quejumbroso

(redireccionado de quejumbrosa)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con quejumbrosa: enfadado, sintomatologia

quejumbroso, a

1. adj. Que tiende a quejarse sin motivo. quejicoso
2. Se aplica a la voz, tono o palabras que expresan queja me explicó su situación con voz quejumbrosa. lastimero

quejumbroso, -sa

 
adj. Que se queja con poco motivo, o por hábito.

quejumbroso, -sa

(kexum'bɾoso, -sa)
abreviación
1. persona que se queja sin causa de manera frecuente Mi jefe es quejoso y malhumorado.
2. voz que expresa una queja Hablaba con tono quejumbroso.
Sinónimos
Traducciones

quejumbroso

flebile, lagnoso, querulo

quejumbroso

ADJ = quejoso
Ejemplos ?
A la quejumbrosa melodía de los recentales, acorralados y ateridos, contestaban desde afuera los bajos profundos y cariñosos de las madres, mientras que Rufa y Eduvigis renegaban, si Dios tenía qué, en las bregas y afanes del ordeño.
Casas nuevas y chatas, calle de empedrado tumultuoso por la tortura diaria de enormes carros, veredas angostas plagadas de traspiés, nada me distraía, cuando el rumor de una voz quejumbrosa llegó a mí, al través de la noche, pálidamente aclarada por un pedazo de luna muriente.
-Camará, y que mó de perder la vergüenza que tiéen toitos los hombres -exclamaba momentos después Currita la Quinquillera, saliendo del hondilón y plantándose en mitad de la calle bañada en sol y en aquello momentos llena de una riente multitud, que mataba el ocio en puertas y ventanas con alegres charloteos; descansó en tierra el extremo de su portátil «establecimiento», y gritó con voz dulce y quejumbrosa: ::::Niñas, encajes, randas, peinetas, ::::y agujillas y agujetas ::::e corales de la mar: ::::yo to lo vendo y a precio bajo ::::y cambio hasta el refajo ::::con la que quiera cambiar.
Apagaban las luces, encendían un proyector policromo, y Molly danzaba infatigable sobre las mal unidas tablas de la escena. Sonaba en la orquesta un aire turco; después, un aire moro; después una quejumbrosa tonada india.
-No, Abel, no, no digo eso -y tomó Joaquín tono de quejumbrosa súplica, diciéndole-: Vete, vete de aquí, vete a vivir a otra parte, déjame con él..., no me lo quites...
-Strauss es el bardo eufónico de la juventud de nuestros tiempos, entusiasta como las ideas que la inspiran, quejumbrosa al estrellarse contra la roca levantada por el duro y árido positivismo de nuestra época; vagarosa como ese océano de poesía incierta y desconsolada, peculiar de nuestro dudoso siglo; rechazada por do quiera, solo encuentra un cauce en el desierto sin horizontes de su infinito.
En las primeras horas de la noche cierra tu casa; no te asomes a la calle atraída por el son de la flauta quejumbrosa, y permanece insensible, aunque te llame mil veces dura y cruel.
¡Salir de la casa glacial, severa, donde los zapateos de los servidores, ahora numerosos, resonaban como pasos de estatuas de plomo, y donde sólo se oía el resuello asmático del padre, el suspiroteo de la madre, vagamente quejumbrosa, y el abanico de las hojas que volvía don Gutierre, sepultado en su eterna lección!
Resonaba como el croar de las ranas, como el grito de un ave quejumbrosa, pero ahora se entendía claramente: «¡Entiérrame, por amor de Dios, entiérrame!».
No me gusta nada pertenecer al sueño de otras personas --continuó diciendo con voz más bien quejumbrosa como que estoy casi dispuesta a ir a despertarlo y ¡a ver qué pasa!
Nunca se me ha ocurrido matar una gallina; me desmayo viendo correr la sangre. Y decia esto con la misma voz quejumbrosa de antes, débil, anonadado, como si sintiera el lento desplome de su interior.
Febrero, 17 Mi anterior la interrumpieron loa dulces ecos de una vihuela y la tierna y quejumbrosa voz de un enamorado que había escogido el silencio de la noche para venir a cantar los quebrantos de su corazón al pie mismo de la ventana donde dormía tranquilamente la causadora de ellas.