quimera


También se encuentra en: Sinónimos.

quimera

(Del gr. khimaira, animal fabuloso.)
1. s. f. Ilusión que se considera real o posible la quimera del oro movilizó multitudes en el oeste americano. fantasía, utopía
2. Discusión, pelea o riña. pendencia
3. MITOLOGÍA Monstruo fantástico con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón.
4. BIOLOGÍA Organismo, o parte de él, integrado por tejidos o células formados a partir de zigotos diferentes.
5. ZOOLOGÍA Pez holocéfalo de cabeza muy grande, ojos enormes y cola larga y delgada, que termina en una punta filiforme.
NOTA: Nombre científico: (Chimaera monstrosa.)

quimera

 
f. Creación del espíritu tomada como realidad.
Pendencia.
zool. Pez condroíctio del orden holocéfalos, (Chimaera monstruosa), de cuerpo comprimido y cola prolongada en un largo filamento.

Quimera (Chímaira)

 
mit. Monstruo fabuloso que vomitaba llamas y tenía cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de dragón.

quimera

(ki'meɾa)
sustantivo femenino
1. sueño o ilusión que se anhela pese a que es improbable su realización perseguir una quimera
2. monstruo fabuloso que se representa con cabeza de león y cuerpo de cabra Vimos grabados de quimeras en un bestiario medieval.
Traducciones

quimera

Hader, Hirngespinnt, Streit, Traumbild

quimera

chimère

quimera

Chimera

quimera

Химера

quimera

Chiméra

quimera

キメラ

quimera

키메라

quimera

SF
1. (Mit) (= monstruo imaginario) → chimera
2. (= alucinación) → hallucination; (= ilusión) → illusion, chimera; (= noción) → fancy, fantastic idea; (= sueño) → pipe dream
3. (= sospecha) → unfounded suspicion
tener la quimera de queto suspect quite wrongly that ...
4. (= riña) → quarrel

quimera

f. chimera, an organism containing cells derived from different zygotes as in the case of twins.
Ejemplos ?
A los que un Píndaro diera, por los olímpicos juegos, por el salto, por la carrera la oda cara a los griegos, que se cerniría sonora sobre el aquilino aeroplano que es grifo, pegaso y quimera; sobre el remero que evoca haciendo volar la prora los de la pristina galera; sobre los que en lucha loca disputan la elástica esfera; sobre las sudosas frentes de los sanos adolescentes.
Debes de tener azogue dentro. Parece que buscas quimera, por el gusto de buscarla. ¡Mira que lo que hiciste en el duelo de Artías del Valle!
no tuviera noticia (como me dice) del enemigo ni de Querétaro, es una quimera, cuando de Acámbro, de Salvatierra y Valle de Santiago, desde la semana pasada me están dando partes, y lo que es mas, con los dos primeros oficios que mandé a V., acompañé dos cartas y ellas llegaron á Valladolid y se me contestaron; pero á V.
Brindo por mi alma, que surge radiosa de la santa hoguera, donde se ha extinguido toda mi quimera, toda mi quimera blanca y luminosa.
Pero sobre todo tiene García en su corazón otra secreta razón que alegar no le conviene; mas resuelto le mantiene a permanecer neutral en cuestión tan capital: una razón cimentada en una quimera… en nada: razón propia, personal.
Ella estará, tal vez, mirando a la cristalina estrella que mirábamos llorando. ¡Qué no diera, qué no diera yo por saber si ella piensa, mirándome, en la quimera de nuestra pasión intensa!
que un lindo caleidoscopio tenemos siempre ante nos; y bajo el brillante prisma de nuestra ilusión primera, ni la ventura es quimera, ni hay ocaso para el sol.
(...Era su rubia cabellera como el ala de un ave que fuese una quimera...) Se han deshojado los rosales mustios y fatigados (...Oh sus manos liliales cuyos dedos cansados deshojan los males...) Y dijeron las hadas: "Tus dorados cabellos serán aúreo manojo del celeste trigal; en tus ojos pondremos zafirinos destellos, en tus ojos azules tendrás todo el Ideal." La brisa viene leve y nemorosa rizando el agua muerta del pantano y un surtidor romántico y lejano desata una elegía dolorosa.
La aniquiló el hijo de Zeus con su implacable bronce, el Anfitriénida Heracles, con ayuda del belicoso Yolao, según los planes de Atenea amiga de botín. La Hidra parió a la terrible, enorme, ágil y violenta Quimera, que exhala indómito fuego.
quizá de un anhelo... de una ilusión... de una esperanza... de una quimera... de una lágrima... de una respuesta... de un lamento...
Y me echaba a andar por las calles en busca de lo que me palpitaba y que sin embargo se encontraba tan lejos, muy lejos ...Como el nunca, por más que intentaba hacer el bien a los demás. El amor hacía de mí su imperio y decidí reconstruir la quimera del mundo; siempre dando amor.
Yo así la erré, forjándome quimera tras quimera: y el caso en suma no era ni enigma de la esfinge, ni embrollo de Babel: un español con su hijo vivía, al mundo extraño, hacía más de un año en el tugurio aquel.