pundonor


También se encuentra en: Sinónimos.

pundonor

(Del cat. punt d'honor.)
s. m. Sentimiento de orgullo o amor propio que anima a mantener una actitud y apariencia dignas y respetables, nunca inferiores a las de los demás no aceptó la oferta por su pundonor; le hirió en su pundonor con aquellas duras e injustificadas críticas. autoestima, dignidad

pundonor

 
m. Estado en que, según la común opinión de los hombres, consiste la honra o crédito de uno.
Sentimiento de la dignidad personal, delicado en extremo y susceptible.
Sinónimos

pundonor

sustantivo masculino
2 delicadeza, susceptibilidad, puntillo.
Cuando el pundonor es extremado y se basa en motivos nimios, se dice puntillo.
Traducciones

pundonor

face, honor

pundonor

SM (= dignidad) → self-respect, amour propre; (= honra) → honour, honor (EEUU); (= desfachatez) → nerve, cheek
Ejemplos ?
-¡Mocoso! ¿Pensaste que era como jugar a la billarda? El amor propio, el pundonor le reaniman. Alza la piqueta con más ánimos. Se acuerda del contratista, de la ojeada de desprecio con que le dijo al concederle jornal: -Te tomo..., no sé por qué; no vas a valer; estás esmirriado; eres un papulito que siquiera puedes con la herramienta...
Mas si la accion fuese de tal naturaleza, que en si no encierre un crímen directo, como una conducta abandonada, falta de decoro y pundonor, cobardiá &c entonces el Excmo Señor Presidente de acuerdo con el Consejo deberá infaliblemente ordenar que aquel individuo sea expelido de la Legion, retirandole la cruz y diplóma y no pudiendo ya jamas por pretexto alguno volver á recibir esta condecoracion.
-¡Yo puedo besarlo! -decía con orgullo, rodeándole el cuello con los brazos; en ello ponía su pundonor. Antón se dejaba, sin darle mayor importancia.
Así murió Emiliano Zapata; así mueren los valientes, los hombres de pundonor, cuando los enemigos para enfrentarse con ellos, recurren a la traición y al crimen.
Se me olvidaba: no hablemos de su pundonor, porque éste es tal que por la menor bagatela, sobre si lo miraron, sobre si no lo miraron, pone una estocada en el corazón de su mejor amigo con la más singular gracia y desenvoltura que en esgrimidor alguno se ha conocido.
Por otra parte, si se prescinde de la parte de preocupación más o menos visible o sublime del pundonor, y si se considera en el duelo el mero hecho de satisfacer una cuenta personal, diré francamente que comprendo que el asesino no tenga derecho a quitar la vida a otro, por dos razones: primera, porque se la quita contra su gusto siendo suya; segunda, porque él no da nada en cambio.
Buenos son mis deseos. Y de ellos está lleno el infierno. La gallardía. El pundonor. Hombre de chapa. Ojos que tal ven. Oídos que tal oyen.
Indicarte los deberes que competen a la viuda de un soldado pundonor, sería ofenderte y no lo mereces, ni el trance pide argumentos de esta clase.
Desde que aceptamos formalmente el compromiso éste se constituyó en reto para nuestro pundonor, capacidad, imaginación creadora y eficacia.
Se quita la honra a un hombre atribuyéndole una acción villana; se ofende su honor proponién­ dosela; la indignación con que la rechaza es hija del pundonor .
se corrige: ¿como yo, / señor, puedo adivinarlo? 122 no veo la ejecución, he de quitarte la vida, porque yo mi pundonor no he de fiar de tu secreto.
SOLDADO.- Por esto solo merecía ser querida esta mujer, pero, debajo deste pundonor, tiene encubierta la más mala condición de la tierra: pide celos sin causa, grita sin porqué, presume sin hacienda, y, como me ve pobre, no me estima en el baile del rey Perico; y es lo peor, señor juez, que quiere que, a trueco de la fidelidad que me guarda, le sufra y disimule millares de millares de impertinencias y desabrimientos que tiene.