quieto

(redireccionado de quietos)
También se encuentra en: Sinónimos.

quieto, a

(Del lat. quietus.)
1. adj. Que no se mueve el perro se quedó quieto en una esquina . inmóvil, quedo
2. Que es o está sosegado y tranquilo es un niño muy quieto . calmado agitado, inquieto
3. Que no evoluciona o no cambia de posición desde que se fue el director el trabajo está quieto. estancado, estático, parado
4. Que no se deja llevar por los vicios, en especial por la lujuria. moderado, virtuoso

quieto, -ta

 
adj. Que no tiene o no hace movimiento.
fig.Pacífico, sosegado.

quieto, -ta

('kjeto, -ta)
abreviación
1. que no tiene movimiento El niño está muy quieto.
2. que tiene tranquilidad y sosiego ciudad quieta
Sinónimos

quieto

, quieta
adjetivo
2 tranquilo, manso, reposado, sosegado, sesgado.
«Quieto es lo que no tiene movimiento; tranquilo y manso lo que no tiene agitación; sosegado y reposado, lo que no ha cesado de moverse y agitarse. ‘Estáte quieto’, decimos a un muchacho travieso, lo que equivale a ‘no te muevas’. Una corriente es tranquila o mansa cuando no fluye con precipitación. Después de una tormenta decimos que el mar está sosegado o reposado
José Joaquín de Mora

quieto:

tranquilosereno, pacífico, apacible,
Traducciones

quieto

nehybný

quieto

stille

quieto

liikkumaton

quieto

nepomičan

quieto

静かな

quieto

움직이지 않는

quieto

stil

quieto

stille

quieto

cichy

quieto

imóvel

quieto

lugn

quieto

นิ่ง

quieto

durgun

quieto

yên

quieto

静止的

quieto

ADJ
1. [animal, persona] (= parado) → still; (= inmóvil) → motionless
¡quieto! (al perro) → down boy!; (a un niño) → keep still!, stop fidgeting!; (= sé bueno) → behave yourself!
dejar algo quietoto leave sth alone
¡estáte quieto!keep still!
estar quieto como un poste o una estatuato stand stock-still, be as still as a statue
2. [carácter] → calm, placid

quieto-a

a. quiet, still;
v.
estar ___to be still.
Ejemplos ?
Yo he dicho; que hablen ahora los demás. Los libros y el armario permanecieron quietos, mientras el gallo volvía a situarse bajo su A, muy orondo.
En esto se abrió la puerta y entró la criada. Todos se quedaron quietos, nadie se movió; pero ni un puchero dudaba de sus habilidades y de su distinción.
En África no los miran los pueblos del país como dioses, sino que les ponen trampas en el bosque, y se les echan encima en cuanto los ven caer, para alimentarse de la carne, que es fina y jugosa: o los cazan por engaño, porque tienen enseñadas a las hembras, que vuelven al corral por el amor de los hijos, y donde saben que andan una manada de elefantes libres les echan a las hembras a buscarlos, y la manada viene sin desconfianza detrás de las madres que vuelven adonde sus hijuelos: y allí los cazadores los enlazan, y los van domando con el cariño y la voz, hasta que los tienen ya quietos, y los matan para llevarse los colmillos.
Gozábase en verlos la luctuosa Discordia, única deidad que se hallaba entre los combatientes; pues los demás dioses permanecían quietos en sus palacios construidos en los valles del Olimpo y acusaban al Cronión, el dios de las sombrías nubes, porque quería conceder la victoria a los teucros.
Quevedo: Allá se las campaneen; pero nosotros, que estamos lejos de la borrasca, estémonos quietos, enviémosles plata, y encomendémoslos a Dios.
Después huían para reunirse en el árbol a la casa frontera. Allí permanecían quietos, mudos, sin endulzar con sus gorjeos la tristeza de los esclavos.
¡Longuemarre y Bondet!, ¡demonios! Haced el favor de terminar. ¿Queréis estaros quietos de una vez? Y, de un salto, se presentó en la iglesia.
Y si han crecido, ha sido en errores, diferenciándose de los niños solamente en ser mayores y en la forma de los cuerpos; que en lo demás no están menos vagos e inciertos, apeteciendo el deleite sin elección y estando temerosos; y si se ven algún tiempo quietos, no es por inclinación, sino por miedo.
Veremos al estudiar el desarrollo de la Revolución que es el pueblo el que exige siempre el juramento para aceptarlo como rey; si en este momento hubiera habido el menor partido a favor de la separación y el desconocimiento de la monarquía, los pueblos se hubieran quedado quietos; la revolución les proporcionaba una situación extremadamente fácil para ir a la separación y sin embargo todos los pueblos juraron fidelidad a Fernando VII.
---- Son esfuerzos inútiles, son sacrificios estériles. No os mováis, quietos. Eso es; así está bien, bípedos amaestrados; comeos vuestras amarguras con el pan de la mansedumbre, que al fin no moriréis hartos.
De aquellos seres fingidos por don Juan con la presencia se amedrentaba, en Palencia creyéndoles ya tal vez; y se fingía entre sueños a sus quietos moradores envueltos en los horrores en que cree su candidez.
Otra noche en que yo había comido y bebido demasiado, el estar remando siempre detrás de ella me parecía un sueño disparatado; tenía que estar escondido detrás de la montaña, que al mismo tiempo se deslizaba con el silencio que suponía en los cuerpos celestes; y con todo me gustaba pensar que «la montaña» se movía porque yo la llevaba en el bote. Después ella quiso que nos quedáramos quietos y pegados a la isla.