pulmón


También se encuentra en: Sinónimos.

pulmón

(Del lat. pulmo, -onis.)
1. s. m. ANATOMÍA Órgano de la respiración de las personas y los vertebrados, en general en número par, alojado en el pecho y de estructura esponjosa, blando, flexible y se comprime y dilata.
2. ZOOLOGÍA Órgano de la respiración de los moluscos terrestres, que consiste en una cavidad con muchos vasos sanguíneos, que comunica con el exterior por un orificio, con una estructura parecida a la de las branquias.
3. coloquial Voz potente o capacidad para gritar mucho menudos pulmones tiene ese chico.
4. Resistencia física tiene pulmones para hacer ochenta quilómetros de travesía. fondo
5. pulmón de acero MEDICINA Cámara metálica donde se provocan los movimientos respiratorios del paciente mediante alternativas de la presión del aire reguladas de forma automática.
6. pulmón marino ZOOLOGÍA Medusa, celentéreo provisto de células urticantes.
7. ser una persona el pulmón del equipo coloquial Ser, por lo general un deportista, el componente que realiza un mayor esfuerzo físico sirviendo de apoyo a sus compañeros.

pulmón

 
m. anat. y zool. Órgano de la respiración, gralte. doble, de los vertebrados terrestres que respiran fuera del agua.
med. pulmón de acero Aparato donde se coloca a los pacientes de parálisis de los músculos respiratorios para provocar, de forma artificial, los movimientos respiratorios.
zool. Órgano respiratorio en forma de cámara o saco, propio de algunos arácnidos y moluscos gasterópodos.
pulmón acuífero Cada uno de los divertículos arborescentes del recto de algunos equinodermos holoturioideos que funcionan como branquias.
pulmón marino Medusa.

pulmón

(pul'mon)
sustantivo masculino
1. anatomía órgano de la respiración del hombre y de la mayoría de los vertebrados Fumar daña los pulmones.
2. lugar cuya vegetación sirve como fuente de oxígeno para un territorio Los bosques son pulmones naturales.
Sinónimos

pulmón

sustantivo masculino
bofe, chofe, livianos.
Bofe, chofe y livianos son pulmones de animales, especialmente los de las reses destinadas al consumo.

pulmón marino sustantivo masculino aguamala, medusa, aguamar.
Traducciones

pulmón

lung

pulmón

бял дроб

pulmón

pulmó

pulmón

lunge

pulmón

Lunge

pulmón

pulmo

pulmón

poumon

pulmón

polmone

pulmón

long

pulmón

pulmão

pulmón

lunga

pulmón

plíce

pulmón

keuhko

pulmón

pluća

pulmón

pulmón

pulmón

lunge

pulmón

płuco

pulmón

ปอด

pulmón

akciğer

pulmón

phổi

pulmón

pulmón

pulmón

SM (Anat) → lung
a pleno pulmón [respirar] → deeply; [gritar] → at the top of one's lungs
pulmón de aceroiron lung

pulmón

m lung
Ejemplos ?
I Amazonas extensa y gloriosa Inmortal y altiva llevas en el alma El insigne hermoso nombre de Leticia Mujer legendaria, hoy hecha realidad; Amazonas próspera y ardiente, Verde alfombra extendida hacia la gente Eres el pulmón del mundo y la esperanza, Soñado refugio de la humanidad.
«Si este órgano - decía Hayy entre sí- tiene por el otro lado una parte igual a la de éste, sin duda ninguna está en el centro y no hay dificultad en que sea el que yo busco, sobre todo considerando la excelencia de su posición, la elegancia de su forma, su gran cohesión, la dureza de su carne y la envoltura que lo protege, distinta de la que tienen los restantes órganos que conozco». Examinó por el otro lado del pecho y encontró la envoltura interior de las costillas y un pulmón igual que el primero.
28. Aluminosis o pulmón de aluminio. Fundidores, pulverizadores y pulidores de aluminio, pintores y pirotécnicos; en su forma mixta, por inhalación de alúmina y sílice (enfermedad de Shaver), en trabajadores de la fundición de bauxita y abrasivos.
El pulmón y su actividad respiratoria quedan simbolizados por un estufa encendida y la corriente de aire que aviva su fuego; el corazón, por cajas y cestos vacíos, y la vejiga, por objetos redondos, en forma de bolsa, o simplemente cóncavos.
Herido en el tobillo derecho por puntiaguda piedra que le tiró Piroo Imbrásida, caudillo de los tracios, que había llegado de Eno —la insolente piedra rompióle ambos tendones y el hueso—, cayó de espaldas en el polvo, expirante tendía los brazos a sus camaradas cuando el mismo Piroo acudió presuroso y le envasó la lanza en el ombligo: derramáronse los intestinos y las tinieblas velaron los ojos del guerrero. Mientras Piroo arremetía, Toante el etolo alancéole en el pecho, por cima de una tetilla, y el bronce atravesó el pulmón.
Llamado al orden Marimón, contestó, dando una palmada sobre la tribuna: «Nada de gritos, ilustrísimo señor, que respetos guardan respetos, y si su señoría vuelve a gritarme, yo tengo pulmón más fuerte y le sacaré ventaja».
¡Oh, cuando ella recobrara de nuevo los tonos nacarinos de sus mejillas, el brillo de sus ojos, la elasticidad de sus músculos; cuando ella pudiera correr y cantar sin sentir aquella mano de hierro que la ahogaba! ¡Oh, cuán hermoso es poder respirar a pleno pulmón, llenárselos con aquel aire tan rico, tan perfumado!
El verde esmeralda del paisaje, el humo de la ciudad, la azulosa cadena de las montañas, la diafanidad, pureza y perfume del ambiente parecían excitado; sus mejillas se coloreaban y con las manos cogidas a la espalda, la cabeza echada hacia atrás, aspiraba a pulmón lleno el aire aromoso y puro, que batía suavemente los abanicos de las palmas.
Esto incluye la recuperación del Parque Metropolitano de Santiago, en el Cerro San Cristóbal, como un verdadero pulmón verde y lugar de recreación y encuentro para sus habitantes, y la primera etapa del Mapocho Navegable, que inauguraremos a comienzos del próximo año, junto con el Parque Renato Poblete.
¡Dame tu tierra a besar; y puesto en ella de hinojos déjame dejar brotar las lágrimas de mis ojos y a Dios un momento orar! Deja que a pleno pulmón aspire voraz tu ambiente, aunque en tal aspiración dilatándose reviente de placer mi corazón.
Agrandemos la llama de nuestra tea soplando sobre ella a pleno pulmón hasta darle magnitudes de incendio, para desvanecer en rojos resplandores ese cuadro de horror.
o soy viejo y ya no valgo lo que han dicho que valía; ya en mi voz no hay melodía, no hay aliento en mi pulmón; mas voy a deciros algo que en el tiempo viejo he dicho, ya que aún hoy dura el capricho de aplaudir mi exhibición.