proturos


Búsquedas relacionadas con proturos: diplura, dipluros, tisanuros

proturos

 
m. pl. zool. Orden de insectos de pequeñas dimensiones, provistos de antenas, ojos compuestos y aparato masticador.
Ejemplos ?
Algunos grupos de insectos presentan breves apéndices sin articulación denominados estilos que se pueden interpretar como homólogos de las patas, y los proturos, así como algunos grupos fósiles, presentan cortos apéndices abdominales articulados que recuerdan a los extremos de las patas torácicas.
También se encuentran presentes otros artrópodos como proturos, hemípteros, tisanópteros, ftirápteros, neurópteros, tricópteros, sifonápteros y arañas.
Segmento II. Porta las antenas, aunque faltan en los proturos, por lo que se le llama también segmento antenal. Le corresponde la sección segunda del cerebro, el deutocerebro.
Un segundo capítulo lo forman pequeños artrópodos detritívoros, entre los que destacan los ácaros, especialmente los oribátidos, los diplópodos y los colémbolos. Junto a éstos, otros dos grupos de hexápodos, los proturos y los dipluros son más o menos exclusivos del suelo.
Si se considera que los dipluros están más relacionados con colémbolos y proturos (cladograma A), aparece el clado Entognatha, que agruparía los hexápodos con piezas bucales parcialmente ocultas dentro la cápsula cefálica; su clado hermano sería Ectognatha, que incluye sólo a los insectos, con piezas bucales expuestas.
os proturos (Protura) son una clase de artrópodos hexápodos, lo que les sitúa muy próximos a los insectos verdaderos (clase Insecta).
Los proturos son anamórficos, es decir, nacen con menos segmentos que el adulto (9 en lugar de 11, contando el telson o último segmento).
(o una superclase) de artrópodos, el que más especies agrupa, e incluye a los insectos (1 millón de especies), así como a varios grupos de artrópodos estrechamente relacionados con éstos, como los proturos, los dipluros y los colémbolos (unas 9.000 especies entre los tres).
Todos los demás grupos de artrópodos (con la excepción de los quelicerados y los proturos, que carecen de ellas) tienen un único par unirrámeo de antenas.
Son entognatos, con las piezas bucales encajadas en posición inferior dentro de un surco de la cabeza, rasgo en el que coinciden con los otros hexápodos no insectos (proturos y colémbolos).
Los que viven cerca de la superficie tienen patas más largas y tienden a presentar un solo ciclo anual de reproducción y crecimiento, mientras que los otros presentan extremidades más cortas y mantienen su actividad reproductora a lo largo del año. También se encuentran algunos proturos bajo las piedras o habitando las grietas de las cortezas.
Los proturos son de pequeño tamaño, miden típicamente alrededor de 1 mm (entre 0,5 y 2,5 mm), y son inconspicuos habitantes de la capa superficial del suelo, donde fueron observados y descritos para la ciencia por primera vez en 1907.