pureza


También se encuentra en: Sinónimos.

pureza

1. s. f. Calidad de lo que no tiene mezcla de otra cosa se fue al monte a respirar aire puro. limpieza
2. Estado de la persona que no ha consumado la unión sexual. integridad, virginidad
3. Actitud purista al hablar o escribir.

pureza

 
f. Calidad de puro.
fig.Casticismo en el lenguaje.
fig.Virginidad, doncellez.
teol. Virtud de la castidad en sumo grado.

pureza

(pu'ɾeθa)
sustantivo femenino
1. contaminación ausencia de mezcla con otra cosa beber agua de gran pureza
2. ausencia de imperfecciones y defectos Deseo alcanzar la pureza del alma.
3. estado de quien no ha tenido relaciones sexuales Su pureza es fingida.
Sinónimos
Traducciones

pureza

Reinheit

pureza

pureté

pureza

pureza

pureza

نقاء

pureza

чистота

pureza

纯度

pureza

純度

pureza

čistota

pureza

renhed

pureza

טוהר

pureza

純度

pureza

renhet

pureza

SFpurity
Ejemplos ?
Otros intentarán gozar de la pureza del aire montañero y el regocijo los dominará y se sentirán vaqueros o niños excursionistas o pioneros o gambusinos; nostalgia animal de las cavernas trogloditas...
Yo, que si no he leído todo, he leído casi todo lo que se ha escrito (en obras que circulan, por supuesto) sobre “El Santo de la Espada”, y, que comencé a reconocerlo cuando tenía rubios los cabellos que ahora peino grises, no había tenido tiempo aún de percatarme, por la omisión del estudio crítico y de conjunto que recién acabo de realizar, de la hoy, para mi criterio, soberana estatura moral de San Martín; de su resplandeciente heroísmo militar y civil, de su americanismo ejemplar; de su abnegación docente; de su genio de estratega; de su respeto a la soberanía popular; de su pureza de administrador; de su personal modestia; de su energía, de su desinterés y de sus talentos.
Gemían en procura del conocimiento perfecto. La verdad se alzó en toda la pureza de su fuerza y de su excelsa majestad, y los sensatos se inclinaron y adoraron.
Por este medio, libres y rescatados de la locura del cuerpo, hablaremos, como es verosímil, con hombres que disfrutarán de la misma libertad y conoceremos por nosotros mismos la esencia pura de las cosas y quizá sea ésta la verdad; pero al que no sea puro no le será nunca dado alcanzar la pureza.
Llevas en la boca tu melancolía De pureza muerta, y en la dionisiaca Copa de tu viente la araña que te teje El velo infecundo que cubre la entraña Nunca florecida con las vivas rosas, Fruto de los besos.
Pero acercarse a la naturaleza de los dioses es lo que nunca estará permitido a los que no filosofaron toda su vida y cuyas almas no han salido del cuerpo con toda su pureza; esto sólo se reserva para el verdadero filósofo.
Entonces Lavalleja estaba en el Durazno, al frente del Ejército y en delegación desempeñaba las funciones de Gobernador en “lo político” el patriota intachable de todos los tiempos, don Manuel Calleros, quien se las arreglaba sin ministros titulares porque los fondos del Estado no daban para rumbo, y sí apenas para cubrir con pureza los gastos primordiales del presupuesto militar.
En cambio, la que pasó su vida en la templanza y la pureza, tiene por compañeros y guías a los mismos dioses, y va a habitar en el lugar que le está preparado, porque hay diversos maravillosos lugares en la Tierra, y esta misma no es tal como se la figuran aquellos que acostumbran a haceros descripciones, como por uno mismo de ellos he sabido.
Allí se están dos o tres días, unas junto a otras, en haces disciplinados, con su mástil único y oblicuo teñido de añil, su obra muerta de color añil, sus hombres hercúleos con anchos calzones azules, prietas camisetas de punto, boinas ajustadas, pipas en las bocas, semblantes triangulares, tallados en carne bruna por el hacha de un dios terco y simplista. N o cabe imagen más llena de estilo, en que un modo de vida se exprese a sí mismo con tal pureza y plenitud.
Que mas que advertido amante Juzgaba el mal de Argentina, Hijo de duda mezquina En su inalterable amor, Y en la pureza fiado De su tranquila conciencia Aguardaba con paciencia Que saliera de su error.
O en Rafael Ángel de la Peña, (1905).“La Gramática es el arte de expresarse con claridad, propiedad, pureza y elegancia” y obvio, “El nuevo Quirós, Antigua imprenta de Murguía, (1904): “La Gramática es la colección de reglas especiales a que se sujeta la lengua castellana de por sí, sancionada por el uso de los doctos”.
Percibieron sus sentidos con exquisita pureza, y comprendió su cabeza con cabal exactitud, y exento de la locura que su cerebro asaltaba, por vez primera gozaba perfectísima quietud.