rústico


También se encuentra en: Sinónimos.

rústico, a

(Del lat. rusticus.)
1. adj. Del campo vive en una pequeña localidad rústica.
2. Que se comporta con grosería e ignorancia tiene unos modales un tanto rústicos. rudo, tosco
3. Que está hecho a imitación de cosas propias del campo decoración rústica. rural
4. s. SOCIOLOGÍA Persona del campo. aldeano
5. adj. CONSTRUCCIÓN Se aplica a cierta forma de labrar los sillares o piedras de cantería.
6. CONSTRUCCIÓN Se refiere a las obras con armazón formada por troncos y ramas sin descortezar.
7. a la o en rústica loc. adj/ loc. adv. ARTES GRÁFICAS Se aplica a las encuadernaciones de libros, a la ligera y con cubierta de papel.
NOTA: También se escribe: rustical

rústico, -ca

 
adj. Relativo al campo.
fig.Tosco, grosero.
m. Hombre del campo.

rústico, -ca

('rustiko, -ka)
abreviación
1. que tiene relación con el campo y su gente una cabaña rústica
2. persona que tiene modales propios de la gente de campo una costumbre rústica
3. objeto que está poco pulido y es poco refinado un mueble rústico
Sinónimos

rústico

, rústica

rústico

sustantivo masculino
Traducciones

rústico

rustikal

rústico

rural, rustique

rústico

churlish, rural, yokel

rústico

rústico

rústico

ريفي

rústico

rustikální

rústico

כפרי

rústico

소박한

rústico

rustik

rústico

/a
A. ADJ
1. (= del campo) → rustic, rural, country antes de s
2. (= tosco) → coarse, uncouth; (= grosero) → crude; (= descortés) → unmannerly
B. SM/Fpeasant, yokel, hillbilly (EEUU)
V tb rústica
Ejemplos ?
En cuanto a la princesa, ésta se mostró encantada con la exposición, y dada su ignorancia de las proporciones ocultas bajo el grosero exterior de un rústico, fijó su mirada con asombro y deleite en lo que él puso de relieve.
Y reíase de la otra buena vieja de la Pipota, que dejaba la canasta de colar hurtada, guardada en su casa y se iba a poner las candelillas de cera a las imágenes, y con ello pensaba irse al cielo calzada y vestida. No menos le suspendía la obediencia y respecto que todos tenían a Monipodio, siendo un hombre bárbaro, rústico y desalmado.
La riqueza en la compostura puede anunciar un hombre opulento, y su elegancia un hombre de gusto: el hombre sano y fuerte se reconoce por otras señales; es bajo el rústico vestido del obrero y no bajo el oropel de un cortesano que se encontrará la fuerza y el vigor del cuerpo.
Cogió de nuevo el miembro hinchado del rústico y con su propia mano lo puso en contacto, prestándose a tan poco delicada operación, e intentó practicar una entrada horadándose a sí misma con el arma del amor cuyos placeres había imaginado; su experiencia.
mitación de Virgilio Tirsis, habitador del Tajo umbrío, con el más vivo fuego a Clori amaba; a Clori, que, con rústico desvío, las tiernas ansias del pastor pagaba.
Y por si tanta honra pareciese escasa al lector, quiero que sepa que también regias plantas de dos dinastías se han deslizado sobre el polvo de aquel rústico pavimento.
El Alcalde había presenciado desde su sillón la escena, y aunque rústico, y acaso por ser rústico, sentía hondamente la emoción del caso.
Aquí murió de amor en hora aciaga Mirtilo, y Bala su rebaño; llora La primavera y le tributa Flora Rústico incienso cuyo olor embriaga.
Sin esperar la respuesta, y a carcajada tendida, corre saltando hasta el extremo opuesto del corredor, torna hasta la mitad, y, escondiendo la carita tras los tallos fibrosos de una iraca que desparramaba sus plumajes tropicales por encima de un aparato a estilo rústico, y señalando con el dedo a sus padrinos, grita con tono burlesco: "¡Hi, hi, hi, son novios, son novios!".
Estése el cortesano procurando a su gusto la blanda cama y el mejor sustento; bese la ingrata mano del poderoso injusto, formando torres de esperanza al viento; viva y muera sediento por el honroso oficio, y goce yo del suelo, al aire, al sol y al hielo, ocupado en mi rústico ejercicio; que más vale pobreza en paz que en guerra mísera riqueza.
Juanito se hallaba en la sala, una habitación grande, alta de techo, con dos ventanas que daban al campo, amueblada con sillas de Vitoria, un rústico sofá, una cómoda, con una infinidad de baratijas encima, y dos mesas.
Felipe Ferreiro Acto primero El 7 de marzo de 1848-para ser más preciso martes de Carnaval-en la calle “ANCHA” de la Unión (hoy “8 de Octubre” y entonces General Artigas) ante una multitud expectante-abigarrada disímbola-que crecía y crecía por momentos, un fuerte núcleo de mocetones “VIZCAINOS”, integrantes en su mayor parte del “BATALLON DE VOLUNTARIOS DE ORIBE”, después de levantar un rústico tablado procedieron al cumplimiento del programa que se habían propuesto entonces desarrollar.