querubín

(redireccionado de querubines)
También se encuentra en: Sinónimos.

querubín

(Del lat. cherubim < hebreo kerubim .)
1. s. m. RELIGIÓN Espíritu celeste que pertenece al primer coro de la jerarquía angélica, caracterizado por la plenitud de ciencia con que contempla a Dios.
2. Persona de gran belleza, en especial un niño pequeño. serafín
NOTA: También se escribe: querub, querube

querubín

 
m. teol. Ángel caracterizado por la plenitud de ciencia con que contempla la belleza divina.

querubín

(keɾu'βin)
sustantivo masculino
1. religión ángel de grado inferior a los serafines En el cuadro hay querubines.
2. niño pequeño que es muy bello Tu hijo es un querubín encantador.
Sinónimos

querubín

sustantivo masculino
serafín.
Se aplican a personas, particularmente a niños de gran belleza.
Traducciones

querubín

cherubino

querubín

Cherub

querubín

الملاك

querubín

Cherub

querubín

Χερουβείμ

querubín

Херувим

querubín

Cherub

querubín

Cherub

querubín

SMcherub
Ejemplos ?
-¡A la guardia!, ¡a la guardia!, que se matan -gritó interponiéndose entre ambos la señá Pepa la Madrugona, y -Ve con la Divina y con tos sus querubines que ya nos veremos; que yo te juro que nos veremos -exclamaba momentos después el tío Cerote, procurando inútilmente desasirse de los que lo sujetaban para acometer al Calderero, al que se llevaban casi en volanda algunos de los vecinos que habían acudido al desesperado gritar de Pepa la Madrugona.
Mi corazón fascinaste cuando me ofreciste el bien; pero (¡oh mundo!), me engañaste porque en infierno trocaste lo que yo juzgaba Edén. Tú me mostraste unos seres con rostros de querubines y con nombres de mujeres, tú me brindaste placeres en ciudades y festines.
Cuando estuve sentado al lado de su cama me dijo que le parecía que todavía me estaba llevando por la carretera de Bloonderstone y que aquello le hacía mucho bien. Como estaba en la cama tapado hasta el cuello, sólo se le veía la cabeza, como a los querubines, y hacía un efecto muy grotesco.
Cubrió también de oro las salas. 10 Y dentro del lugar santísimo hizo dos querubines de forma de niños, los cuales cubrieron de oro.
Ría al oír esta frase el Mefistófeles que todos llevamos dentro del alma, agite las luengas plumas del rojo birrete, crispe diabólica mueca su irónica fisonomía, iluminada por un reflejo de infierno y lance al aire su carcajada de burla; sin tocar la alfombra porque al pensar en ella la veo, incontaminada por la atmósfera de la tierra, insexual y radiosa como los querubines de Milton.
89 Y cuando entraba Moisés en el tabernáculo del testimonio, para hablar con El, oía la Voz que le hablaba de encima de la cubierta que estaba sobre el arca del testimonio, de entre los dos querubines: y hablaba con él.
2 Y levantóse David, y fué con todo el pueblo que tenía consigo, de Baal de Judá, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de Jehová de los ejércitos, que mora en ella entre los querubines.
22 Cubrió pues de oro toda la casa hasta el cabo; y asimismo vistió de oro todo el altar que estaba delante del oráculo. 23 Hizo también en el oráculo dos querubines de madera de oliva, cada uno de altura de diez codos.
17 Y harás una cubierta de oro fino, cuya longitud será de dos codos y medio, y su anchura de codo y medio. 18 Harás también dos querubines de oro, labrados á martillo los harás, en los dos cabos de la cubierta.
19 Harás, pues, un querubín al extremo de un lado, y un querubín al otro extremo del lado opuesto: de la calidad de la cubierta harás los querubines en sus dos extremidades.
6 Cubrió también la casa de piedras preciosas por excelencia: y el oro era oro de Parvaim. 7 Así cubrió la casa, sus vigas, sus umbrales, sus paredes, y sus puertas, con oro; y esculpió querubines por las paredes.
27 Y puso estos querubines dentro de la casa de adentro: los cuales querubines extendían sus alas, de modo que el ala del uno tocaba á la pared, y el ala del otro querubín tocaba á la otra pared, y las otras dos alas se tocaban la una á la otra en la mitad de la casa.