pulidez

pulidez

s. f. Cualidad de pulido la pulidez de sus uñas era perfecta.
NOTA: En plural: pulideces

pulidez

 
f. Calidad de pulido.
Ejemplos ?
Entre ellos se encuentra Rosario Suárez que cautivo al público soviético con su impecable técnica y la pulidez de su danza, con su gracia y emoción.
Isamu Noguchi y Nagare Masayuki recogieron la rica tradición escultórica de su país en obras que estudian el contraste entre la rugosidad y la pulidez de la materia.
Según estas premisas, se pueden percibir en el arte africano en general unos cuantos conceptos en común, como serían: el naturalismo –que no implica realismo, sino inspiración en formas naturales–, la búsqueda del equilibrio y la proporción, la simetría, la originalidad, el geometrismo, la estilización, el expresionismo, la tendencia al paidomorfismo –imágenes en forma de niño, por la preferencia hacia la juventud como edad ideal del ser humano–, la búsqueda de la tridimensionalidad en escultura con una cierta tendencia a la frontalidad, el gusto por la forma redonda, la predilección por la claridad, la luminosidad, el lustre, la pulidez, el rechazo de la rugosidad –que relacionan a la enfermedad–, etc.
Llámanle la atención en el sol más sus manchas que su luz, y sus ojos, verdaderos microscopios, le hacen notar la fealdad de los poros exagerados, y las desigualdades de la tez en una Venus, donde no ven los demás sino la proporción de las facciones y la pulidez de los contornos; ve detrás de la acción aparentemente generosa el móvil mezquino que la produce; ¡y eso llaman sin embargo ser feliz!
Garcés, en sus Fundamentos del vigor y la elegancia de la lengua castellana, obra de mérito incuestionable, pone de muestras lugares del Quijote que harto dan a conocer que el autor no tuvo gran cuenta con la tersura y pulidez requeridas siempre por las obras de tomo.
Su estilo es noble, grandioso, y elegante: y si algunos resabios tiene de laconismo afectado, de esmerada simetría en las cláusulas, y de exquisita pulidez en ciertas frases; recompensa cumplidamente el Autor estos defectos de su tiempo con aquella grave y escogida dicción que ha dado tanta fama á su estilo, sin libertarle de una justa crítica.
Las hojas son concolores, verdes, glabras, de 15 a 50 cm de longitud por 7 a 18 cm de ancho, con láminas ovado-lanceoladas y con ápices agudos, acuminados y retorcidos. La textura de las hojas es herbácea, con la superficie de diseño liso y pulidez nítida.
Dicha técnica ha sido filosóficamente criticada señalándose que «aparte de sus interesantes observaciones sobre la tragedia del mundo contemporáneo y la pulidez de su estilo, el ordenamiento que usa parécenos todavía en vías de cristalización»; no obstante, la didáctica no sistematizada es utilizada ex profeso según su propio autor, quien afirma que su pedagogía es «psicodinámica», de modo de estimular al lector a pensar.
La Economía lleva a la Sinceridad, la cual se manifiesta en la Fiabilidad y la Objetividad. La Pulidez lleva a la Transparencia la cual se manifiesta en la Fidelidad y la Generosidad.