prole


También se encuentra en: Sinónimos.

prole

(Del lat. proles.)
1. s. f. Linaje, hijos o descendencia de una persona tiene una prole de siete hijos. descendencia, progenie
2. Conjunto numeroso de personas con alguna relación entre ellas una prole de aficionados invadió el campo. pandilla, grupo

prole

 
f. Linaje, hijos o descendencia de uno.

prole

('pɾole)
sustantivo femenino
conjunto de los hijos de una persona Mi abuelo tuvo una gran prole.
Traducciones

prole

prole

prole

后代

prole

後代

prole

potomstvo

prole

afkom

prole

צאצאים

prole

子孫

prole

자손

prole

SF (= descendencia) → offspring (pey, hum) → brood (pey, hum), spawn (pey)
padre de numerosa prolefather of a large family
Ejemplos ?
Ocultamente, en apartado rincón de provincia, Anita Dolores dio al mundo una criatura. Fue el castigo providencial, no sólo para ella, sino para Revenga, que no había tenido prole de su matrimonio, ni esperanzas.
Y al cabo de un año echó fuera de nuevo su prole el poderoso Cronos de mente retorcida, engañado por las hábiles indicaciones de Gea, vencido por la fuerza y habilidad de su hijo.
Leto parió a Apolo y a la flechadora Ártemis, prole más deseable que todos los descendientes de Urano, en contacto amoroso con Zeus portador de la égida.
Zeus exclamó en el lugar honorífico de la mesa de debates: Resulta ahora que todos los héroes son invenciones, tanto que se equiparan a esos simplones de Tarzán, Superman, Batman y muchos otros manes inventados por mentes frívolas y sin grandiosidad, empeñadas en distraer y ofrecer alivio a las frustraciones de los insignificantes hijos de la prole y de sus explotadores.
Entre el socialismo materialista y estatólatra, que considera al individuo como una mera pieza en la gran maquinaria del Estado, y el materialismo capitalista liberal, que no ve en el obrero sino un instrumento de producción, una máquina valiosa, productora de nuevas máquinas en su prole, está la doctrina eterna del Evangelio, que considera a cada uno de nosotros, sin distinción de clases ni de razas, como persona humana, como hijo de Dios, como base y fuente de los derechos humanos.
Sus corazones gemían sobre sus hijos, su prole, y sobre todas las esposas, los engendrados, cuando cada uno de los jefes hacía su oficio.
Verdaderamente preciosa, verdaderamente grande, la potencia de los jefes; el respeto hacia los jefes creció, y su gloria nació por los hijos, la prole, cuando se multiplicaron también los del barranco, los de la ciudad.
Los nombres subsisten de las colinas en donde tomaron posesión los primeros de los hijos, de la prole, estando entonces cada uno en su colina y habiéndose reunido juntos.
Eminente Jefe, Eminente de los Zakik, Eminente de los Varones, Consejeros de los Varones, Carpinteros de los Varones, Cima de los Varones; tales son los nombres de Varones que ellos crearon, que ellos escogieron, que ellos nombraron, en sus bancos, sus sitiales con respaldo, los primeros de los hijos, de la prole, de los hombres Quiché, los exploradores, los oidores, los arqueros, los honderos; murallas, puertas, empalizadas, fortalezas, alrededor del Quiché.
Solamente gemían sus corazones, solamente gemían sus vientres, pidiendo la felicidad, la vida, para sus hijos, su prole, y también su potencia, levantando sus rostros al cielo.
He aquí su ruego a los dioses cuando pedían, he aquí el gemido de sus corazones: “¡Salve, Bellezas del Día, Maestros Gigantes, Espíritus del Cielo, de la Tierra, Dadores del Amarillo, del Verde, Dadores de Hijas, de Hijos! Volveos, esparcid el verde, el amarillo, dad la vida, la existencia, a mis hijos, mi prole.
Como Fray, Dios no le ha impuesto la lucha contra los impulsos de su naturaleza, y por otra parte él no ha hecho fraude con sus impulsos, pues este Fray o Padre, es un Padre con prole.