
Es derecho y deber de todos los Estados, individual y colectivamente, eliminar el colonialismo, el apartheid, la discriminación racial, el neocolonialismo y todas las formas de agresión, ocupación y dominación extranjera, así como las consecuencias económicas y sociales de éstas como condición previa para el desarrollo.
Nos encontramos que son dos sectores discriminados. Se habla, por ejemplo, de la discriminación racial, que es una verdad. No se habla de la discriminación del sexo, de la cantidad de mujeres a las que tratan de explotar, de que se mire a las mujeres como un objeto de placer más que como un valor social que está y puede estar a la altura del hombre.
Byrnes y su adhesión sin restricciones a la propuesta del Cabildo de establecerse, fracasaría ridículamente el convenio de intervención multilateral si se constituyese en cualquier Estado de la Unión una nueva especie de Ku-Kus-Klan racial y que, a pesar de sus desmanes contra los derechos humanos, no mereciera que el gobernante del mismo procurase el auxilio del gobierno central para anularlo.
Después de casi cinco siglos de colonización en México, es impostergable elaborar un proyecto propio que incorpore los elementos más importantes de las dos culturas y que con ello se pueda desarrollar un mestizaje cultural, crisol de nuestra auténtica realidad y dejar atrás el colonialismo y el mestizaje racial solamente.
No me gusta atenerme a métodos o procedimientos formales cuando hablo ante el público, porque me doy cuenta de que usualmente la conversación que sostengo gira en torno a cuestiones de raza o cuestiones raciales, que no es por culpa mía. No fui yo quien creo el problema racial.