provinciano

(redireccionado de provinciana)
También se encuentra en: Sinónimos.

provinciano, a

1. adj./ s. Que vive en una pequeña ciudad o capital de provincia déjame de capitales, yo me quedo siendo un provinciano. capitalino
2. adj. Que tiene relación con la provincia o con los provincianos.
3. adj./ s. despectivo Que se comporta con poca desenvoltura ante formas de vida más adelantadas. inculto, paleto

provinciano, -na

 
adj.-s. Díc. del habitante de una provincia, en contraposición al de la corte.

provinciano, -na

(pɾoβin'θjano, -na)
abreviación
1. que está relacionado con una provincia una aldea provinciana
2. persona que nació o vive en una provincia una joven provinciana
3. persona que tiene mentalidad cerrada Tenía la típica desconfianza provinciana.
4. elegante que es poco refinado una celebración provinciana

provinciano, -na


sustantivo masculino-femenino
1. persona que nació o vive en una provincia Tuvo un altercado con unos provincianos en un bar.
2. persona que tiene mentalidad cerrada No se te quita lo provinciano con nada.
Traducciones

provinciano

country, provincial

provinciano

provinciale

provinciano

provinciaux

provinciano

Provincial

provinciano

المقاطعة

provinciano

מחוזי

provinciano

지방

provinciano

จังหวัด

provinciano

/a
A. ADJ
1. (= rural) → country antes de s
2. (= paleto) → provincial
3. (anticuado) (= vasco) → Basque, of the Basque Provinces
B. SM/F
1. (= de provincias) → provincial country dweller
2. (anticuado) (= vasco) → Basque
Ejemplos ?
Sus oyentes, que ya empezaban a aburrirse de la estancia en el campo, se interesaron vivamente en aquella intriga, tan en armonía con la vida provinciana.
Y aunque nadie advertía aquellos fenómenos de belleza, Juana Eskildsen y Antonio Gutiérrez resplandecieron en sus alegrías y en sus esperanzas; un nuevo ser había venido a aumentar la dichosa familia provinciana y sus ojos veían sonrientes el fruto de su amor.
Cuando la bella joven provinciana acababa de tocar el piano, tomaba entre sus manos las del niño y le contaba con una gracia encantadora una de esas historietas que hacen sufrir, estremecer y llorar a los seres inocentes de la edad de Ricardo.
Casi nunca adaptaron los estilos indígenas en la ropa, ni en el diseño o construcción de casas. En vez de ello, exageraron sus propios estilos españoles, como para negar su situación provinciana.
Pensar que nadie entre esas buenas gentes es capaz de apreciar siquiera el corte de una levita. Entonces hablaron de la mediocridad provinciana, de las vidas que se ahogaban, de las ilusiones que se perdían en ella.
Birotteau, por su desgracia, había desarrollado en Sofía Gamard los únicos sentimientos que tan ruin criatura podía experimentar, los del odio, que, latentes hasta entonces a causa de la calma y la monotonía de una vida provinciana, cuyo horizonte se había estrechado aún más para ella, debían adquirir tanta más intensidad cuanto que iban a emplearse en cosas pequeñas en medio de una esfera minúscula.
Agitándose al nacer bajo las gasas del luto, aquel amor no dejaba de estar en armonía con la sencillez provinciana de aquella casa ruinosa.
La tristeza inmensa que flota en tus ojos Nos dice tu vida rota y fracasada, La monotonía de tu ambiente pobre Viendo pasar gente desde tu ventana, Oyendo la lluvia sobre la amargura Que tiene la vieja calle provinciana, Mientras que a lo lejos suenan los clamores Turbios y confusos de unas campanadas.
Terminado el almuerzo, y habiéndose ido el anciano a dormir su acostumbrada siesta, doña Benigna y su comadre pusiéronse a charlar de sobremesa, explotando, con sabia erudición, el tema inagotable de la chismografía provinciana.
En el corral se veía colgar un zalea que recibía los cadentes rayos de las dos de la tarde… Carbones Como luchando para no morir, la mañana provinciana resurgía en aquel antiguo pueblo devorado por la ciudad.
-¡Oh! primo mío, usted quiere burlarse de una pobre provinciana. -Si me conociese usted, sabría que aborrezco las burlas, porque entiendo que hieren todos los sentimientos.
El sábado, con los jóvenes recién casados, estoy libre, y nos pondremos en camino. Le pido perdón por la incomodidad de una boda provinciana.