protomédico

protomédico

s. m. HISTORIA Cada uno de los médicos del rey.

protomédico

 
m. Médico del rey que, junto a otros, componía el protomedicato.
Ejemplos ?
El 31 de enero de 1676 por Real Cédula de Carlos II se fundó la Real y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo, la tercera universidad fundada en América, donde estudiaron muchas figuras importantes del país, entre ellos Fray Francisco Ximénez, descubridor del manuscrito Popol Vuh —y quien además lo tradujo parcialmente al castellano— y el doctor José Felipe Flores, eminente protomédico de Guatemala y médico personal del rey de España.
Este personaje, médico, político y poeta, había sido anteriormente Protomédico de las Galeras de España; se preocupó de atender a los pobres y mendigos que abundaban en la mayoría de las grandes ciudades y de diferenciar los verdaderos de los falsos.
De acuerdo a las descripciones realizadas por el protomédico de la Nueva España, Francisco Hernández de Toledo, la enfermedad consistía en fiebres altas, fuertes cefaleas, vértigo, lengua seca y negra, orina negra o verdosa, disentería, dolor abdominal y torácico, delirios, convulsiones, diarrea, abscesos detrás del pabellón auricular, hemorragia abundante de naríz y oídos y la muerte al cabo de tres o cuatro días.
El primer protomédico fue Michael O'Gorman (1749?-1819), de origen irlandés, que había estudiado en París y Reims y revalidado en Madrid, llegando al Río de la Plata en 1776.
Este último se encargaba del arte de curar y de formar y enseñar a profesionales. Dependía de España y su primer protomédico fue el irlandés Miguel O'Gorman.
El médico, botánico y expedicionario español Francisco Hernández de Toledo —doctor de la cámara de Felipe II, nombrado por éste protomédico de todas las Indias, Islas y Tierra Firme del Mar Océano— describió los síntomas de la acontecida en 1576: fiebre, cianosis lingual, deshidratación, cefalalgia severa, ictericia, vértigo, oscurecimiento de la orina, diarrea mucosa y sanguinolenta, dolor torácico intenso, aparición de apostemas grandes detrás de las orejas que solían invadir el cuello y la cara, esfacelos labiales, desórdenes neurológicos agudos y hemorragia de las membranas mucosas nasales, oculares, bucales y óticas; la muerte ocurría generalmente a los tres o cuatro días de presentarse los síntomas.
Estudió medicina en la Real y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo, y en 1781 llegó a ser profesor del Hospital de San Juan de Dios y catedrático de Prima en la Facultad de Medicina de la Universidad. Luchó por el establecimiento del Protomedicato en Guatemala, hasta convertirse en el primer Protomédico.
Emilio Mira y López en Santa Fe, Leprosario (actual Hospital Protomédico Manuel Rodríguez) en Recreo, Colonia de Alienados (actual Colonia Psiquiátrica Dr.
Dan fe de su inserción social su pertenencia al Cabildo de la ciudad, y los distintos cargos que ostentó, como el de Protomédico (encargado de supervisar las farmacias).
En Madrid, en 1803, mantuvo contacto con Antonio Gimbernat y Arbós y presentó un informe a la Junta de Cirujanos de Cámara sobre la necesidad de una campaña de vacunación en América respaldada por el gobierno. En honor a sus múltiples méritos fue nombrado primer Protomédico Legal de Guatemala por el Tribunal de Protomedicato.
El 1.º de abril de 1631 figura como poseedor del mayorazgo en una escritura hecha en Santo Domingo de la Calzada por unos vecinos de Herramélluri que constituyeron un censo a su favor.: Casó con María de Escoriaza y Esquivel, natural y señora del palacio de sus apellidos en la ciudad de Vitoria, bautizada en San Pedro año de 1582, hija de Juan López de Escoriaza, señor de la misma casa, natural y alcalde de Vitoria, diputado general de Álava, y de María de Esquivel, su mujer, que hicieron agregación al mayorazgo en 1609; nieta de Ortuño López de Escoriaza, comendador de Santiago y también diputado general de Álava, y de Isabel Mora de Álava, que agregaron en 1565, y biznieta del doctor Fernán López de Escoriaza, médico de Cámara y protomédico del Emperador...
Durante su época de Protomédico de Galeras, 12 años, cuenta él mismo que llegó a conquistar siete banderas a turcos, ingleses y franceses.