quemazón

(redireccionado de quemazones)
También se encuentra en: Sinónimos.

quemazón

1. s. f. Acción y resultado de quemar o quemarse. quemadura
2. Calor excesivo.
3. Sensación de ardor o picor. comezón
4. Comentario picante y provocativo con el que se pretende ofender o avergonzar a la persona a quien se dirige. pulla
5. Sentimiento de irritación o enfado. resquemor
6. Desazón moral por un deseo no logrado o satisfecho. resentimiento
7. MINERÍA Metal esponjoso, parecido a una espuma, que es una de las señales de la veta.

quemazón

 
f. Quema (acción y efecto).
Calor excesivo.
fig.Comezón.
fig. y fam.Dicho picante con que se zahiere a uno para sonrojarle, y sentimiento que causa.
min. Espuma de metal ligera, hoyosa y chamuscada que es una de las señales de la veta.
Sinónimos
Traducciones

quemazón

burning, pique

quemazón

arsura

quemazón

Brennen

quemazón

branden

quemazón

حرق

quemazón

καύση

quemazón

燃烧

quemazón

燃燒

quemazón

SF
1. (= acción) → burning, combustion (CAm, Caribe, Méx) → fire
2. (= calor intenso) → intense heat
3. (= picazón) (Med) → burning sensation (fig) → itch
4. (= comentario) → cutting remark
5. (= resentimiento) → pique, resentment
6. (Com) (= saldo) → bargain sale, cut-price sale
7. (Cono Sur) (= espejismo) → mirage (on the pampas)

quemazón

fburning; itching (that burns)
Ejemplos ?
La causa de tales incendios se debería a las quemazones ilegales con el objetivo de deforestación y luego extensión de la ganadería vacuna a un bioma que le es inadecuado, o la plantación de soja.
Fue en el pasado un emporio minero (durante los siglos XVIII y XIX); documentos de los años 1800 aseguran que San José de Yuscarán, como también se le conoce, fue fundado para la década de 1730, época en que se hicieron los primeros descubrimientos de las ricas y cercanas minas, llamadas “Quemazones y Guayabillas”, a San José de Yuscarán y otras más.
«Yo, he visto traer a centenares maniatadas a estas amables criaturas, y darles muerte a todas juntas, como a las ovejas.»Fue a Cuba de cura con Diego Velázquez, y volvió de puro horror, porque antes que para hacer casas, derribaban los árboles para ponerlos de leñas a las quemazones de los taínos.
Un día, las bebederas estuvieron sin agua; otro día, faltó una punta de hacienda en el rodeo; una manada ajena iba tomando querencia en el campo; había habido dos quemazones seguiditas, y así, varias otras cosas que al patrón pronto le fastidiaron.