promisión


También se encuentra en: Sinónimos.

promisión

1. s. f. Acción de prometer. promesa
2. DERECHO Promesa que se hace a una persona sin mediar con ella pacto o estipulación.

promisión

(pɾomi'sjon)
sustantivo femenino
promesa que hace un persona a otra faltar a una promisión
Sinónimos

promisión

sustantivo femenino
Traducciones

promisión

Versprechen

promisión

promessa

promisión

promesse

promisión

belofte

promisión

promessa

promisión

الوعد

promisión

承诺

promisión

承諾

promisión

løfte

promisión

ההבטחה

promisión

約束

promisión

약속

promisión

löfte

promisión

สัญญา

promisión

SF tierra de promisiónland of promise, promised land
Ejemplos ?
Sin embargo, una y otra ave es simple y nada perjudicial, significándonos también que en el pueblo israelita, a quien había de darse aquella tierra, los hijos de promisión habían de ser individuos, o sin división, y que, heredando el reino, habían de permanecer en la eterna felicidad.
De dos géneros de hombres que caminan a diferentes fines CAPITULO II. De los hijos de la carne y de los hijos de promisión CAPITULO III.
y dijo Abraham a Dios: Viva, Señor, este Ismael, de manera que sea agradable en tu acatamiento; y dijo Dios a Abraham: Bien está, ved aquí que Sara, tu mujer, te dará un hijo y le llamarás Isaac; yo confirmare mi pacto con él; será pacto eterno, seré su Dios, y de su descendencia después de él; y por lo tocante a Ismael, he oído tu petición, he aquí que yo lo he echado mi bendición y le he de multiplicar grandemente; engendrará y producirá doce naciones, y te haré cabeza de una grande nación; pero mi pacto le he de confirmar con Isaac, que es el que ha de nacer de Sara dentro de un año.» Aquí están más claras las promesas de la vocación de los gentiles en Isaac, esto es, en el hijo de promisión...
De los hijos de la carne y de los hijos de promisión Sombra de esta ciudad e imagen profética, más para significárnosla que para ponerla y hacérnosla realmente presente, fue la que existió en la tierra cuando convino que se designase y llamase también ciudad santa, por razón de la imagen que significa, y no de la verdad, como ha de llegar a ser.
Estaba, pues, en la tierra de promisión la descendencia y posteridad de Abraham, esto es, el pueblo de Israel, según la carne, y allí, no sólo ocupando las ciudades enemigas sino eligiendo reyes, había comenzado a reinar; habiéndose cumplido ya en su mayor parte las promesas que hizo Dios sobre este pueblo, no sólo las hechas a los tres patriarcas, Abraham, Isaac y Jacob, y otras en tiempo de éstos, sino también las que hizo por el mismo Moisés, por cuyo ministerio Sacó al citado pueblo de la servidumbre de Egipto, y por quien descubrió y manifestó en su tiempo todas las cosas pasadas, cuando conducía el pueblo por el desierto.
Y si porfiaren todavía que resucitará cada uno en la misma estatura de cuerpo en que murió, no hay para qué obstinadamente nos opongamos, con tal que no haya deformidad alguna, ninguna flaqueza, ninguna tardanza, pereza, flojedad ni corrupción, sin que haya cosa que desdiga y no convenga a aquel reino donde los hijos de la resurrección y promisión serán iguales a los ángeles de Dios, cuando no en el cuerpo y en la edad, por lo menos en la felicidad y bienaventuranza.
Dios, le señala con el dedo la tierra de promisión y le promete que de su raza vendría aquel que anunció en el paraíso en los tiempos adámicos por Redentor del mundo y por Rey y Señor natural de las naciones.
7, Josué 24, Sap 12.- Es muy digna de consideración la historia de este animalejo ponzoñoso para la declaración literal de la Historia Sagrada en cuatro lugares de la escritura, donde se dice que expelió Dios los indignos e injustos moradores de la tierra de promisión, enviando delante de los hijos de Israel cabrones o (a)vespas que picasen y ahuyentasen a los enemigos del pueblo de Dios.
Las aguas de su río, con sus salmos de cascadas y pájaros, van besando cariñosas a su pueblo, que es promisión de colores, de frutos y de árboles de fruta sazonada e incipiente; árboles que se tornan en lecciones dé vida abundante, en naturaleza pródiga y en moral convincente.
Las aguas de su río, con sus salmos de cascadas y pájaros, van besando cariñosamente a su pueblo. Pueblo que es promisión de colores, de frutos y de enormes plantíos de tabacales y cafetales.
VII En las fúlgidas presencias de sus días cavados, nacidos donde siglos de luces explotaron sus avisos de urdidumbres traicioneras, se fraguó la ausencia lúbrica de sus noches encamadas aisladas en agobios de desiertos y esfumadas entre enigmas desolantes de sus antes... diuturna promisión de visionarias magas marcando el horóscopo enlutado de impisables sendas...
A lo largo de estas islas la belleza se derrama en promisión de cantos y ruidos, con la expresión agradable que pone la vida agitada de sus aves y animales acuáticos.