Ejemplos ?
Las luchas de liberación contra una serie de poderes coloniales europeos, dieron por resultado el establecimiento de gobiernos más o menos progresistas, cuya evolución posterior ha sido, en algunos casos, de profundización de los objetivos primarios de la liberación nacional y en otros de reversión hacia posiciones proimperialistas.
Por su parte Juan Bautista Alberdi, también exiliado en nuestra patria, escribía: “No más tiranos ni tiranías, argentina o extranjera, toda tiranía es infernal y sacrílega: ¿Si el argentino es tirano y tiene ideas retardatarias? Muera el argentino. ¿Si el extranjero es liberal y tiene ideas progresistas? Viva el extranjero” .
El niño era precoz y liberal por instinto: así es que de aquellas aulas, de donde salieron Juan José Baz, Manuel Romero Rubio, Justino Fernández, Manuel Fernando Soto y tantos otros patricios de renombre a defender la Constitución de 1857 y las leyes de Reforma, salió y se alistó en las filas progresistas y en ellas sirvió hasta el año de 1861 en que se retiró con licencia y con un pie inutilizado por una bala de cañón en pleno campo de batalla.
Afganistán se propone defender la independencia y la soberanía nacional, la integridad territorial, fortalecer las conquistas de la Revolución de Abril y lograr sus ideales y objetivos, afianzar y seguir potenciando el régimen popular, asegurar la amplia y activa participación de los trabajadores, de todas las fuerzas democráticas, progresistas y patrióticas del país en las transformaciones antifeudales, democrático-nacionales y antimperialistas, efectuadas por el partido y el Consejo Revolucionario, y en la defensa de la Patria y la Revolución de Abril.
Perteneciendo geográficamente a este continente, pero con sus propias contradicciones, el Oriente Medio está en plena ebullición, sin que se pueda prever hasta dónde llegará esa guerra fría entre Israel, respaldada por los imperialistas, y los países progresistas de la zona.
Artículo 13°- La República de Cuba concede asilo a los perseguidos por sus ideales o luchas por los derechos democráticos, contra el imperialismo, el fascismo, el colonialismo y el neocolonialismo; contra la discriminación y el racismo; por la liberación nacional; por los derechos y reivindicaciones de los trabajadores, campesinos y estudiantes; por sus actividades políticas, científicas, artísticas y literarias progresistas, por el socialismo y la paz.
Artículo 3°- El poder de los trabajadores se apoya en el amplio Frente Patriótico Nacional, que agrupa a obreros, campesinos, artesanos, nómadas, intelectuales, mujeres, jóvenes, representantes de todas las nacionalidades y tribus, a todas las fuerzas progresistas, democráticas y patrióticas y organizaciones sociopolíticas, bajo la dirección del Partido Democrático Popular sobre la plataforma común de construcción de la nueva sociedad progresista, libre y democrática.
Con esto el Gobierno Federal en lo que de él depende; el Poder Legislativo de la Unión y los Poderes Locales, se proponen desarmar a aquellos de nuestros conciudadanos que se hayan lanzado de buena fe a la guerra, en pos de principios políticos, ya que los poderes constituidos se adelantan a la realización de sus anhelos; y se proponen también principalmente, garantizar a la gran masa de nuestros conciudadanos, de hábitos pacíficos y laboriosos, de tendencias evolutivas y progresistas, que el Gobierno procede de buena fe y que no tiene otra preocupación que el establecimiento de la paz por cualquier medio, con tal que sea decoroso y digno.
"Si en la República llegase a surgir un partido de oposición, le miraría yo como una bendición y no como un mal, y si ese partido desarrollara poder, no para explotar sino para dirigir, yo le acogería, le apoyaría, le aconsejaría y me consagraría a la inauguración feliz de un Gobierno completamente democrático. "Por mí, me contento con haber visto a México figurar entre las naciones pacíficas y progresistas.
El Estado adoptará las medidas para desarrollar el sistema progresista y nacional de enseñanza, alfabetización, estudio en el idioma natal, ampliación de la docencia gratuita media, superior y técnico-profesional; libertad de actividad científica, técnica, cultural y artística, a tono con los objetivos de la Revolución de Abril; derecho a la libre y pública exposición de su opinión, de manifestaciones y reuniones pacíficas, así como el derecho a agruparse en organizaciones sociales progresistas y demo­cráticas sobre bases patrióticas.
El número y la composición, la elección y la designación de nuevos miembros del Consejo Revolucionario, represen­tantes de todas las fuerzas democráticas, progresistas y nacio­nales del país, son de la incumbencia y la realización por el Consejo Revolucionario, a proposición del Presidium del Consejo Revolucionario.
Su participación activa en los puestos de representación legítimamente obtenidos y su acatamiento a la voluntad de las mayorías, daría más vigor democrático a los gobiernos progresistas y a la personalidad política de la República, que aquella que puedan otorgarle las personas que llegan a las comunas municipales y a las cámaras sin el respaldo popular ni antecedentes ideológicos que ha demandado el Partido de la Revolución.