quita


También se encuentra en: Sinónimos.

quita

1. s. f. DERECHO Remisión que de una deuda o de parte de ella hace el acreedor al deudor. quitamiento
2. quita y espera DERECHO Petición que un deudor no comerciante hace judicialmente a sus acreedores para que rebajen los créditos, aplacen el cobro o ambas cosas.

quita

 
f. der. Liberación que de la deuda o parte de ella hace el acreedor al deudor.
Sinónimos

quita

sustantivo femenino
(derecho) quitamiento, liberación*.
Traducciones

quita

SF
1. [de deuda] → release
2. (LAm) (= descuento) → rebate
3. de quita y pon: un cuello de quita y pona detachable collar
una moda de quita y pona passing fashion
la actitud que adopta es de quita y ponhe's just adopting that attitude because it's expedient
Ejemplos ?
-No me miente osté ar Muleto tan siquiera, que se me quita er jálito -exclamó el de los albardones, incorporándose como asustado, al oír que podía tropezarse con aquél en su camino-; no me lo miente osté, ¡que me ha puesto osté que me ajogo en una saliva!
Asín es que como el colmenero que yo igo está una miajita asoliviantao con el zagal de ostés, y ella está pa él más dura que una jerriza, pos lo que yo me dije esta mañana, que me dije: «Oye tú, señó Pepe Villarrubia: si tú quiées jechar por el camino mejor, hoy mesmito te vas a ver al señó Toño el Serrano, que es hombre que no tiée corcho en los sesos, y cuéntale lo que te pasa, que ya verás tú como él es hombre que se pone en razón y verás tú como sin dalle tormento al zagal, que no se lo merece, lo quita de esa querencia...
A los que trabajan en el mar intransitable y elevan sus súplicas a Hécate y al resonante Ennosigeo, fácilmente la ilustre diosa les concede pesca abundante y fácilmente se la quita cuando parece segura si así lo desea su corazón.
¡Deja en paz mi soledad! ¡Quita el pico de mi pecho y tu sombra del portal!" Dijo el cuervo: "Nunca más". Y el impávido cuervo osado aún sigue, sigue posado, en el pálido busto de Palas que hay encima del portal; y su mirada aguileña es la de un demonio que sueña, cuya sombra el candil en el suelo proyecta fantasmal; y mi alma, de esa sombra que allí flota fantasmal, no se alzará...¡nunca más!.
¿Qué necesidad hubo de quitarme lo que podíades recibir? Pues aun con todo eso no me habéis de quitar cosa alguna, porque no se quita sino al que la retiene.
¿Y cual salida es mejor que resbalar hacia el fin amoldándonos suavemente la naturaleza? No digo que sea ningún mal el golpe que quita subtuosamente de la vida, sino que el ser sustraído es camino más suave.
Más provechoso es al príncipe el que le da cuidado que el que se le quita, porque siendo cuidado el reino, le quita el reino quien le quita el cuidado.
Dios, que cuida de las dolencias de los reinos, los produce por medicina; porque el vasallo que aborrece en el príncipe lo que le hace aborrecible, no aborrece al príncipe, sino a quien le aborrece; quien le acredita la licencia que se toma, se toma licencia para decir que le da lo que le quita.
Si se suman tantos números impares como se quiera y su cantidad es impar, también el total será impar. Proposición 24. Si de un número par se quita un número par, lo que queda será par. Proposición 25.
Si de un número par se quita un número impar, lo que queda será impar. Proposición 26. Si de un número impar se quita un número impar, lo que queda será par.
La clase de Español se caracteriza por su relevancia instrumental y hablar de Gramática en su sentido tradicional, ese que aprendieron nuestros abuelos y nuestros padres hasta exclamar que era la “ciencia que quita la paciencia y no enseña nada”, como para reincorporarla a los estudios de nuestra área en primaria o secundaria de acuerdo con el enseñar ya reprobado, es aberrante y contradictorio.
Sin verdadero interés político o partidista, sin pasión, sin error, por mero apego a una persona o a un grupo o por antipatía a otra persona o a otro grupo, por tener un voto más o por no tener un voto menos, por adquirir un adherente para otra injusticia o por no desagradar a alguien, por una pequeña venganza o por pagar un pequeño servicio, fría y tranquilamente, sin acordarse por un momento siquiera de los intereses públicos y del derecho, se quita al elegido su asiento y se da asiento al no elegido y se falsifica la representación nacional.