proverbio

(redireccionado de proverbios)
También se encuentra en: Sinónimos.

proverbio

(Del lat. proverbium.)
1. s. m. Frase de origen popular y de forma fija que expresa una idea, consejo o enseñanza suele usar proverbios para aconsejar a sus hijos. refrán, sentencia
2. TEATRO Obra dramática en la que se escenifica un refrán.

proverbio

 
m. Sentencia, adagio o refrán.
teat. Obra dramática cuyo objeto es poner en acción un proverbio.

proverbio

(pɾo'βeɾβjo)
sustantivo masculino
refrán de origen popular que contiene una enseñanza moral un proverbio chino
Sinónimos

proverbio

sustantivo masculino
sentencia, refrán*, adagio, máxima, paremia.
El término griego paremia solo tiene uso literario.

proverbio:

dichorefrán, máxima, apotegma, axioma, sentencia, adagio, aforismo,
Traducciones

proverbio

Sprichwort

proverbio

proverb, saying, saw, adage

proverbio

proverbe

proverbio

proverbio

proverbio

provérbio

proverbio

المثل

proverbio

przysłowie

proverbio

поговорка

proverbio

谚语

proverbio

諺語

proverbio

přísloví

proverbio

ordsprog

proverbio

פתגם

proverbio

ことわざ

proverbio

속담

proverbio

ordspråk

proverbio

SMproverb
Ejemplos ?
9 Y cuanto más sabio fué el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; é hizo escuchar, é hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios.
Para todos estos alabados sabios de las cátedras era sabiduría el dormir sin soñar Alusión a Proverbios, 3, 24: «Te acostarás y dormirás dulce sueño.
Existe un proverbio —y los proverbios son una cosa muy buena—, hay un proverbio, digo, que pretende que el apetito entra comiendo.
Hacer bien a otro sin hacerse mal a sí, blasón es de Dios: no por esto pongo dificultad en el hacer bien, sino cuidado: digo que se haga y que se mire a quién se hace. El Espíritu Santo lo aconseja así en los "Proverbios": Si bene feceris, scito cui feceris, et erit gratia multa in bonis fuis.
Como en otros libros sapienciales, por ejemplo Job y Eclesiástico, por no decir nada de Proverbios (una obra miscelánea), el pensamiento fluctúa, se rectifica y se corrige.
A la matrona romana Leta propone sobre la educación de su hija, entre otros consejos, los siguientes: «Tómale de memoria cada día el trozo señalado de las Escrituras...; que prefiera los libros divinos a las alhajas y sedas... Aprenda lo primero el Salterio, gócese con estos cánticos e instrúyase para la vida en los Proverbios de Salomón.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Los Proverbios de Salomon.
"Ahora bien, los agoreros eran personas que habían aprendido oscuros proverbios, y que se unieron a los capitalistas por razón del agua de los capitalistas, para poder de este modo vivir, ellos y sus hijos.
Oscura es la noche, oscuros son los caminos de Zaratustra Cita ligeramente modificada de Proverbios, 4,19: «Oscuros son los caminos del ateo» (traducción de Lutero).
Y por esto el Apóstol San Juan escribió a siete iglesias, manifestando con esto que escribía a la plenitud de una; y antes Salomón, figurando lo mismo en los Proverbios: «La sabiduría, dice, edificó una casa para sí, y la apoyó sobre siete columnas.» En todas las gentes era estéril la Ciudad de Dios antes que saliese a luz este parto, que la vemos ya en el estado de fecundidad.
animosamente leal y criado Vuestro; soy, por la misericordia de Dios, cristiano redimido con la sangre de Jesucristo, a quien, en mi intención para Vuestro servicio, me protesto en el cielo y en la tierra, tan lejos de temer a los que me calumniaren, que los tendré lástima viéndolos incurrir en la rigurosa sentencia del Espíritu Santo (capítulo 29 de los Proverbios, verso I): "Viro qui corripientem dura cervice contemnit, repentinus ei superveniet interitus, et eum sanitas non sequetur" (Al varón que con dura cerviz despreciare al que le reprehende, le sobrevendrá muerte repentina y no tendrá más salud).
Puesta a salvo la significación literal o histórica, busca sentidos más internos y profundos, para alimentar su espíritu con manjar más escogido; enseña a propósito del libro de los Proverbios, y lo mismo advierte frecuentemente de las otras partes de la Escritura, que no debemos pararnos en el solo sentido literal, «sino buscar en lo más hondo el sentido divino, como se busca en la tierra el oro, en la nuez el núcleo y en los punzantes erizos el fruto escondido de las castañas»(101).