pupar

pupar

 
intr. Convertirse en pupa, crisálida.
Ejemplos ?
Cuando han comido todo el tejido rico en almidón y están listas para pupar, abren un hoyo en el pedúnculo y caen al suelo para enterrarse en él.
Cuando la larva ha alcanzado su desarrollo completo (tercer estadio o larva III) abandona su medio de sustento (carroña, animal, etc.) para enterrarse en el suelo y pupar para, posteriormente (entre 7 y 14 días en condiciones ideales), emerger el insecto adulto o imago.
En cambio, el aspecto general es muy diverso en los diferentes grupos. Las larvas del último estadio buscan un lugar apropiado para pupar.
2 pp. 297–309 El último estadio arroja esta capa fecal al entrar en el suelo para pupar. El mismo comportamiento se encuentra en Blepharida, un escarabajo pulga y Polyclada, el escarabajo de la hoja de África.
Algunos erotílidos durante los períodos adversos pueden pasar por una etapa de reposo como imagos o pupas dentro o cerca de su fuente de alimento. Las larvas mudan tres veces antes de pupar (Wegrzynowicz, 2002; Leschen, 2003; Robertson et al., 2004).
Más tarde secretan una hebra de seda para salir del lugar y quedar colgadas en el envés para pupar, después de 8 días a 20 °C salen los imagos.
La licuefacción de los tejidos y la desintegración se hace visible durante este momento y persiste el fuerte hedor. El fin de la putrefacción activa se señala por la migración de las larvas fuera del cadáver para pupar.
Las mariposas suelen poseer un estado de pupa expuesta, denominado crisálida. Sin embargo, existen notables excepciones a esta regla: por ejemplo, la mariposa Parnassius segrega un capullo para pupar.
Esta característica es muy obvia pues cuando se trata de manipularlos, estos se sujentan con fuerza a los dedos. Antes de pupar, las larvas de D.
Tras eclosionar, las larvas pasan por cuatro estadios larvarios llegando al final del último con una longitud de 7,5 mm y es de color verdoso con manchas rosadas, para después pupar en el suelo, sobre la superficie de las hojas o incluso dentro de las galerías, en función de las condiciones ambientales.
La fase siguiente surge a mediados de verano después de pupar durante dos o tres semanas, y comienza a su vez a alimentarse de las hojas.
Algunas especies pasan toda su vida en el agua, mientras que otras solo viven durante algunas etapas de su desarrollo en ella, es decir, algunos insectos depositan sus huevos en el agua y cuando eclosionan las formas inmaduras permanecen en ella, saliendo a pupar al medio terrestre, en donde los adultos pueden vivir.