Ejemplos ?
Moriré como ellos mueren". -"No hay nada que temer. He tocado fondo. No puedo caer más bajo que tu corazón". -"¿Adónde huir? Tú llenas el mundo.
594 A diferencia de Gounod, que huyó a Inglaterra, Bizet rechazó varios oportunidades de dejar la ciudad bajo asedio: «¡No puedo abandonar París!
No puedo huir más que en ti". -"Soporto tus defectos. Uno se resigna a los defectos de Dios. Soporto tu ausencia. Uno se resigna a la ausencia de Dios".
"¿Puedo con ellos poblar la tierra?"(Taube, 2003, p.37-38)Y Mictlantecuhtli le respondió: "Puedes quitarme lo que guardo con tanto cuidado con una condición - que desfilen cuatro veces alrededor de mi trono al soplar con esta concha”.
Vasari relató que el pintor se defendió así: «He presentado en la obra las figuras que otras veces todos habéis alabado y que os habían complacido infinitamente: si ahora no os complacen, y no las alabáis más ¿qué puedo hacer yo?».
Y como científico puedo decir que, desde el punto de vista estrictamente papirológico, no hay debate posible: O´Callaghan tiene razón» A esto se sumaron positivamente las pruebas matemática e informática (programa Ibycus) (ver en artículo asociado: Papiro 7Q5).
Es un grupo de Teatro joven que llevan juntos desde 2012 realizando proyectos en la Facultad de Educación como el musical de “Grease”, el musical de “Hoy no me puedo levantar” y "Los 40 principales".
Se parece al Parcheesi en el hecho de que utiliza dos dados, pero, a diferencia de éste no hay bloqueos en los seguros y no se corre el valor de los dados por debajo cuando hay presadas (doubles, en el juego estadounidense). En ese juego, si saco 1-1, corro también 6-6 y puedo distribuir los avances en las cuatro fichas.
También puedo distribuir como quiera y correr 14, 7-7 o 6-1-7. En parqués sólo corro lo de arriba y por lo tanto tengo que distribuir el 1-1 en dos fichas solamente.
Es probable que sea un mito, pero aún es importante dentro de la cultura estadounidense, y la frase «I cannot tell a lie» («No puedo mentir») es ya un cliché, un símbolo de Washington y la honradez con la que actuaron los que fundaron Estados Unidos de América.
Cuba expande su influencia a países del mundo entero enviando médicos, medicinas y profesionales de todo tipo. El plan de alfabetización cubano Yo sí puedo se aplica en varios países de América Latina.
Uno de los mitos más duraderos sobre George Washington tuvo que ver con la tala de árboles de cerezo de su padre y, cuando se le preguntó sobre ello, utilizó la famosa frase «No puedo mentir, lo hice con mi hacha pequeña».