pulgar

(redireccionado de pulgares)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con pulgares: dedos, juegos

pulgar

(Del lat. pollicaris < pollex, -icis.)
1. adj./ s. m. ANATOMÍA Se aplica al dedo más grueso de la mano que puede oponerse a los otros para agarrar.
2. ANATOMÍA Se refiere al dedo primero y más grueso del pie, por analogía con la mano.
3. s. m. AGRICULTURA Parte del sarmiento con alguna yema que se deja en la vid al podarla, para que brote de nuevo.
4. menear los pulgares JUEGOS coloquial 1. Descubrir poco a poco la parte superior de las cartas de la baraja para ver de qué palo son. 2. Darse prisa en realizar una tarea que se hace con los dedos o con las manos.
5. por sus pulgares loc. adv. Por su mano, sin ayuda de otro logró el cargo por sus pulgares.

pulgar

 
m.-adj. anat. Dedo primero y más grueso de los de la mano.
Por sus pulgares. loc. adv. fig.Sin ayuda de otro, por su mano.

pulgar

(pul'γaɾ)
sustantivo masculino
dedo primero y más grueso de la mano o el pie Me he quebrado el pulgar del pie izquierdo.
Sinónimos

pulgar

adjetivo y sustantivo masculino
Traducciones

pulgar

thumb, big toe

pulgar

pouce

pulgar

polegar

pulgar

Daumen

pulgar

palec

pulgar

tommelfinger

pulgar

peukalo

pulgar

palac

pulgar

親指

pulgar

엄지손가락

pulgar

duim

pulgar

tommel

pulgar

kciuk

pulgar

tumme

pulgar

นิ้วโป้ง

pulgar

ngón tay cái

pulgar

拇指

pulgar

палец

pulgar

拇指

pulgar

SMthumb

pulgar

m. the thumb.

pulgar

m (de la mano) thumb; (del pie) great toe (form), big toe
Ejemplos ?
Sus restos mortales fueron lanzados por un cañón desde lo alto de una torre con el puño de dos pulgares en lo alto, símbolo del periodismo gonzo.
En esta modalidad se considera trampa esconder cartas, pero cuando se le pide al siguiente jugador que tome una carta se puede sujetar las cartas importantes con los pulgares y dejar las cartas "malas", como el mismo culo sucio, en un punto visible; aunque no es permitido agarrar con fuerza una carta si esta es escogida por el jugador rival.
En vez de las agujas utiliza los pulgares, las palmas de las manos, los antebrazos, los codos, las rodillas y la planta de los pies.
-Mi querido Copperfield -me dijo mister Micawber levantándose, con los dedos pulgares en los bolsillos del chaleco-, compañero de mi juventud, si me está permitida esta expresión, y usted, mi estimado amigo Traddles, si puedo llamarle así, permítanme, en nombre de mistress Micawber y en el mío y en el de nuestros hijos, darles las gracias por sus buenos deseos en los términos más calurosos y espontáneos.
24 Hizo llegar luego los hijos de Aarón, y puso Moisés de la sangre sobre la ternilla de sus orejas derechas, y sobre los pulgares de sus manos derechas, y sobre los pulgares de sus pies derechos: y roció Moisés la sangre sobre el altar en derredor; 25 Y después tomó el sebo, y la cola, y todo el sebo que estaba sobre los intestinos, y el redaño del hígado, y los dos riñones, y el sebo de ellos, y la espaldilla derecha; 26 Y del canastillo de los ázimos, que estaba delante de Jehová, tomó una torta sin levadura, y una torta de pan de aceite, y una lasaña, y púsolo con el sebo y con la espaldilla derecha; 27 Y púsolo todo en las manos de Aarón, y en las manos de sus hijos, é hízolo mecer: ofrenda agitada delante de Jehová.
Su sonrisa, fija, da la sensación de estar pegada con cola a la cara. Si fuera descalzo, se notaría que camina con los pulgares del pie doblados hacia abajo.
7 Entonces dijo Adoni-bezec: Setenta reyes, cortados los pulgares de sus manos y de sus pies, cogían las migajas debajo de mi mesa: como yo hice, así me ha pagado Dios.
Con el sombrero hundido hasta las orejas y las manos tocándose por los pulgares sobre el grueso vientre, cabeceaba con una expresión agria, abotargada, en su cara amarilla.
Una vez que yo había guardado la vitualla en la cesta, don Gaetano se retiraba del mostrador, hundía los pulgares en el bolsillo del chaleco, sacaba y contaba, tornaba a recontar el dinero, y despectivamente lo arrojaba encima del mostrador como si hiciera un servicio al mercader, alejándose aprisa después.
Distribuidos en toda la ciudad había hoteles de paso donde en diversos días habían sido encontrados hombres apuñalados o degollados, en circunstancias comunes; el único indicio que parecía unificar la sospecha de un mismo asesino era el destazamiento de una parte del cuerpo de los occisos. A alguno le faltaban los dedos pulgares, a otro, los meñiques; a uno más, los anulares y a otro más, los índices.
E de ortaliça devel dar cada guerta quanto podier en amas manos teniendo los pulgares ajustados, e los otros dedos anchos; e esto a de tomar tres veces en el año el devisero, e tres dias cada ves : e si el devisero fuer morador en la viella, puede tener sus bestias en cada casa de la viella, ansi como sobredicho es.
Rogron, incapaz de jugar a ningún juego, en cuanto dejaba de hablar de su casa daba vueltas a los pulgares y se tragaba las palabras; pero sus palabras eran como una medicina; parecían atormentarle mucho; se levantaba, hacía ademán de querer hablar, se sentía intimidado, volvía a sentarse, y sus labios se agitaban con cómicas convulsiones.