Ejemplos ?
Como representante del Gobierno y del pueblo español en este momento histórico, yo os traigo la alegre felicitación de todos mis compatriotas y coloco junto a la cuna de esta nación que va a nacer a la independencia los mejores votos de felicidad y prosperidad futura para el pueblo de Guinea y para su Gobierno.
-¿Y no es injusticia lo que tú hiciste con esa pobre chiquilla? Además...más que por ella y que por castigarte, es por el niño que va a nacer...
Costumbre, en ocasiones (normalmente celebraciones) como:: Un cumpleaños – el que cumple años recibe un pastel y regalos.: El Día del Padre – el padre recibe regalos.: El Día de la Madre – la madre recibe regalos.: La Navidad – gente intercambia regalos (muchas veces se implica que Los Reyes Magos en España o Papá Noel en muchos otros lugares del mundo son los proveedores del regalo): Una boda – la pareja recibe regalos y provee de comer y tomar en la recepción.: Un funeral – los visitantes traen flores, los parientes del muerto dan de comer y beber después de la parte ceremonial.: Un nacimiento – el recién nacido recibe regalos.: Un baby shower - los padres reciben un regalo para el hijo que va a nacer....
Yemaya y Oshun son responsables de la vida que va a nacer y posteriormente del cuidado de la misma, Nana realiza el camino inverso, conduce al terreno astral a las almas de los muertos, la señora del reino de la muerte es como la tierra blanda, que recibe los cadáveres, los arrulla y les da calor, es una repetición o simbolismo de cuando nos encontramos en el vientre materno, a través de ella son modificados y preparados para poder nacer nuevamente, porque solo a través de la muerte podrá acontecer posteriormente la nueva reencarnación, el nuevo nacimiento.
asciturus («el que va a nacer», participio de futuro en latín) es un término jurídico que designa al ser humano desde que es concebido hasta su nacimiento.
Origen del nombre Huayra Siempre, detrás de cada nombre, hay una historia. No solamente cuando hay que elegir uno para el bebé que va a nacer.
Del matrimonio con Petronila de Aragón tuvo a: El infante Pedro de Aragón (1152- antes de 1158), al que se alude como nasciturus (hijo que va a nacer) en un testamento dado por Petronila de Aragón el 4 de abril de 1152 estando en los trabajos del parto junto a Barcelona («in partu laborans, apud Barchinonam»).
Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios».