psíquico

(redireccionado de psíquicas)
También se encuentra en: Sinónimos.

psíquico, a

adj. SICOLOGÍA Síquico [en todas sus acepciones].

psíquico, -ca

 
adj. Relativo o perteneciente al alma o a la actividad mental.
psicol. Relativo a la psique o al psiquismo.

psíquico, -ca

('psikiko, -ka)
abreviación
relacionado con la mente humana Hay que desarrollar las capacidades psíquicas.
Sinónimos

psíquico

, psíquica
adjetivo
anímico, mental.
La voz psíquico presenta la variante gráfica síquico.
Traducciones

psíquico

psychisch

psíquico

psychic

psíquico

psychique

psíquico

نفسية

psíquico

ADJpsychic, psychical
enfermedades psíquicasmental illnesses, psychological illnesses

psíquico -ca

adj psychic
Ejemplos ?
ARTICULO 53.- Minusválidos. El Estado garantiza la protección de los minusválidos y personas que adolecen de limitaciones físicas, psíquicas o sensoriales.
Departamento de Enseñanza Especial Lo dirige un Inspector de Departamento y se integra con las Secciones siguientes: a) Sección Educación de niños con Dificultades Sensoriales y Recuperación Física. b) Sección Educación de niños con Dificultades Psíquicas de Aprendizaje.
Frecuentemente, las razones consistían en disciplina, desconocimiento y temor al mundo, sensibilidad pareja, semejanzas psíquicas.
Si los momentos que vivimos son de gran trascendencia para el destino del ser humano, el arte, “anhelo de vivir más intensamente y hacer imperecedero lo fugitivo del mundo y de la condición humana; al plasmar en formas los estados de vigilia y de sueños provocados por la vida sensible”, hará vivir plenamente al joven, al estudiante nuestro de cada día, pues como señala Spranger “el arte corresponde perfectamente a las actividades psíquicas de los jóvenes, satisface necesidades de su ritmo interior, su necesidad de dramatizar la vida y su busca de lo insólito y lo ideal”.
El sistema penitenciario debe tender a la readaptación social y a la reeducación de los reclusos y cumplir en el tratamiento de los mismos, con las siguientes normas mínimas: Deben ser tratados como seres humanos; no deben ser discriminados por motivo alguno, ni podrán infligírseles tratos crueles, torturas físicas, morales, psíquicas, coacciones o molestias, trabajos incompatibles con su estado físico, acciones denigrantes a su dignidad, o hacerles víctimas de exacciones, ni ser sometidos a experimentos científicos; Deben cumplir las penas en los lugares destinados para el efecto.
Artículo 996: Si la sentencia de incapacitación por enfermedades o deficiencias físicas o psíquicas no dispusiere otra cosa, el sometido a curatela podrá, asistido del curador, aceptar la herencia pura y simplemente o a beneficio de inventario.
Los trabajadores mayores de sesenta años serán objeto de trato adecuado a su edad; Protección y fomento al trabajo de los ciegos, minusválidos y personas con deficiencias físicas, psíquicas o sensoriales; Preferencia a los trabajadores guatemaltecos sobre los extranjeros en igualdad de condiciones y en los porcentajes determinados por la ley.
Muchas familias están tratando de llegar a Paccha, para gozar de su clima reparador de energías físicas y psíquicas, porque, además de constituir la rehabilitación orgánica, la plenitud de la salud y el vigor de las energías; ofrece una variada gama de luz y color, de impresiones tonificantes de su ambiente Geo-sociológico.
La facilidad con que nuestra consciencia despierta los olvidos corresponde, evidentemente, al hecho antes citado de que el fenómeno onírico no toma (casi) nunca de la vida diurna una ordenada serie de recuerdos, sino sólo detalles aislados, a los que separa de aquellas sus acostumbradas conexiones psíquicas, dentro de las cuales los recordamos durante la vigilia.
FUENTES PSÍQUICAS DE ESTÍMULOS.- Al tratar de las relaciones del sueño con la vida despierta, y del origen del material onírico vimos que tanto los investigadores más antiguos como los más modernos han opinado que los hombres sueñan con aquello de que se ocupan durante el día y les interesa en su vida despierta.
Su prosa, su diálogo, sus deducciones psíquicas, sus toques de paisajes, su amaneramiento gaucho, su dominio absoluto de las pasiones que agitan a los hombres del campo, todo eso y algo más que no puede condensarse en palabras de crítica, hacen de «Raza Ciega» un libro de incalculable valor.
La vida de representación, libertada ya, fuera de esto, de toda razón e inteligencia, no es contenida aquí tampoco por aquellas excitaciones somáticas y psíquicas llenas de peso, y queda de este modo abandonada a su propia arbitraria actividad y a su caprichosa confusión» (Volkelt, página 118).