purpúreo

(redireccionado de purpúreas)

purpúreo, a

1. adj. De color o de tono púrpura ese vestido purpúreo te sienta bien.
2. De la púrpura.

purpúreo, -a

 
adj. De color de púrpura.
Relativo a la púrpura.

purpúreo, -rea

(puɾ'puɾeo, -ɾea)
abreviación
que es de color púrpura o tiene un tono de este color la capa purpúrea de un rey
Traducciones

purpúreo

paars

purpúreo

roxo

purpúreo

الأرجواني

purpúreo

紫色

purpúreo

紫色

purpúreo

Lilla

purpúreo

סגול

purpúreo

보라색

purpúreo

ม่วง

purpúreo

ADJpurple
Ejemplos ?
Hombres de Emilia y los del agro romano, ligures, hijos de la tierra del milagro partenopeo, hijos todos de Italia, sacra a las gentes, familia que sois descendientes de quienes vieron errantes a los olímpicos dioses de los antaños, amadores de danzas gozosas y flores purpúreas y del divino don de la sangre del vino; hallasteis un nuevo hechizo, hallasteis otras estrellas, encontrasteis prados en donde se siembra, espiga y barbecha, se canta en la fiesta del grano y hay un gran sol soberano, como el de Italia y de Jonia que en oro el terruño convierte: el enemigo de la muerte sus urnas vitales vierte en el seno de la colonia.
Al Conde de Niebla) Estas que me dictó, rimas sonoras, Culta sí aunque bucólica Talía, Oh excelso Conde, en las purpúreas horas Que es rosas la alba y rosicler el día, Ahora que de luz tu niebla doras, Escucha, al son de la zampoña mía, Si ya los muros no te ven de Huelva Peinar el viento, fatigar la selva.
Las Gracias amorosas con las Ninfas un coro texieron en el claro, undoso seno; y de purpúreas rosas embueltas en el oro con ámbar oloroso y flores lleno, dulce despojo ameno del revestido prado, las guirnaldas mesclaron, y alegres coronaron el cabello sutil, crespo y dorado, que, cual de las estrellas, por el aire bolaron sus centellas.
Para no decir estoy con el mes, ´´o con la regla, se acordará que de las fiestas de guardar se escriben con letra colorada, y dirá estoy de guardar; y si el interlocutor es graduado, dirá tengo calendas purpúreas .
575 Una urdimbre suspende, experta, del bárbaro telar, y unas purpúreas notas entretejió en los hilos blancos, indicio de la abominación, y concluido se lo entregó a una, y que lo lleve a su dueña con el gesto le ruega.
Ayer las rosas purpúreas se fundían en la blancura de su tez, y hoy el rubor la colorea con más rojos matices; su pie era diminuto, y aun conserva su lindísima forma; alta fué y graciosa, y alta y graciosa sigue siendo; tenía unos ojos provocado res, y todavía resplandecen como estrellas los ojos con que me burló tan a menudo su perfidia.
Encamínase luego Eneas, acompañado de innumerable muchedumbre, al sepulcro de su padre, donde, según el rito de las libaciones, derrama en tierra gota a gota dos copas llenas de vino, dos de leche recién ordeñada y dos de sagrada sangre; esparce por cima purpúreas flores y exclama así: "Salve, ¡Oh santo padre mío!
Cada crujido de las cortinas purpúreas y cetrinas me embargaba de dañinas dudas y mi sobresalto era tal que, para calmar mi angustia repetí con voz mustia: "No es sino un visitante que ha llegado a mi portal; un tardío visitante esperando en mi portal.
Su dueña entonces, clavó dos varas, amarró el tallo, y la guirnalda de brillante follaje y de campánulas purpúreas se fue extendiendo, pomposa y exuberante, hasta formar un dombo.
Una doncella, digo, por quien decían todas las curiosas lenguas, y afirmaban los más raros entendimientos, que era la de más perfecta hermosura que tuvo la edad pasada, tiene la presente y espera tener la que está por venir; una por quien los poetas cantaban que tenía los cabellos de oro, y que eran sus ojos dos resplandecientes soles, y sus mejillas purpúreas rosas, sus dientes perlas, sus labios rubíes, su garganta alabastro; y que sus partes con el todo, y el todo con sus partes, hacían una maravillosa y concertada armonía, esparciendo naturaleza sobre todo una suavidad de colores tan natural y perfecta, que jamás pudo la envidia hallar cosa en que ponerle tacha.
Izaron el mástil, descogieron las velas, que hinchó el viento, y las purpúreas ondas resonaban en torno de la quilla mientras la nave corría siguiendo su rumbo.
¡Imiten nuestras flámulas tus olas, tremolando purpúreas en tu muro, que en cenizas te pienso ver surcado o de tus ondas o de nuestro arado!