puntilla


También se encuentra en: Sinónimos.

puntilla

1. s. f. TEXTIL Adorno consistente en un encaje estrecho hecho de puntas u ondas que se suele añadir o coser a la orilla de otro encaje ancho.
2. CARPINTERÍA Instrumento usado por los carpinteros semejante a un cuchillo pequeño con punta redonda, que sirve para hacer trazos.
3. Puñal corto y agudo con que se remata a las reses. cachetero
4. dar la puntilla TAUROMAQUIA coloquial 1. Rematar las reses con el cachetero. 2. Causar la ruina de una persona o cosa: le dieron la puntilla dejándolo en la más absoluta miseria.
5. de puntillas loc. adv. 1. Modo de andar consistente en pisar con las puntas de los pies y levantar los talones. 2. De forma sigilosa.
6. ponerse una persona de puntillas coloquial Persistir con terquedad en una opinión aunque le contradigan.

puntilla

 
f. Encaje muy angosto hecho en puntas, para guarnecer pañuelos, escotes, etc.
Instrumento que, en lugar de lápiz, usan los portaventaneros para trazar.
Cachetero (puñal).
Tachuela, clavo pequeño.
De puntillas. loc. adv. Tocando en el suelo únicamente con la punta de los pies.

puntilla

(pun'tiʎa)
sustantivo femenino
bordado fino que se pone en los bordes de las prendas de lencería o de casa coser una puntilla a una camisa
se dice del modo de colocarse sobre las puntas de los pies Se asomó a la ventana de puntillas.
Sinónimos

puntilla

sustantivo femenino
cachetero (puñal).
Traducciones

puntilla

renda

puntilla

brad, tack

puntilla

kant

puntilla

дантела

puntilla

花边

puntilla

花邊

puntilla

תחרה

puntilla

레이스

puntilla

SF
1. (Cos) → lace edging
2. (Taur) short dagger for giving the coup de grâce
dar la puntillato finish off the bull, give the coup de grâce
dar la puntilla a algo/algnto finish sth/sb off
aquello fue la puntillathat was the last straw
3. de puntillason tiptoe
andar de puntillasto walk on tiptoe
4. (Téc) → tack
5. [de pluma] → point, nib
Ejemplos ?
-¡Que si es grande mi querer! Tan grande que si se pusiera de puntilla se daba un caramonazo con la luna. Camará, pos si ya no vivo, ni duermo, ni como ni sosiego, y si fueran topacios los suspiros e mi pecho, tendría usté topacios jasta pa empedrar la calle aonde vive.
Conduciendo afuera la presa, al dar vuelta una puntilla de cerro, que es línea del mismo puerto, encuentra con ellos otro corsario ingles nombrado Nimrod, al mando de su capitán Perry, con 14 cañones y 35 hombres, que arrebata al Limeño la presa, se la apropia y camina con ella, y da libertad al primer piloto, y 12 marineros a quienes se dieron sus botes a las doce de la noche, y desembarcaron al otro día en la playa de Coquimbo de quienes se supo todo lo acaecido como asimismo que su capitán con 5 marineros permanecían presos en la Catita la que se enmaró inmediatamente.
Los extremos se unen adelante con una hebilla grande de cobre, del ancho de la bandolera diez centímetros (0.10 metros), terminando en una puntilla del mismo metal.
El 26 de Agosto, atacan los peruanos a la guarnición de Chapiza. El 28, lanchas cañoneras peruana» disparan sobre la población de Puntilla, en la boca del río Pagua.
Las dos hermanas iban vestidas igual; pero la más joven llevaba algo que le daba un aire más coquetón; no sé si alguna puntilla más en el cuello, o un broche, o un brazalete, pero algo así, que le daba un aspecto más juvenil.
y súbitamente, en la precipitada caída de sus ropas, vi ondular la puntilla de una camisa sucia sobre la cinta de carne que en los muslos dejaban libre largas medias de mujer.
De pronto su colcha se movió, y quedaron al descubierto sus hombros, sus hombros lechosos que surgían del arco de puntilla que sobre las clavículas le hacía la camisa de batista...
Durante el curso de la revolución, sirvió como secretario del consejo de guerra que sentenció a la pena de muerte a los montoneros de Putagan, cuyo cadalso se levantó en la Puntilla de Quilipú el 20 de Agosto.
Al menos, cuando estuviese en su estado normal, sin pena aguda, sentada en su cierre de cristales, haciendo un dobladillo o pegando una puntilla.
-Venga usté acá, señó Cayetano, que voy a darle la puntilla con unas del de Jubrique que acabo de recibir y que güele más mejor que el tomillo y que el romero.
Hay quien dice que jamás ha sido tan refinada y tan adorable la parisiense como en tiempos de «la santa muselina»; es decir, desde 1830 á 1838, en que el velo simpatizó de lo lindo con el sombrero, y éste hizo también grandes migas con las gasas de Menfis, las batistas del Mogol, las muselinas de Colconda, los encajes de Malta, la batista «Manfrignense»—¡oh, Balzac!—, el tul, los encajes Chantilly, Inglaterra y Bruselas, á más de los festones de puntilla y los primorosos bordados que hacían del velillo un verdadero primor.
-Pos nadie. Yo, que pegué la oreja a la cerraura tan y mientras te daba mi bato la puntilla. -Pos entonces ya ves si tengo motivos sobraos pa estar como estoy, desesperaíta y mordiéndome jasta er cielo de la boca.