Ejemplos ?
Es destacable la tradicional “Puja de Imágenes” en la que se demuestra el sentimiento de los blanqueños al pagar por llevar sobre sus hombros el peso de la imagen elegida.
Algunas de las fiestas más populares en el país son: el Diwali, el Holi, el Durga Puja, Eid ul-Fitr, Eid al-Adha, Navidad y el Vesak.
Ya junto a la Iglesia, todo creyente, tendrá la ocasión de besar y hacerle la ofrenda que guste, antes de que comience la esperada puja por los bollos maimones, protagonizada por las salerosas madrinas que los donan y los mozos atraídos por su gracia, quienes rivalizan por obtenerlos a costa de dejarse los bolsillos vacíos.
Existen dos versiones: la original de Berg de 1937 en Zúrich (Prólogo, 2 actos y epílogo); y la de Cerha (Prólogo, 3 actos y epílogo) cuyo estreno tuvo lugar, tras una intensa puja de varios teatros, en la Ópera Garnier de París el 24 de febrero de 1979.
El 3 de febrero del año 2010, su escultura El hombre que camina I ('L'Homme qui marche I') fue subastada en Londres por 65 millones de libras (74,2 millones de euros, 104,3 millones de dólares), superando así el récord mundial de una obra de arte vendida en una subasta ese momento, según la casa que se ocupó de la puja: Sotheby's.
En 1967, la liga afrontó una nueva amenaza externa con la formación de la ABA. Ambas ligas entraron en una guerra de puja por el talento.
Se destacaron los tres hermanos César Lorenzo y Rafael Batlle Pacheco, hijos de José Batlle y Ordóñez y primos de Luis Batlle Berres, con quien mantuvieron una larga rivalidad política que se manifestó en la puja electoral entre las listas 14 y 15.
En verdad, la crisis económica había precipitado también la puja distributiva: el sector más rico y propietario, del campo o la industria, no estaba dispuesto a tolerar una distribución del ingreso semejante: el 50 por ciento del PBI pasaba a los trabajadores.
Gana el concurso, por puja, en 1623, para la ejecución de la Sillería del Coro de la Catedral, subcontrató a Luis de Vargas (escultor) y Martínez A.
En este fraude, los timadores localizan a usuarios particulares de eBay que ofrezcan teléfonos móviles. Ofrecen una puja muy alta en el último momento, ganando así la subasta.
El poderoso Pedro Solís, regidor de la ciudad de Oviedo, inicia con 600.000 maravedíes la primera puja, a la que van sucediéndose varias alzas en la oferta hasta llegar a los 800.000 maravedíes ofrecidos por el Señor Solís que hace enmudecer a la sala y pensar que esta sería la última oferta que se realizaría por el municipio, con lo que el terreno pasaría a depender de alguien nuevamente.
En tiempos aún recientes, a la media noche del día de la Virgen, en la plaza de las monjas, se subastaba, a la baja, la fiesta. En la última puja quedaba fijada la cantidad con que cada uno de los mozos debía sufragarla.