quiteño

(redireccionado de quiteña)

quiteño, a

1. adj./ s. De Quito, capital del Ecuador.
2. s. Persona natural de esta ciudad.

quiteño, -ña

 
adj.-s. De Quito.
Traducciones

quiteño

/a
A. ADJof o from Quito
B. SM/Fnative o inhabitant of Quito
los quiteñosthe people of Quito
Ejemplos ?
El arte de la pintura, que en los tiempos coloniales ilustraron Antonio Salas, Gorívar, Morales y Rodríguez, está encarnado en los magníficos cuadros de nuestro protagonista, a quien debe considerarse como el verdadero maestro de la escuela quiteña.
Lo peor es la comida (Dios ponga tiento en mi boca): ella es puerca y ella es poca, mal guisada y bien vendida; aquí toda ella es podrida y ¡vive Dios! que me aburro cuando imagino y discurro que una quiteña taimada me envió dentro de una empanada un gallo, un ratón y un burro.
Tomás Carrasquilla El lugarón abrupto de Santa Rita del Barcino, minero y rescatante cuando Dios quería es célebre en Antioquia por sus tres iglesias, por sus funciones religiosas y más todavía por la balumba de santos que colman altares y sacristías, amén de los que guardan en sus casas varios magnates de mucho predicamento en lo eclesiástico. El mamarracho ostenta no pocas variedades en esta corte celestial, quiteña o no.
Allí Bolívar y su favorita llevaron vida íntima, vida enteramente conyugal; y la sociedad bogotana tuvo que hacerse de la vista gorda ante tamaño escándalo. La dama quiteña habitaba en el palacio de gobierno con su amante.
En 1767 el rey Carlos III expulsa a los jesuitas de sus territorios, obligándolos a dejas extensas y costosas propiedades. Dos de esas eran los predios Zarumilla y Salinas, ubicados al extremo sur de la Presidencia Quiteña.
Como las creaciones de Rembrandt y de la escuela flamenca se distinguen por la especialidad de las sombras, por cierto misterioso claroscuro y por la feliz disposición de los grupos, así la escuela quiteña se hace notar por la viveza del colorido y la naturalidad.
Sigue sus estudios para optar el Título de MASTER y una vez graduado retornará a su Patria para prestar sus servicios profesionales. Está casado con la Damita María Teresa Delgado Andrade, quiteña.
Enriquecida por la explotación minera y la producción textil, pudo construir templos barrocos y mudéjares adaptados con originalidad al ambiente local y los ornamentó con gran profusión de pinturas y tallas, de innegable valor didáctico religioso. Fue la época de la afamada Escuela Quiteña, obra del mestizaje indio y español.
Dentro de las principales anotaciones que destacan los turistas están la amabilidad de la gente quiteña, la majestuosidad de un paisaje lleno de volcanes nevados, y el frío húmedo de montaña, que extraña mucho a los extranjeros pues se acompaña de una sensación térmica muy baja sobre todo por las noches.
El 21 de octubre de 1829 contrajo matrimonio con una dama de la aristocracia quiteña, Mercedes Jijón de Vivanco, lo que le facilitó su preeminencia social y política.
Escuela Quiteña, un San Antonio del siglo XVIII, Museo de América, Madrid, España.JPG Imagen de San Antonio, con el Niño Jesús sentado sobre la Biblia (detalle).
Talla en madera policromada, del siglo XVIII, de la escuela quiteña. Archivo:Tlachiquero extrayendo el jugo del maguey.JPG Tlachiquero extrayendo el jugo del maguey, El jugo del maguey o agave se utiliza para fermentarlo y obtener el pulque, bebida que se consumía en México ya durante la etapa precolombina.