quintacolumnista

(redireccionado de quintacolumnistas)

quintacolumnista

1. s. m. y f. Persona que pertenece a la quinta columna de un país.
2. adj./ s. m. y f. Se aplica a la persona que ayuda a los intereses contrarios a los de su grupo.
Traducciones

quintacolumnista

SMFfifth columnist
Ejemplos ?
El segundo es capturado a causa de sus actividades quintacolumnistas y condenado a muerte, sentencia que su hermano, preocupado por sí mismo, no intenta revocar.
Desde este frente, los sublevados buscaron minar la resistencia republicana mediante fuego constante de artillería y bombardeos aéreos indiscriminados que tuvieron como efecto aumentar el sufrimiento de la población civil y la exasperación del Gobierno hacia las actividades quintacolumnistas, para cuya represión se dispuso del Servicio de Inteligencia Militar y Contraespionaje (SIM) desde 1937.
El libro mantiene un formato similar a otras listas anteriores preparados por las SS con la colaboración de quintacolumnistas, como el Sonderfahndungsbuch Polen, que se puso en práctica tras la invasión nazi de Polonia y que compilaba más de 61.000 nombres, objetivo de las operaciones Tannenberg y Intelligenzaktion de los Einsatzgruppen, las acciones de eliminación de la intelectualidad polaca y las clases altas en la Polonia ocupada entre 1939 y 1941.
Tras vivir en diversas poblaciones francesas como Levignac, Lezat o Mondonville, en septiembre de 1950 sufrió la persecución a que se vieron sometidos 196 excomandantes de los GE acusados por el PCE de presuntos quintacolumnistas.
Casado consiguió el apoyo de varios jefes militares, entre los que destacaba el anarquista Cipriano Mera, jefe del IV Cuerpo de Ejército, y de algunos políticos importantes, como el socialista Julián Besteiro, que también había mantenido contacto con los "quintacolumnistas" de Madrid.
Desde entonces, su muerte ha dado lugar a rumores de que hubiera podido ser víctima de un sabotaje, bien procedente de quintacolumnistas republicanos o de elementos próximos al bando sublevado, que verían en él un personaje molesto debido a su pasado, su prestigio en la aviación y su parentesco con el líder de los sublevados.
De hecho a lo largo del año 1938 la infiltración de simpatizantes derechistas había puesto en alarma a las autoridades republicanas, pero los reveses militares de la República a comienzos de 1939 hicieron que los quintacolumnistas de Cartagena ambicionaran una acción más espectacular: la toma de la base naval para ponerla al servicio del bando sublevado.
Durante la marcha, parte del Grupo Polesie fue atacado por quintacolumnistas y la aviación enemiga y grupos aislados de soldados polacos se unieron a la formación.
Teóricamente, los destinatarios de la represión eran los quintacolumnistas, personas que actuaban en la clandestinidad al servicio de los sublevados.
Aunque el objetivo declarado inicialmente fue «contener asesinatos y excesos», los tribunales estaban formados por personas que no solo carecían de formación jurídica sino que a veces eran ellos mismos delincuentes; los arrestos eran con frecuencia arbitrarios y las liberaciones podían terminar en «paseos» y ejecuciones. La represión contra supuestos quintacolumnistas alcanzó una considerable magnitud e incluyó además múltiples sacas de presos.
El objetivo de este organismo, que siempre tuvo mala fama entre la población, era limitar las actividades de quintacolumnistas, anarquistas, "incontrolados" y otros desestabilizadores.
Los residentes católicos irlandeses en el Reino Unido también han sido considerados quintacolumnistas por los unionistas debido a los disturbios ocurridos durante el siglo XX (véanse los Cuatro de Guildford y los Seis de Birmingham).