prolijo

(redireccionado de prolija)
También se encuentra en: Sinónimos.

prolijo, a

(Del lat. prolixus, profuso.)
1. adj. Que es demasiado extenso tantas explicaciones prolijas son innecesarias; recibí una prolija carta con los detalles de la ceremonia. detallado, minucioso conciso
2. Que se hace o trata con esmero y cuidado es prolijo con todos sus objetos personales. cuidadoso
3. Que es pesado o impertinente no quiero ser prolijo, así que abreviaré mi relato. impertinente, inoportuno

prolijo, -ja

 
adj. Largo, dilatado con exceso.
Demasiado cuidadoso o esmerado.
Impertinente, pesado, molesto.

prolijo, -ja

(pɾo'lixo, -xa)
abreviación
1. que se realiza con cuidado en los más pequeños detalles un trabajo prolijo
2. persona que se detiene en los más pequeños detalles al hacer algo una secretaria prolija y meticulosa
3. discurso sucinto que es extenso y dilatado en exceso una conferencia prolija y tediosa
Sinónimos

prolijo

, prolija
Traducciones

prolijo

bösartig

prolijo

prolisso

prolijo

ADJ
1. (= extenso) → prolix (frm); (= largo) → long-winded; (= pesado) → tedious; (= muy minucioso) → excessively meticulous
2. (Argentina) (= pulcro) → smart, neat
3. (Cono Sur) (= incansable) → untiring
Ejemplos ?
¿Mas para qué esta larga nomenclatura, ni una enumeración prolija de los bienes que posee este reino y de que no ha sabido aprovecharse la mezquina y avara política de su gobierno?
Los portentos del Tiziano, y los que el arte prolija de la bélgica paciencia, émula de aquel, tejía, escaleras, antesalas y corredores vestían, pareciendo sus figuras, figuras de bulto y vivas.
Ella no calificó la personalidad jurídica del comerciante, olvidó completamente todo lo relativo a las funciones de los agentes auxiliares, omitió determinar la naturaleza y efectos de los contratos terrestres y marítimos; reglamentó con la más prolija minuciosidad el comercio restringido, tan justamente llamado de privilegio y monopolio; y una compilación, tan deficiente en su fondo como imperfecta en su forma, ni podía satisfacer las legítimas aspiraciones del comercio, siempre ávido de libertad y franquicias, ni merecer con justicia el nombre y honores de un verdadero Código mercantil.
GENARO: ¡Jesús! ¡Qué obra tan bella y tan prolija! FEDERICO: ¡Ah, farsante Genaro, cual se confiesa de tus manos hija en el trabajo minucioso y raro!
Mire esta aguileña cara, las rosas de estas mejillas, los rasgos de aquellos ojos, la nariz no tan prolija, y conocerá su engaño.
Ponderador saluda afectuoso Del esplendor que admira el extranjero Al Sol, en seis luceros dividido; Y —honestamente al fin correspondido Del coro vergonzoso— Al viejo sigue, que prudente ordena Los términos confunda de la cena La comida prolija de pescados, Raros muchos, y todos no comprados, Impidiéndole el día al forastero, Con dilaciones sordas le divierte Entre unos verdes carrizales, donde Armonïoso número se esconde De blancos cisnes, de la misma suerte Que gallinas domésticas al grano, A la voz concurrientes del anciano.
¡cuán prolija, molesta e infructífera sería esta fatiga!, por la cual ni tú propio–¡carísimo hijo mío Marcelino!–ni los demás a quienes nuestras penosas tareas serán útiles para conservaros en el amor y caridad Jesucristo, gustaría fueseis jueces de mis obras, pues los incrédulos echan siempre de menos las respuestas, aunque oigan contradecir algún punto que hayan leído, y son como aquellas mujercillas de quienes dice el Apóstol «que aprenden siempre y nunca acaban de conseguir la ciencia de la verdad».
LXVI Prolija prevención en breve hora se disolvió, y el lúcido topacio, que occidental balcón fue de la aurora, ángulo quedó apenas del palacio.
Se intentó reducir la política a la sola obtención de resultados electorales; el Gobierno, a la mera administración de las decisiones de los núcleos de poder económico con amplio eco mediático, al punto que algunas fuerzas políticas en 1999, se plantearon el cambio en términos de una gestión más prolija, pero siempre en sintonía con aquellos mismos intereses.
Cayé cortó doce tacuaras sin más prolija elección y Podeley, cuyas últimas fuerzas fueron dedicadas a cortar los isipós, tuvo apenas tiempo de hacerlo antes de arrollarse a tiritar.
Al punto que algunas fuerzas políticas, en 1999, se plantearon el cambio en términos de una gestión más prolija, pero siempre en sintonía con aquellos mismos intereses.
Y al encontrar de franceses prisioneras las cuadrillas, los consuela con su ejemplo y con su voz los anima, y a los cabos españoles, que en respeto y cortesía ni un solo punto desdice de lo que a nobles obliga, los recomienda con tanto extremo, afán y caricias, que se arrasaban los ojos de cuantos allí venían. En los altos de la marcha embarazosa y prolija, varios soldados de cuenta a ver al rey acudían.