Ejemplos ?
pantoprazol (nombres comerciales: Pantozol®, Tecta®, Pantecta®, Protonix®, Somac®, Pantoloc®). rabeprazol (nombres comerciales: Rabecid®, Aciphex®, Pariet®).
Como la formulación oral líquida del fármaco en cuestión depende del pH, aquellos pacientes que también estén bajo tratamiento antiulceroso con administración de sustancias que alteren el pH gástrico como los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol, rabeprazol y lanzoprazol) o los antagonistas del receptor H2 de la histamina (ranitidina, cimetidina, famotidina, nizatidina y roxatidina), son capa­ces de afectar las concentraciones plasmáticas de la paroxetina.
Para proteger la mucosa gástrica de los AINE el fármaco de elección es el misoprostol (debido a su origen prostaglandínico) o bien un inhibidor de la bomba de protones como el omeprazol, aunque a expensas de un mayor costo del tratamiento. También son eficaces como gastro-protectores los inhibidores de la bomba de hidrogeniones (Rabeprazol,etc).
En la actualidad la terapia triple que consiste de un inhibidor de bomba de protones (IBP) (omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y otros), mas dos antibióticos: amoxicilina y claritromicina es el tratamiento de elección, cuando las resistencias a claritromicina por Helicobacter no superan el 20%.
Al paso de los años, se han desarrollado variaciones de la triple terapia, tales como el uso de diferentes inhibidores de la bomba de protones, como el pantoprazol o el rabeprazol, o cambiando la amoxicilina por metronidazol para las personas que son alérgicas a la penicilina.
Los medicamentos que han mostrado ser efectivos son los inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol, el lansoprazol, el pantoprazol, el rabeprazol y el esomeprazol.
Puede indicarse en la triple terapia que se administra para la erradicación del Helicobacter pylori. Rabeprazol es una prodroga, es decir, una droga inactiva que después de su biotransformación se vuelve un agente activo, metabolizado en un 80% en el plasma sanguíneo y en un 20% por el citocromo P450 del hígado.
El rabeprazol tiene una biodisponibilidad cercana al 50% y una vida media corta menor de 2 horas. La presentación intravenosa tiene las mismas características que la presentación oral, en el que solo actúan sobre la secreción de ácido activa y no sobre las vesículas intracelulares que no se han activado aún.
Los inhibidores de la bomba de protones son medicinas bien toleradas, incluyendo el rabeprazol, siendo la aparición de reacciones adversas en menos del 5% de la población.
El rabeprazol, tal como el pantoprazol, no tiene interacciones medicamentosas de importancia, como en el caso de otros inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol.
No se conocen suficientes datos de la seguridad y efectividad del rabeprazol en pacientes pediátricos menores de 18 años, por lo que su uso en esta población de pacientes no es recomendada.
Es probable que el rabeprazol cause una forma de neumonía intersticial en pacientes susceptibles. Se han reportado recientemente la aparición de cambios atróficos en la mucosa del estómago con el uso extenso y prolongado de inhibidores de la bomba de protones, sin embargo, no se ha demostrado que hayan cambios inflamatorios ni de atrofia con la administración de rabeprazol en pacientes con reflujo gastroesofágico.