quejar

(redireccionado de quejando)

quejar

(Del lat. vulgar quassiare < lat. quassare, golpear violentamente.)
1. v. prnl. Expresar una persona un dolor físico o moral con palabras o gritos se quejaba mientras le quitaban los puntos. clamar, gemir, lamentar
2. Expresar disgusto, descontento o disconformidad con una persona o una cosa se queja de los vecinos; me quejo porque es injusto. protestar
3. DERECHO Presentar una querella contra una persona el abogado se quejó contra el acusado. querellarse
4. v. tr. Causar un sufrimiento o una enfermedad dolor a una persona. aquejar

quejar

 
tr. Aquejar.
prnl. Expresar con palabras o gritos el dolor que se siente.
Manifestar uno su resentimiento.
Ejemplos ?
Claro, como no puedo estar en secreto y se publica que voy a poner una primera piedra aquí, que voy a inaugurar una exposición allá, que voy a estar tal día en tal lugar, se enteran, y cuando llego ¡los montones de cartas! No me estoy quejando, ¡si a mí nadie me metió en esto, que fui yo solo el que me metí en esto!
--empezó a responder Alicia; pero la Reina roja la interrumpió impacientemente. --¡Eso es precisamente de lo que me estoy quejando!
Recibimos para la torta, una gard! Doch ik vrees niet, dat wij klagen, Pero me temo que no es que nos estamos quejando, Vader, Moeder zijn te goed!
Usted Moreno, que siempre me habla de los frigoríficos, de los trabajadores y los empleados, pero se están quejando porque dicen que pagan ganancias, así que tendríamos que revisar lo que estamos pagando acá porque me parece que hay un sector que no quiere...
Les dijo: ─ ¿Sois desgraciados los que estáis aquí? ─ Ay, señor rey, nosotros solamente nos estábamos quejando ─dijo la mujer─, porque en tres o cuatro meses yo tendré un niño.
Si alguien se sorprende que pese a la frecuencia de sueños de volar, caer o sacarse un diente, me esté quejando de la falta de material, debo decir que yo mismo no he tenido sueños así desde que empezó mi interés por la interpretación onírica.
Y llegando con ella, hallome quejando, todavía con mi llave en la boca, que nunca la desampare, la mitad fuera, bien de aquella manera que debía estar al tiempo que silbaba con ella.
Como se estaba continuamente quejando de Tostes, Carlos imaginó que la causa de su enfermedad estaba sin duda en alguna influencia local, y, persistiendo en esta idea, pensó seriamente en ir a establecerse en otro sitio.
¡Ay muerte arrebatada! Por ti me estoy quejando al cielo y enojando con importuno llanto al mundo todo: tan desigual dolor no sufre modo.
VII REPLICA EL AQUEJADO Ese Dios alto sin cuento, bien sé yo que es el mayor; mas, con mi gran desatiento, le tengo muy descontento por servir a ti, traidor, que con tu ley halaguera me engañaste, y has traído a dejar la verdadera, y seguirte en la manera que sabes que te he seguido. VIII En ti solo tuve fe después que te conocí; pues ¿cómo pareceré ante el Dios a quien erré quejando del que serví?
Ha, muy poco, replicó el hombrecillo de Saturno. Lo mismo sucede en nuestro pais, dixo el Sirio, siempre nos estamos quejando de la cortedad de la vida.
Y con las mismas armas promete luchar acérrimamente contra Joviniano en favor de la doctrina católica sobre el estado virginal, sobre la perseverancia, sobre la abstinencia y sobre el mérito de las buenas obras: «Contra cada una de sus proposiciones me apoyaré principalmente en los testimonios de las Escrituras, para que no se ande quejando de que se le vence más con la elocuencia que con la verdad»(25).