Ejemplos ?
Una hora después, para explicarse lo sucedido, para matar los remordimientos que le punzan, Caín reflexiona que él mismo debió de trastornarse como ella, que creyéndose más frío, menos joven de lo que en rigor era todavía por dentro, no vio el peligro de aquel contacto.
Llamadla, que en llamándola con saña, con figuras, se la ayuda a arrastrar sus tres rodillas, como, a veces, a veces duelen, punzan fracciones enigmáticas, globales, como, a veces, me palpo y no me siento.