quemadero

quemadero, a

1. adj. Que debe ser quemado.
2. s. m. Sitio donde se queman las basuras.
3. HISTORIA Sitio donde se quemaba a los condenados a la hoguera.

quemadero, -ra

 
adj. Que ha de ser quemado.
m. Lugar donde se quemaba a los condenados a la pena de fuego.
Paraje destinado a la quema de animales muertos.
Ejemplos ?
Zona F:. La Esperanza. Fuentecica-Quemadero. Su parroquia es la de San Francisco de Asís. El barrio se originó a principios del siglo XX con el asentamiento de la población más desfavorecida a las afueras de la ciudad, en las cuevas del entorno, aunque es más que conocida la historia en esta zona de la ciudad con anterioridad.
Cuenta con un pequeño mercado en la Plaza del Quemadero. La plaza recibe este nombre muy probablemente por la posibilidad de localizarse en la misma el antiguo quemadero de los condenados a muerte por la Inquisición durante la Edad Moderna.
La existencia de un área de necrópolis se conocía desde unos años antes, entre 1868 y 1869, con motivo de los trabajos de allanamiento del llamado Camino del Quemadero.
Con la mitad de esto había más que suficiente pretexto para enviar un hombre al quemadero; mas Balseyra dio tales muestras de compunción, probando hasta la pared del frente que había pecado por tonto y no por judío, que el Santo Oficio, teniendo también en cuenta que la hacienda del reo era pobre bocado, lo sentenció a abjurar de levi y a salir por las calles de Lima en bestia de albarda, con sambenito, coroza, pregonero y espantamoscas.
Respondimos a todo; y sacando el que parecía jefe de los demás un volumen membranáceo, leyó en él no sé qué índices o apuntaciones, y al acabar nos dio por respuesta -¡oh, respuesta amarga, más que las adelfas y el absintio póntico!- nos respondió que nosotros no estábamos reconocidos por sonoros elocuentes vates sino por copleros adocenados y misérrimos, que nuestras obras se habían examinado en el Parnaso y que todas ellas estaban destinadas al quemadero; que Apolo nos había maldecido solamente en pleno consistorio hasta unas cuatro docenas de veces, y que sería ofenderle el dar un solo paso adelante.
Por eso creo yo que si el general Prim estuvo a la altura de su ilustre progenie al descolgar su escudo de armas para ofrecérselo al país como la mejor garantía de su lealtad, anduvo no poco desacertado en desconocer que el Congreso, representación genuina de la idea nueva, está más que flojo en heráldica, resabio de bárbaras costumbres de ominosos tiempos en que apenas se hablaba de nebulosas y tal vez hubiera algún sabio capaz de confundir los residuos humanos de un quemadero de herejes con la barredura y los escombros de una fábrica de hules .
El condenado Mateo Salado fue ejecutado ese mismo día en el «quemadero» que se ubicaba aproximadamente donde hoy se encuentra la Plaza de toros de Acho.
Tras tres horas de confesión completa en la Cárcel Real, fue llevada al quemadero, que se había preparado en el prado de San Sebastián, donde a las cinco de la tarde se le dio garrote, y su cadáver fue dispuesto en la hoguera, donde se estuvo consumiendo hasta las nueve de la noche, cuando se consideró consumido, y se esparcieron las cenizas.
Realizó sus estudios primarios en el colegio “Ave María” del barrio de El Quemadero de la ciudad de Almería, a donde marchó con su familia a la edad de seis años.
En su perímetro se ubican tres esculturas: al este la de los Concheros, y al oeste otras dos dedicadas a importantes figuras que vivieron aquí: Fray Junípero Serra y Fray Antonio Margil de Jesús. Plazuela de la Merced: también llamada "del quemadero", pues ahí se ejecutaban las sentencias de la Inquisición.
Tiempo después, a esta primera traza se agregaría una ampliación sobre el sitio donde estaba el Quemadero de la Santa Inquisición, dilatándose sobre las plazuelas de Santa Isabel y San Diego.
Los 20 volúmenes empezaban por A, B.B.C., Cham, Creel, Dvandra, Follow, Hat, Interval, Look, Moul, Ow, Poise, Quemadero, Rob, Ser, Soot, Su, Thru, Unemancipated, y Wave.