quío

(redireccionado de quía)
Búsquedas relacionadas con quía: quiá

quío, -a

 
adj.-s. De Quíos.
Ejemplos ?
Valoración cariológica de primates decomisados en el centro de Recepción y rehabilitación de fauna silvestre del DAMA. 2003. Agentes mitogénicos para cultivos de linfocitos en quelonios. Revista Orino quía. 17:47-49. ISSN 0121-3709.
Rev Chil Pediatr 2008; 79 (1): 50-53 Battaglia A, Carey JC, South ST (2015) GeneReviews Asociación americana de apoyo a los síndromes asociados a 4p-, especialmente los casos del síndrome de Wolf-Hirschhorn, quía básica para padres y profesionales de la salud
princeps inter pares: primero entre sus iguales) principia ('principios') puber Q) quantum (en el latín original significa "paquete", sin embargo en física refiere a las cuasipárticulas con características de onda electromagética, el plural latino de quantum es: quanta) quid quidam (palabra que se suele traducir por "transeúnte anónimo", "alguien" y más despectiva o derogativamente como "cualquier sujeto", "cualquier tipo", "un cualquiera", abreviado el latinismo a veces por la palabra despectiva quía) quorum (actualmente escrito españolizadamente...
Continúa por la línea de división de aguas entre los afluentes de los ríos Tuira y Atrato y asciende por Altos de Quía hasta el siguiente hito.
Durante el conflicto, el territorio de Eretria incluiría un cuarto de la isla de Eubea, así como las islas cercanas de las Cícladas: Andros, Tenos y Quía.
Las montañas más altas de la Provincia de Darién son: Tacarcuna (2.280 m.s.n.m.), Piña (1.581 m.s.n.m.), Pirre (1.569 m.s.n.m.), Nique (1.550 m.s.n.m.), Chucantí (1.430 m.s.n.m.), Pavarandó, Armila, Tanela (1.415 m.s.n.m.), Sapo y Altos del Quía (1.361 m.s.n.m.) En relación con el país, el Darién tiene el 8% de las tierras aptas para cultivos intensivos, el 60% aptas para pastos, cultivos permanentes y producción forestal, y el 25% para protección y reservas forestales.
Grandeza de España, no enumerando, como no debemos hacerlo, la que varios virreyes investían, como el conde de Alba de Liste (que fué el primero que trajo esa jerai-quía en 1655), el de Lemos, el de la Monclova, el marqués de Cas- lell-dos-rius y el príncipe de Santo Buono (que fué el último en 1716) diremos que sólo hubo una, conferida á familia pe- ruana, y fué la que obtuvo en 1779, con el título de duque de Sai» Carlas, el correo mayor de las Indias don Fermín de Garba jal y Vargas, natural de Lima; y recayó en él des- pués de tener la grandeza honoraria, desde 1768.
Las tendencias monárquicas de que, juzgando con ligereza, so hace capítulo de acusación contra el héroe de San Lorenzo, las disculpa Mitre con estas palabras: — «Si buscaba la monar- quía constitucional, era sin ambición personal, anteponiendo sus convicciones republicanas á lo que consideraba relativa- »mcntc mejor para coronar la Independencia con un gobierno estable, que conciliase el orden con la liberlad y corrigiese «la anarquía.» Siempre hemos opinado que el plan monárquico de San Martín era hijo de una conciencia honrada y de verdadera sen- satez.
Del octavo, ó sea Saladillo: al Sudeste, el riacho ancho del Atajo; al Norte, el riacho de Oro; y su afluente el riacho Quía; el Oeste, el grado sesenta del Meridiano de Greenwich, y al Este, el río Paraguay.
Bolívar había anatematizado varias veces la monar- quía en América, no en nombre de la República precisamente, •sino fundándose en la razón de hecho de no poderla estable- •cer con solidez, y había rechazado con ruidosa ostentación »la corona que alguna vez se le ofreció.— Yo no soy Napoleón, »ni quiero serlo (dijo): tampoco quiero imitar á César ni á • Ilúrbide: tales ejemplos me parecen indignos de mi gloria.
Por azar yendo a Delos, de la quía tierra a las orillas me acoplo, y me acerco a los litorales con diestros remos, y doy unos leves saltos y me meto en la húmeda arena: la noche cuando consumida fue –la Aurora a rojecer a lo primero 600 empezaba–, me levanto, y linfas que traigan recientes encomiendo, y les muestro la ruta que lleve a esas ondas; yo, qué el aura a mí prometa, desde un túmulo alto exploro, y a los compañeros llamo y regreso a la quilla.
Del noveno, ó sea Coronel Martines de Hoz: al Este, el río Bermejo; al Sud, el riacho de Oro y su afluente el riacho Quía; y al Este, el grado sesenta del Meridiano de Greenwich.