proletario

(redireccionado de proletarias)

proletario, a

(Del lat. proletarius.)
1. adj. SOCIOLOGÍA De la clase obrera la masa proletaria participó en la huelga.
2. s. OFICIOS Y PROFESIONES Trabajador manual retribuido los proletarios forman una clase antagónica a la burguesía. obrero
3. adj./ s. Se aplicaba a la persona que carecía de bienes y estaba en las listas vecinales.
4. s. m. HISTORIA Ciudadano pobre de la antigua Roma que servía al estado con su descendencia.

proletario, -ria

 
adj.-s. Que carece de bienes.
fig.Plebeyo, vulgar.
m. f. sociol. Individuo que, por carecer de medios de producción, se ve obligado a vender su fuerza de trabajo.
Cada uno de los individuos que integran el proletariado.

proletario, -ria

(pɾole'taɾjo, -ɾja)
abreviación
relacionado con la clase social de los trabajadores una revolución proletaria
Traducciones

proletario

proletarian

proletario

prolétaire

proletario

proletário

proletario

proletario

proletario

פרולטרית

proletario

プロレタリア

proletario

/a
A. ADJproletarian
B. SM/Fproletarian (frm), worker
se negaron a disparar sobre sus hermanos proletariosthey refused to shoot their fellow workers
Ejemplos ?
En efecto, esta política del Régimen ha sido llevada de tal manera, que las conquistas proletarias constituyen para la Nación mexicana, un estado orgánico.
Patria. Con las constantes en grupos de adolescentes de zonas proletarias apuntadas hasta la fecha. Su quién soy yo y cómo lograr lo que espero de la vida.
Si la unidad familiar se preserva y los servicios concurren preferentemente a las colonias proletarias estaremos en el camino de esa humanización.
Sin ti tendrían asegurado el pan más de veinte familias proletarias Las mil piezas de la máquina se mueven, giran, se deslizan en diferentes sentidos, se juntan y se separan, descienden, suben, sudando grasas.
Nosotros quisiéramos preguntar, compañeros: ¿cuál va a ser la propuesta que en el aspecto legislativo esta Cámara de Diputados va a dar a los miles de damnificados, sobre todo que viven en esa colonias proletarias que tienen un nivel de ingresos del mínimo, y que sin embargo están requiriendo que el gobierno de la República y de la ciudad le den una respuesta a sus problemas?
Tal malestar se va haciendo cada día más insoportable en virtud de que Cárdenas se ha dedicado a gobernar en beneficio de unos cuantos y ha supeditado los principios de un Gobierno democrático a las falsas y perversas orientaciones de líderes que, con su turbia actuación, están envileciendo y explotando a los verdaderos trabajadores de México, pues mientras ese grupo de filibusteros de la lucha sindical se pasea por las calles de la Metrópoli en lujosos automóviles, habita residencias palaciegas, engalanan a sus concubinas con las joyas que son producto de la inicua explotación de las clases proletarias que falsamente dicen redimir...
Lo esencial para que puedan realizarse en su integridad los postulados sociales de la Constitución General de la República y las fórmulas de coordinación social contenidas en el Programa de Gobierno del Partido Nacional Revolucionario, que acaba de aprobarse, consiste en que se verifique una plena interpretación revolucionaria de las leyes, por hombres que sinceramente sientan la Revolución; que sean cabalmente conscientes de su responsabilidad; que tengan verdadero cariño a las masas proletarias, y que perciban con amplitud el espíritu y las necesidades históricas que inspiraron las normas y las doctrinas que se ha dado el pueblo en sus generosas luchas, para que de esta manera las ejecuten con resolución y honradez, a fin de lograr el progreso colectivo.
Pero en cada acto trascendental de nuestro Primer Magistrado, todas esas organizaciones proletarias venimos a convencernos más y más cada vez de que el actual Presidente de la República con mano firme va avanzando hacia las conquistas del proletariado nacional y con una visión clara del momento actual está eslabonando los acontecimientos proletaristas de México con los acontecimientos mundiales del proletariado universal.
Señor General Cárdenas: Reconocemos que usted desenvolvió una labor patriótica, ardua y valiente al servicio del pueblo. Ha levantado usted la dignidad de las clases proletarias.
Y nosotros, ayudémosle; pidamos al pueblo de México, solicitemos de las organizaciones proletarias y de los sectores revolucionarios del país que cada uno de sus miembros se constituya en defensor de la dignidad nacional y ponga su grano de arena para que con este hombre de hierro, con este hombre de altas miras proletarias, proletarista humano y de sinceros afectos para su pueblo, lo ayuden; ayudémosle.
Con armas fabricadas por manos proletarias, con riquezas arrebatadas a masas proletarias, con sangre y sacrificios de proletarios, se hacen las guerras para provecho de capitalistas y tiranos.
El principal elemento para las guerras son las multitudes proletarias, de donde salen ejércitos y contribuciones: quitando ese elemento a las clases dominantes, haciendo que cuando menos una parte numerosa de los trabajadores se opongan decididamente a las intervenciones, las conquistas y los robos enmascarados con pretextos de humanitarismo, de honor nacional y patriotismo, se harán imposibles esas horribles matanzas colectivas que los famosos Congresos de Paz de los gobiernos no impiden porque están formados por instrumentos de los mismos que se interesan en hacerlas.