quemarropa


También se encuentra en: Sinónimos.

quemarropa

1. loc. adv. Se usa para indicar disparando desde muy cerca en la expresión a quemarropa.
2. Se usa para indicar de manera directa y brusca en la expresión a quemarropa le interrogaron a quemarropa tan pronto asomó la nariz por la puerta.

quemarropa, a

 
loc. adv. A poca o ninguna distancia.

quemarropa

(kema'ropa)
indica que se dispara a un blanco desde muy cerca Fusilaron al prisionero a quemarropa.
Sinónimos

quemarropa


a quemarropa locución adverbio 1 cerca*, a bocajarro, a un paso, a dos dedos (col.). lejos. 2 a bocajarro, bruscamente.
Ejemplo: me pidió dinero a quemarropa y no supe qué decirle.
Traducciones

quemarropa

a quemarropa ADVpoint-blank
Ejemplos ?
Echegaray lo detuvo, largándole á quemarropa este trabu- cazo: Si nihil dificile est, según tu lengua relata, enderézate esa pata que la llevas al revés.
Sin duda tiene imán para que los poetas la persigan y la espeten á quemarropa, por lo menos, un soneto de aquellos que parecen una puñalada en el hígado.
Prevenida sobre todo lo que tenía que hacer, lo siento en un canapé, hago que incline su cabeza sobre uno de los bordes; tenía abiertos los muslos, le desabrocho la bragueta, cojo una verga blanda y corta que no anuncia ninguna erección, se la sacudo, el hombre abre la boca; sin dejar de meneársela, recibiendo los manoseos de sus manos impúdicas que se pasean por mis nalgas, le lanzo a quemarropa dentro de la boca toda la digestión imperfecta de un almuerzo que el emético me hacía devolver.
Sucedió que un domingo, después de oír misa en San Agustín, pasó por el portal la Perla sin compañera, de bracero con su dueño y señor el Niño de gonces. Verla Mauro Cordato y apasionarse de ella furiosamente, fue todo uno. Escopetazo a quemarropa y... ¡aliviarse!
Al principio se desahogó con alusiones que Carlos no comprendió; luego, con reflexiones ocasionales que él dejaba pasar por miedo a la tormenta; finalmente, con ataques a quemarropa a los que no sabía qué contestar.
¿Quiérela vuesa merced por esposa? Pregunta tan a quemarropa hecha dejó por un instante en suspenso al mancebo. -No, señor virrey -contestó al cabo con resolución.
No era el lance para menos. Estar en lo mejor del sueño y ser despertado para recibir a quemarropa tan terrible escopetazo... se lo doy al más guapo.
Díaz Guerra se batía en primera fila con su revólver; sus viejos años pasados en el destierro, se habían vuelto de repente los ligeros y audaces del guerrillero de la Intervención. Un fragmento de bala le hirió en la mejilla; otra bala disparada sobre él a quemarropa desde una ventana le atravesó un brazo.
Jerezanas, colibríes de tápalo y quitasol, que vagabundas en la gloria matutina paraban junto a mis rejas, por espiar la joyente canción de mi madrina rememorando a Serafín Bemol: "Si soy la causa de lo que escucho, amigo mío, lo siento mucho..." Jerezanas, a cuyos rostros que nimbaba el denso vapor estimulante de la sopa, el comensal airado y desairado disparaba el suspiro a quemarropa.
Consideremos, durante una balanza, a quemarropa, a Calderón, dormido sobre la cola de un anfibio muerto o a Cervantes, diciendo: “Mi reino es de este mundo, pero también del otro”: ¡punta y filo en dos papeles!
Al oír a Luisa, no pude por menos de sonreírme y antes de que Elena comenzase a explicarnos cómo entendía ella las bellezas de aquel género de música especialísimo, me volví hacia Julia para preguntarle a quemarropa.
Las calles de Las Vacas fueron recorridas en pocos minutos, trabándose combates a quemarropa con el resto de la guarnición, que dividida en varias secciones y protegida por los edificios, pretendió detener a los libertarios.