quijotesco

quijotesco, a

(De Don Quijote, héroe cervantino.)
1. adj. De este héroe o de un quijote.
2. Que se comporta con quijotería.
3. Que se hace con quijotería.

quijotesco, -ca

 
adj. Que obra con quijotería.
Que se ejecuta con quijotería.
Traducciones

quijotesco

quixotic

quijotesco

quixotic

quijotesco

quixotic

quijotesco

ADJquixotic
Ejemplos ?
El Carnavalón es la representación personificada del Carnaval y de lo que esta festividad significa para los riojanos: la alegría sin límite, el jolgorio permanente, la amistad compartida y generalizada, y por supuesto, el carácter extrovertido del hombre amazónico, con sus ocurrencias, chambonadas sutiles, su singular espíritu de conquistador de corazones y ejecutor quijotesco de las empresas más difíciles y graciosas; el desbordamiento ilimitado de todo lo extremadamente hermoso, festivo y bueno que posee el ser humano.
Luengo sería, unos años más tarde, el responsable de la muerte del general Urquiza. En enero de 1869, Varela inició un quijotesco regreso, pero fue derrotado en la Puna.
A los 71 años, el 6 de mayo de 1952, el Doctor Bartolomé José Ronco falleció dejando tras de sí un legado maravilloso. Su "Santa" esposa continuó con su obra y la acrecentó conservando el espíritu quijotesco y "de fierro" que los caracterizó.
Con un protagonista quijotesco, la novela toma un estilo de prosa tradicional que demuestra un conocimiento exhaustivo de la literatura tradicional del Este asiático y atrae a los lectores con descripciones profundas de la turbulenta historia de Corea.
Desde el quijotesco molino de viento El labrador, que alberga en su interior un museo etnográfico multimedia, el paseo carretera adelante nos adentra en un pueblo tradicional manchego, con varias queserías donde se fabrica el afamado queso manchego de Denominación de Origen, en el que la historia se hace palpable en entornos como la Plaza del Torreón, únicos restos de una muralla fortaleza con dos torres destruida por el enemigo de la Orden de Santiago, el marqués de Villena.
Su novela favorita era El Quijote, y dedicó muchas páginas a glosar el humanismo quijotesco que caracteriza a las obras de Joyce.
Alphonse Daudet escribió Tartarín de Tarascón (1872) y varias continuaciones, con un héroe quijotesco ambientado en su propia época.
¿Es que no se estima hoy por muchos quijotesco, o sea ridículo, su instituto, y aventurera, de caballería andante, su obra y su vida?
Emprender tarea tan colosal, llena de una erudición verdaderamente inmensa, como es un Diccionario crítico, alegando autoridades casi siempre bien elegidas ó interpretadas, un estudiante obscuro, pobre y andariego, en un pueblo como Cabeza del Buey, rodeado de circunstancias melodramáticas, juguete de pasiones antitéticas, alternando los más profundos estudios con las más rudas labores campesinas y los fáciles galanteos, es, en verdad, prueba de un carácter quijotesco ó inspira profunda compasión hacia la débil naturaleza humana.
Y procuraremos ver, por último, sus esfuerzos por llegar á lo eterno de su conciencia, por armonizar su idealismo quijotesco con su realismo sancho-pancino, esfuerzos que se revelan en el fruto más granado del espíritu castellano, en su castiza y clásica mística.
Casi olvidado Musolino, tenemos al Vivillo y a su famoso lugarteniente Pernales, entregado, según rezan los telegramas, por un quijotesco denunciador que no acepta recompensa alguna del gobierno.
En San Juan de la Cruz, que, marcando el punto culminante de la mística castellana, es el más cauteloso en su osadía, parece se fundieron el espíritu quijotesco y el sancho-pancino en un idealismo tan realista, como que es la idealización de la realidad religiosa ambiente en que vivía.