pupilo


También se encuentra en: Sinónimos.

pupilo, a

(Del lat. pupillus .)
1. s. Huérfano o huérfana menor de edad, respecto de su tutor.
2. Persona que se hospeda en una casa particular por un precio convenido.
3. s. m. DEPORTES Jugador respecto de su entrenador.
4. medio pupilo 1. El que solamente come el mediodía en una casa de huéspedes. 2. Alumno mediopensionista.
5. a pupilo loc. adv. Alojado y mantenido por un precio determinado.

pupilo, -la

  (del l. pupillu)
m. f. Persona que se hospeda en casa particular por precio ajustado.
A pupilo. loc. adv. Alojado y mantenido por precio.
Medio pupilo. El que solamente come al mediodía en una casa de huéspedes.
Alumno que permanece en el colegio hasta la noche, haciendo en él la comida del mediodía.
m. der. Huérfano menor de edad respecto de su tutor.

pupilo, -la

(pu'pilo, -la)
sustantivo masculino-femenino
1. persona que ha perdido sus padres respecto de su tutor la pupilas de un convento
2. persona que aprende de un maestro o profesor Soy su pupilo.
Sinónimos

pupilo

, pupila
sustantivo
Traducciones

pupilo

žák

pupilo

elev

pupilo

Pupille

pupilo

pupilli

pupilo

učenik

pupilo

生徒

pupilo

학생

pupilo

leerling

pupilo

pupill

pupilo

źrenica

pupilo

aluno

pupilo

pupill

pupilo

นักเรียน

pupilo

học sinh

pupilo

学生

pupilo

/a SM/F
1. (en pensión) → boarder; (en un orfelinato) → inmate
2. (Jur) → ward
3. (Dep) → player
Ejemplos ?
Informada doña Pacha de las habilidades del pupilo como franjista y tejedor púsolo a la obra, y pronto varias señoras ricas y encopetadas le encargaron antimacasares y cubiertas de muebles.
90.- Mientras que una persona no hubiere cumplido dieciocho años, no será lícito al tutor o curador que haya administrado o administre sus bienes casarse con ella, sin que la cuenta de la administración haya sido aprobada por el juez, con audiencia del ministerio público. Igual inhabilidad se extiende a los descendientes del tutor o curador, para el matrimonio con el pupilo o pupila.
Pizarro había ofrecido al joven Almagro, que quedó huérfano a la edad de diez y nueve años, ser para él un segundo padre, y al efecto lo aposentó en palacio, pero fastidiado el mancebo de oír palabras en mengua de la memoria del mariscal y de sus amigos, se separó del marqués y se constituyó pupilo de Juan de Rada.
Cuidado entonces con los esquiladores; porque allí donde hay un rebaño, habrá necesariamente también esquiladores y aprovechadores del rebaño. El pueblo, en ese sistema, será el escolar y el pupilo eterno.
M. en la práctica ha sido un mero pupilo, dependiente en cada caso de las Cortes. 45.- Dijo el Artículo 17: Que la potestad de aplicar las leyes en las causas civiles y criminales reside en los tribunales: y sin embargo no hemos visto a ningún alcalde ordinario ocupado en tantos juicios y quejas como el Congreso.
Artículo 243.- No se obligará a declarar al tutor, curador, pupilo o cónyuge del inculpado ni a sus parientes por consanguinidad o afinidad en la línea recta ascendente o descendente sin limitación de grados y en la colateral hasta el cuarto inclusive, ni a los que estén ligados con el inculpado por amor, respeto, cariño o estrecha amistad; pero si estas personas tuvieren voluntad de declarar se hará constar esta circunstancia y se recibirá su declaración.
La posesión de estas cosas tan vivamente deseadas y la perspectiva de ser admitido como pupilo por la señorita Gamard endulzaron mucho el dolor que causaba a Birotteau la pérdida de su amigo el canónigo: tal vez no le habría resucitado, pero le lloró.
¿Hay que suponer, y por cierto muy gratuitamente, que hay entre Francia y los franceses, entre la simple denominación abreviada, abstraída, de todas las individualidades y de estas individualidades mimas, relaciones de padre a hijo, de tutor a pupilo, de profesor a escolar?
Cuando Birotteau y su amiga la señorita Salomón llevaban pasadas algunas veladas en su casa en compañía del fiel y paciente abate Troubert, una tarde, al salir de Saint-Gatien, la señorita Gamard dijo a sus buenos amigos, de quienes hasta entonces se había considerado una esclava, que las personas que quisieran verla podían ir una vez por semana a su casa, donde se reunían un número de amigos suficiente para una partida de boston; que ella no podía dejar solo al abate Birotteau, su nuevo pupilo; que la señorita Salomón no había faltado ni una noche en toda la semana; que ella se debía a sus amigos, y que..., y que..., etc., etc.
Artículo 563.- No se obligará a declarar al tutor, curador, pupilo o cónyuge del acusado, ni a sus parientes por consanguinidad o afinidad en la línea recta ascendente o descendente, sin limitación de grados y en la colateral hasta el tercero inclusive, ni a los que estén ligados con el acusado por amor, respeto o gratitud.
Ser pupilo de la señorita Gamard y llegar al canonicato fueron las dos grandes cuestiones de su vida; y quizá resumen exactamente la ambición de un presbítero que, considerándose como de viaje para la eternidad, no puede desear en este mundo más que un buen albergue, una buena mesa, vestidos decentes, zapatos con hebillas de plata -cosas suficientes para las necesidades animales- y una canonjía para satisfacer el amor propio, ese sentimiento indecible que ha de seguirnos, según dicen, hasta el lado de Dios, puesto que entre los santos hay categorías.
Así, pues, unos doce años antes del día en que Birotteau logró ser su pupilo, la señorita Gamard estaba encargada de mantener contentos y sanos al señor abate Troubert y al señor abate Chapeloud.