psoas

Traducciones

pso·as

Gr. psoas, one of the two muscles of the loin.

psoas

m (pl psoas) psoas
Ejemplos ?
Thieme Atlas of Anatomy (En inglés) (2006), p 422 En los movimientos de cadena, como parte de los psoas ilíaco, el ilíaco es importante para la elevación (flexión) del fémur hacia adelante.
En los movimientos de cadena cerrada, los iliopsoas inclina el tronco hacia delante y pueden levantar el tronco de una postura de mentira (es decir, abdominales) debido a que los principales cruces psoas varias articulaciones vertebrales y la articulación sacroilíaca.
Sus fibras son a menudo insertan delante de las del psoas mayor y se extiende distalmente sobre el trocánter menor. Está inervado por el nervio femoral y sucursales ramas directas del plexo lumbar.
Se une el psoas mayor para formar los iliopsoas como la que se procede a través de la eminencia iliopúbica a través de la laguna muscular para su inserción en el trocánter menor del fémur.
Se relaciona con las asas del intestino delgado, riñón derecho y porción descendente del duodeno, además de con las estructuras musculares de la pared posterior: psoas, cuadrado lumbar y transverso del abdomen, así como con los nervios femoral, cutáneo femoral lateral, ilio-hipogástrico, ilio-inguinal y génito-femoral.
Absceso hepático Absceso anorrectal Absceso de Bartolino Absceso cerebral Absceso epidural Absceso periamigdalino Absceso mamario Absceso pulmonar Absceso cutáneo Absceso de la médula espinal Absceso subcutáneo Absceso subfrénico o subdiafragmático Absceso del psoas Absceso capilar Con frecuencia se obtiene una muestra de líquido del absceso y se le hace un cultivo para determinar los organismos causantes del mismo.
Los músculos que la integran son: Músculo oblicuo interno abdominal Intercostal interno Músculo oblicuo externo del abdomen Músculo intercostal externo Psoas ilíaco b) Cadena cruzada posterior: Está compuesta por los siguientes músculos: Músculo intercostal externo Intercostal interno Músculo serrato posterior inferior Cuadrado lumbar (fibras ilio-lumbares) Ocasionalmente la coalescencia de las láminas no se logra completar y consecuentemente queda una hendidura en los arcos de las vértebras, por la cual protruye las meninges (dura madre y aracnoide) y generalmente la propia médula espinal, constituyendo una malformación denominada espina bífida.
Los suelen incluir aquellos que movilizan abdominales, dorsolumbares, cérvico-dorsales, glúteos y cuádriceps; estiramientos dorsolumbares, movilizaciones, estiramientos isquiotibiales, estiramiento del psoas ilíaco, estiramiento del cuadriceps, estiramiento de glúteos y piramidal, estiramiento del trapecio y del esternocleidomastoideo.
El caso más evidente y que ofrece menos dudas es el de la momia de Nesperehân, sacerdote de Amón, descubierta por Grebart en 1881, que presenta una angulación característica de las últimas vértebras dorsales y primeras lumbares, provocada por la destrucción del cuerpo vertebral, así como un absceso en el músculo psoas, combinación muy sugestiva de tuberculosis.
El absceso del psoas puede ser primario o secundario, según su origen. En el primario, por diseminación hematógena (desde la sangre), y en el secundario por propagación desde un foco contiguo (gastrointestinal, urinario, traumatismo, etc.).
El absceso del psoas es una patología, infecciosa, que se presenta de manera poco frecuente, y cuya etiología, no es muy clara. Se cree que se debe a traumas que compromentan el movimiento de flexión-extensión del muslo sobre la cadera, en el que participa el psoas.
Se puede ver en cualquier edad y sexo sin que hayan factores de riesgo especiales. El músculo psoas, se localiza en la pelvis, va de las vértebras al fémur, es grueso, y permite la marcha.