propágulo

(redireccionado de propágulos)

propágulo

s. m. BOTÁNICA Órgano o parte de un vegetal.

propágulo

 
m. bot. Órgano o fragmento de órgano, que poseen ciertas plantas para verificar su reproducción asexual.
Ejemplos ?
Mediante las mitosporas; forma típica en hongos, musgos, helechos y líquenes Mediante propágulos: Rizoma Tubérculo Bulbo Estolón Cormo Dispersión de los propágulos
Hay varias formas de promover el alejamiento de los propágulos, que permiten distinguir sobre todo la anemocoria (dispersión por el viento) y la zoocoria.
Hojas basales 1,5-10 × 0,2-1 cm, persistentes en la antesis, que suelen formar roseta, linear-lanceoladas, gradualmente atenuadas en largo pecíolo sin dientes, regularmente denticuladas o provistas de espínulas tiernas, con un nervio principal y 2 o más secundarios, que discurren ± paralelos desde la base y cuyas ramificaciones forman un retículo tenue; hojas caulinares 0,7-1,7 cm, todas opuestas, palmatipartidas, con 3-5 segmentos –los laterales más pequeños, a veces muy reducidos, todos ± lineares–, amplexicaules, espinulosas, a veces con propágulos exilares en otoño.
La otra célula sufre una transformación morfológica para dar lugar al elater, una célula higroscópica estéril, engrosada y enrollada en espiral, que contribuye con sus movimientos a la diseminación de las esporas. Asexual. Propágulos que se forman en los conceptáculos, fragmentación.
Las plantas producen propágulos en forma de semillas, desnudas o acompañadas por partes derivadas de otros órganos (fruto), que idealmente deben dispersarse a cierta distancia.
n botánica se llama zoocoria a la forma de dispersión de los propágulos en la que el agente que realiza el transporte es un animal.
En particular en Botánica, dispersión se refiere a la de los propágulos, frutos y semillas, con que las plantas aseguran su descendencia.
n Ecología, los bancos de semillas corresponden a propágulos viables (usualmente semillas en estado de latencia), que se encuentran generalmente enterradas en el suelo.
maritima funciona como una especie nodriza que protege del sol, de la pérdida excesiva de humedad y del calentamiento excesivo a las plántulas y propágulos durante el proceso de establecimiento.
En un estudio sobre la dispersión y establecimiento de especies de mangle, se realizaron pruebas de campo durante el período de mayor precipitación y fructificación, y se obtuvo un 92% de retención de los propágulos en masas de B.
La dispersión de los propágulos es muy importante para las plantas, ya que de no poder dispersarse eficientemente no se llegarán a reproducir de forma efectiva.
Es esencial desarrollar estrategias preventivas que contemplen el uso de semillas o mezclas de éstas (como las empleadas habitualmente en la creación de céspedes forrajeros) y de sustratos absolutamente exentos de propágulos de esta especie.