pronunciación


También se encuentra en: Sinónimos.

pronunciación

1. s. f. Acción de pronunciar.
2. Manera de pronunciar los sonidos al hablar por su pronunciación creo que no es de aquí; sabe gramática francesa, pero su pronunciación es pésima. dicción
3. RETÓRICA Parte de la antigua retórica que trataba de los gestos y semblante del orador.

pronunciación

 
f. Acción y efecto de pronunciar.

pronunciación

(pɾonunθja'θjon)
sustantivo femenino
1. acción de articular de los sonidos de una lengua Tiene problemas de pronunciación.
2. manera de articular los sonidos de una lengua Tengo buena pronunciación del francés.
3. publicación de una sentencia judicial La pronunciación del juez no se hizo esperar.
Sinónimos

pronunciación

sustantivo femenino
dicción, articulación.
Dicción designa la manera correcta o incorrecta de hablar, especialmente la pronunciación: dicción clara.
Traducciones

pronunciación

pronuntiatĭo

pronunciación

prononciation

pronunciación

pronúncia

pronunciación

發音, 发音

pronunciación

نُطْق

pronunciación

výslovnost

pronunciación

udtale

pronunciación

Aussprache

pronunciación

προφορά

pronunciación

ääntämys

pronunciación

izgovor

pronunciación

発音

pronunciación

발음

pronunciación

uitspraak

pronunciación

uttale

pronunciación

wymowa

pronunciación

uttal

pronunciación

การออกเสียงคำพูด

pronunciación

telaffuz

pronunciación

sự phát âm

pronunciación

произношение

pronunciación

發音

pronunciación

SFpronunciation
Ejemplos ?
Con pronunciación adecuada a la materia, trabajo que estaba encomendado a un pajecillo de Basché, llamado Anagnostes (A través del conocimiento).
1. En francés las palabras sang : sangre, y sens : sentido, tienen la misma pronunciación. El doctor hace, con un juego de palabras intraducible, una broma a costa de la señora Homais.
0 " 10 " 175.-cuando con un aparato proteico se corrija la masticación, de........0 " 5 " 176.-perdida de un diente; reposición....................177.- perdida total de la dentadura, de...........................10 " 20 " 178.-bridas cicatriciales que limiten la abertura de la boca, impidiendo la higiene bucal, la pronunciación...
Amaro no alzó los ojos, ni hizo más movimiento que subir la mano de la sien a la frente, revolviendo las guedejas. Pero entreabrió los labios y, dando primero un suspiro, tartamudeó con oscura voz y pronunciación dificultosa.
Los pobres barcos de pescadores y los arados primitivos de los cántabros y asturianos, fueron los postreros trofeos ibéricos de la conquista romana, en vísperas de la era de Cristo, y cuando los visigodos, germanos a medio refinar, sometieron a sus leyes, cuatro siglos después, al suevo grosero, germano también, pero del tobo bárbaro, que había ocupado ese pedazo de suelo, de poca valía, lo dejaron, en vez de destruirlo, que mezclase, bajo su dominación, en ese rincón inhospitalario, su rubia melena con la melena morena del íbero, y su pronunciación ronca de germano silvestre con el hablar rudo del celta.
Prosodia: Real Academia Española: Es la parte de la Gramática que enseña la recta pronunciación y acentuación de las palabras y del ritmo de los períodos.
La niña está deseandito casarse ó rabiandito por novio». En la pronunciación dejan un poco que desear las cordobesas. La zeda y la ese se confunden y unimisman en sus bocas, así como la ele, la erre y la pe.
Pero si en la pronunciación hay esta anarquía, en la sintaxis y en la parte léxica, así las cordobesas como los cordobeses, son abundantes y elegantísimos en ocasiones, y siempre castizos, fáciles y graciosos.
En tanto que gritaban, la abadesa llegó dándose priesa, en brazos de dos monjas apoyada, con el peso encorvada de ochenta y cinco años, que le habían causado, entre otros daños, almorranas, ceguera, algo de perlesía y de sordera, y una pronunciación intercadente por hallarse su boca sin un diente.
No hablamos hoi como hablaban los conquistadores: las lenguas americanas nos proveen de neolojismos que usamos con derecho, por no tener equivalentes en castellano, por espresar ideas esclusivamente nuestras, por nombrar cosas íntimamente relacionadas con nuestra vida. Hasta en la pronunciación ¡cuánto hemos cambiado!
No hablamos hoy como hablaban los conquistadores: las lenguas americanas nos proveen de neolojismos que usamos con derecho, por no tener equivalentes en castellano, por expresar ideas esclusivamente nuestras, por nombrar cosas íntimamente relacionadas con nuestra vida. Hasta en la pronunciación ¡cuánto hemos cambiado!
-¡Qué injusticia! -decía, con su peculiar pronunciación, que suplirán los lectores-; ¡qué injusticia! Todo va al primer patio y nada al segundo patio.