propensión

(redireccionado de propensiones)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con propensiones: propensión

propensión

s. f. Inclinación natural física o síquica de una persona hacia una cosa o una actitud tiene propensión a coger resfriados; su propensión a la depresión se acentúa cada vez más. tendencia

propensión

 
f. Inclinación de una persona o cosa a lo que es de su gusto o naturaleza.
med. Predisposición a contraer una enfermedad.

propensión

(pɾopen'sjon)
sustantivo femenino
1. disposición natural hacia una cosa Trabajó con el psicóloga su propensión a la ira.
2. predisposición a contraer enfermedades En su familia tenían propensión a engordar.
Sinónimos

propensión

sustantivo femenino
1 inclinación, tendencia, instinto. desgana, desinterés.
«La propensión está en el entendimiento o en los hábitos; la inclinación en la voluntad o en el carácter. Hay propensión a hablar mal del prójimo, a distraerse, a leer novelas. Hay inclinación al amor, a la cólera, a tal profesión, a tal clase de sociedad...»
José Joaquín de Mora
2 predisposición.
Tratándose de enfermedades.
Traducciones

propensión

Neigung

propensión

propension

propensión

propensão

propensión

الميل

propensión

skłonność

propensión

倾向

propensión

傾向

propensión

性向

propensión

성향

propensión

benägenhet

propensión

SFinclination, tendency (a to) (Med) → tendency
Ejemplos ?
Utilizando esas propensiones, el funcionamiento del multiplicador permanece esencialmente igual, pero su formulación nos permite considerar la influencia de "escapes" o "fugas financieras" en la economía: En la cual la expresión 1 - b cdot(1 - t) - m constituye el multiplicador keynesiano compuesto o completo.
La formulación de esta función es como sigue: C = (1 / 2) (B - (y / (ULC - α)) + (x / α)) donde C = consumo total, B = Restricción presupuestaria - Renta Disponible, α = Propensión Marginal a gastar en consumo, β = Propensión Marginal a ahorrar, ULC Límite superior elegido para la suma de ambas propensiones = α + β...
Sin embargo, en palabras del propio Harlow "El equilibrio entre su facultad intelectual y sus propensiones animales se había destruido".: Tras pasar la fase aguda, Gage se volvió irregular, irreverente, blasfemo e impaciente.
Pueden aislar tendencias, propensiones y mecanismos y mostrar que tienen implicaciones para el comportamiento a menudo sorprendentes y contrarias a lo intuitivo.
El segundo problema que plantea la industrialización es que, al distribuir el ingreso desde segmentos de la población con altas propensiones al consumo a otros segmentos con menores, se produce una caída en el consumo global.
Los cambios en la participación de la inversión están ligados a cambios en la distribución del ingreso: un mayor volumen de inversión implica una mayor participación de los beneficios en el producto total, pues las propensiones al ahorro provenientes de los beneficios son mucho mayores que las propensiones provenientes de los salarios.
“La teoría de los sentimientos es la teoría de la organización progresiva de las propensiones en sistemas que se transforman en las principales fuentes de todas nuestras actividades; sistemas que dan consistencia, continuidad y orden a nuestra vida de esfuerzos y emociones; sistemas que a su vez se organizan armónicamente en otros más amplios, y constituyen de tal modo lo que con propiedad llamamos el carácter”.
Contrajo una de esas propensiones a languidecer que agotan y secan la vida en sus mismos manantiales y pueden dar origen a afecciones consuntivas.
Pues si a la hierba del campo que hoy nace y mañana se echa al fuego la viste Dios así, ¿cuánto más a vosotros, gente de poca fe?» Así que para el alma del hombre, sujeta a los deseos y propensiones de la tierra, los mismos bienes caducos e inestables que temporalmente desea y necesita en esta vida transitoria son de poco momento en comparación con los bienes eternos de la vida futura; sin embargo, no los acostumbra pedir ni esperar sino de la mano de un solo Dios, a fin de que ni aun con el deseo de éstos se aparte del culto y veneración de Aquel cuya posesión y visión beatífica ha de conseguir por el desprecio y aversión de semejantes bienes terrenos.
El autor del Quijote siguió las propensiones de su temperamento: así como su héroe se cubre el rostro con su buena celada, así él se oculta debajo de ese antifaz tan risueño y alegre con el cual llena de regocijo a quienes le miran y escuchan: si la melancolía le oyera, se riera: no hay hambre, luto, palidez que no quiebren la tristeza en la figura del caballero andante en quien son motivos de risa lo mismo que a otros los vuelve respetables y aun temibles.
Finalmente, era una guerra que ni apelaba ni desarrollaba ningún sentimiento noble, ni generoso, ni honorable, sino, por el contrario, primaba constantemente las más mezquinas, falsas, y crueles propensiones de la naturaleza humana.
Inútil para todos, sus ruines propensiones y sus malas obras le vuelven perjudicial para sus semejantes, tanto más cuanto que de continuo se halla fuera de sí con el recargo de licores incendiarios que le embrutecen y enfurecen más y más.