pulga

pulga

(Del lat. pulex, -icis.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Insecto afaníptero, pequeño, sin alas, con el cuerpo comprimido y las extremidades adaptadas al salto, que vive como parásito externo sobre la piel de muchos mamíferos y cuyas larvas no son parásitas y viven sobre materia en descomposición.
2. Peonza pequeña.
3. pulga acuática o de agua ZOOLOGÍA Pequeño crustáceo de agua dulce y estancada que se desplaza a saltos.
4. pulga de mar ZOOLOGÍA Pequeño crustáceo marino que queda en las playas con la bajamar y huye dando grandes saltos.
5. buscar las pulgas a una persona coloquial Molestarla o hacerla enfadar hoy estoy de mal humor así que no me busques las pulgas.
6. estar de malas pulgas coloquial Estar de mal humor o excitable menudo grito, hoy está de malas pulgas.
7. hacer de una pulga un elefante coloquial Exagerar defectos de otra persona no es muy agradable pero estás haciendo de una pulga un elefante .
8. no aguantar, no sufrir o sacudirse las pulgas coloquial No tolerar y rechazar ofensas o insultos.
9. tener la pulga detrás de la oreja coloquial Estar inquieto y escamado por alguna cosa tiene la pulga detrás de la oreja porque sabe que tramas algo.
10. tener malas pulgas coloquial Tener mal genio, ser irritable ese hombre tiene muy malas pulgas.
11. tener pulgas coloquial Ser nervioso o inquieto tu hijo tiene pulgas ¡no para quieto un momento!
NOTA: Nombre científico: (Talitrus saltator.)

pulga

 
f. zool. Insecto del orden sifonápteros, sin alas, de metamorfosis compleja, boca picadora y chupadora y patas saltadoras. Son ectoparásitos de aves y mamíferos, como la pulga común (Pulex irritans).
pulga de agua Nombre común de los crustáceos cladóceros del gén. Daphnia.
pulga de mar Crustáceo anfípodo (Talitrus saltator), muy abundante en algunas playas.
No aguantar, o no sufrir, pulgas. fig. y fam. No tolerar ofensas o vejámenes.
Tener malas pulgas. Ser impaciente o resentirse con facilidad.

pulga

('pulγa)
sustantivo femenino
insecto parasitario muy pequeño que se alimenta de la sangre de su huésped El perro tiene pulgas.
tener mal carácter o estar de mal humor No quiero hablar con él, tiene malas pulgas.
Traducciones

pulga

flea

pulga

puça

pulga

Floh

pulga

puce

pulga

pulce

pulga

vlo

pulga

pulga

pulga

blecha

pulga

loppe

pulga

kirppu

pulga

buha

pulga

pulga

벼룩

pulga

loppe

pulga

pchła

pulga

loppa

pulga

หมัด

pulga

pire

pulga

con rận

pulga

跳蚤

pulga

бълха

pulga

跳蚤

pulga

SF
1. (= insecto) → flea
buscar las pulgas a algnto tease sb, needle sb
no aguantar pulgasto stand no nonsense
tener malas pulgasto be short-tempered, be bad-tempered
un tío con muy malas pulgasa bad-tempered chap
hacer de una pulga un elefante o un camello (= dar importancia) → to make a mountain out of a molehill; (= buscar defectos) → to nit-pick
2. [de juego] → tiddlywink
juego de pulgastiddlywinks
3. (Inform) → bug

pulga

f. flea, blood-sucking insect.

pulga

f flea
Ejemplos ?
El zorro andaba flaco como pulga de pobre, y en ayunas, encontró a su amigo el puma con una perdiz que por suerte acababa éste de cazar.
El escarabajo. 43. El altramuz. 44. El botón. 45. A la luna. 46. La pulga. 47. La luz. 48. El sombrero. 49. El rábano. 50. La aguja.
Es entendido que las infractoras incurrían también en excomunión, pues en la ciudad de los Incas, ateniéndome á las muchas excomuniones de que hace mención el autor del curioso manuscrito Anales del Cuzco se excomulgaba al más guapo y á la más pintada por un quitame esa pulga que me pica.
El padre anduvo enseñándolo por las principales ciudades de Europa, vestido como un príncipe, con su casaquita color de pulga, sus polainas de terciopelo, sus zapatos de hebilla, y el pelo largo y rizado, atado por detrás como las pelucas.
Cantó la pulga Ovidio, honor Romano, Y la mosca Luciano, De las ranas Homero; yo confieso Que ellos cantaron cosas de más peso: Yo escribiré con pluma más delgada Materia más sutil y delicada.
El osado galán encontró propicia la oportunidad para pegarse a la dama de sus pensamientos, como pulga a la oreja, y encarecerla los extremos de la pasión que le traía sorbido el seso.
Nuestra zoología doméstica, la componen unas ocho gallinas alharaqueras, unos pollos enclenques y vivaces, un perro plebeyo y muy querido que lleva el romántico nombre de "Capulí", una lora que tiene mutismos parlamentarios, dos líricos jilgueros, y a más de una que otra pulga casera, tres pececillos de colores en una azul redoma, que cuentan hoy entre los seres del martirologio acuático.
¡Mas qué emplumada en público matrona, ni qué relapso condenado al fuego, ni qué pulga entre dedos de una vieja al mártir gallo-mona se asemeja!...
Acaso fiaba en que su formalidad sería título para indulto; pero ahí verán ustedes que en la calavera de una pulga se ahoga un cristiano.
¡Qué cutis! Dios nos dejara como escarcha blanco era, si hacerme pulga pudiera lo sangre yo le chupara! Otra también se salió ¡madre mía!
El Gran poder de Dios no estuvo á la altura fanfarrónica de su nombre, pues se rindió sin oponer más resistencia que la que opone una pulga á los dedos pulgares.
Pero quiero dejaros, mi confite, mi dedo margarite, mi diamante, mi aljófar, mi rocío, pues será no meteros, desvarío; que es una pulga poco más pequeña, y, si es que pica, dígalo una dueña.