prosaica


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con prosaica: prosaicamente
Sinónimos
Ejemplos ?
(1977) Conferencias sobre historia económica de Colombia. Ediciones La Carreta. (1977) Thomas Mann, la montaña mágica y la llanura prosaica. Colección Autores Nacionales.
Todo esto le fue revelando nuevas técnicas en el manejo del verso, una consciencia acerca de su oficio como poeta, y la maduración de una voz más prosaica, distante e irónica.
Una fría y oscura morada llamada Niflheim era regida por Hela, hija de Loki. De acuerdo a la Edda prosaica, esta era el lugar último de residencia de la mayoría de los muertos.
Esto es mencionado en la Edda poética y en la Edda prosaica, compilaciones escritas en el siglo XII por Snorri Sturluson a partir de tradiciones orales más antiguas.
También se encuentra en los manuscritos del Hauksbók, códice de Haukr Erlendsson de 1334, mientras que partes del poema se citan también en la Edda prosaica de Snorri Sturluson, compuesta hacia el año 1220, con añadidos hasta finales del siglo XIII.
El Valhalla es descrito en la Edda poética, colección de poemas compilados en el siglo XIII a partir de fuentes tradicionales antiguas, en la Edda prosaica y en las Heimskringla, ambas escritas por Snorri Sturluson también en el siglo XIII, y en unas estrofas de un poema anónimo del siglo X, conocido como Eiríksmál e incluido en la saga Fagrskinna, que conmemora la muerte de Erico I de Noruega.
De acuerdo a la Edda prosaica, Snotra es una de las Ásynjur. Su nombre es claramente un derivado del adjetivo snotr que significa "sabia" o "grácil".
La versión más popular del mito sobre la creación de Mjolnir, se encuentra en Skáldskaparmál en la Edda prosaica de Snorri Sturluson.
-Precisamente, mi querido mister Traddles -dijo mistress Micawber-, deseo ser lo más prosaica posible en un asunto de esta importancia.
Si siquiera hubieran puesto algún cuadro que representase la mesa opípara de un Elio-Gábalo1, con su nombre como para presidir al buen gusto, al lujo y profusión de la comida, convengo en que no era salirse de camino; y confieso, que cuando vi todo aquel aparato histórico sospeché que me iban a dar una comida muy erudita y llena de alusiones históricas y rasgos filosóficos; pero nada de eso: me la dieron tan prosaica y vulgar como en las demás fondas.
Aquí, en no escribiéndose con la materialidad vulgar y ordinaria de los españoles, ya tenemos sermón en desierto. Expresión un poco desusada, expresión perdida. Expresión sin trivialidad, poco prosaica, expresión perdida... ¡Pon fin!
En esta Flandes, española un día, hallé lo que buscaba; silenciosa tranquilidad, prosaica existencia que excite las poéticas memorias de la oriental España; y aquí marcha mi árabe carabela viento en popa: pueblo aquí mi fantástico universo de miles de quimeras incorpóreas, que me acompañarán mientras que viva tornando en poesía la vil prosa de esta vida de goces materiales, de cálculo y de niebla, que sofoca la fe, la inspiración, la poesía, los instintos el alma generosa, que la mansión mortal no considera, cual esta gente ruin, como una lonja.