progenitor

(redireccionado de progenitores)
También se encuentra en: Sinónimos.

progenitor, a

(Del lat. progignere , engendrar.)
1. s. Pariente en línea recta ascendente de una persona.
2. s. m. pl. El padre y la madre de una persona sus progenitores le ayudaron a realizar sus sueños. padres

progenitor, -ra

(pɾoxeni'toɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
padre o madre biológicos de una persona Es deber de los hijos cuidar a sus progenitores en su vejez.
Sinónimos

progenitor

sustantivo masculino
1 padre.
Traducciones

progenitor

‏سلف

progenitor

прародител

progenitor

předek

progenitor

progenitor

progenitor

Vorläufer

progenitor

progenitor

progenitor

kantavanhempi

progenitor

progéniteur

progenitor

אב

progenitor

előd

progenitor

progenitor

progenitor

progenitor

progenitor

voorouder

progenitor

przodek

progenitor

progenitor

progenitor

strãmoş

progenitor

stamfader

progenitor

ata

progenitor

прародитель

progenitor

ông tổ

progenitor

祖先

progenitor

progenitor

부모

progenitor

SM/F (= antepasado) → ancestor; (= padre) → father/mother progenitores (hum) → parents
Ejemplos ?
Cuando ambos progenitores sean mexicanos, señalará la de su elección, en definitiva; c) Edad y sexo; d) Domicilio actual y tiempo de residencia; e) Ocupación; f) En su caso, el número y fecha del certificado de naturalización, y g) Firma y, en su caso, huellas dactilares y fotografía del solicitante.
Artículo 58: Ningún establecimiento de educación podrá negarse a admitir alumnos por motivo de la naturaleza de la unión de sus progenitores o guardadores, ni por diferencias sociales, religiosos, raciales o políticas.
Los Estados Partes adoptarán todas las medidas adecuadas para eliminar la discriminación contra la mujer en todos los asuntos relacionados con el matrimonio y las relaciones familiares y, en particular, asegurarán en condiciones de igualdad entre hombres y mujeres: a) El mismo derecho para contraer matrimonio; b) El mismo derecho para elegir libremente cónyuge y contraer matrimonio sólo por su libre albedrío y su pleno consentimiento; c) Los mismos derechos y responsabilidades durante el matrimonio y con ocasión de su disolución; d) Los mismos derechos y responsabilidades como progenitores...
Sabida esta última circunstancia económica, y teniendo presente que don Silvestre no carecía completamente de sentido común, no parecerá muy extraño que a la edad en que todos sus progenitores contaban por lo menos un heredero, él permaneciese célibe y con ciertos síntomas de recalcitrante.
Y como cuando el Supremo Hacedor dice más, no se cansa de repetirlo, habíale otorgado a nuestra gentil protagonista, además de los méritos ya indicados, un cuerpo de los que producen vértigo y calenturas, una imaginación viva y chispeante, y como testimonio irrecusable de su infinita bondad, habíale dado por progenitores al señor Juan el Mestizo y a la señá Clotilde la Belonera, o sea al más famoso de los decanos de los caldereros y a la más famosa de las vendedoras de randa y encaje de toda Andalucía.
"Porque en los fechos arduos y dudosos de nuestros reinos, dice otra, es necesario consejo de nuestros súbditos y natural, especialmente de los procuradores de las nuestras ciudades, villas y lugares de los nuestros reinos: por ende, ordenamos y mandamos, que sobre los tales fechos, grandes v arduos, se hayan de ayuntar cortes, y se faga con consejos de los tres estados de nuestros reinos, según que lo ficieron los reyes de nuestros progenitores".
Y sucumben esos seres porque vinieron al mundo impregnados de intoxicaciones orgánicas que determinó el trabajo en sus progenitores, víctimas también como ellos de la crueldad y del egoísmo de unas clases directoras que, en el apogeo de su bienestar económico, sólo han apetecido acumular metal amarillo en sus arcas sin importarles, poco ni mucho, que, en tanto, disminuyeran las reservas de metal humano que son las que, en definitiva y según acredita la Historia, contribuyen al engrandecimiento o al ocaso de los pueblos.
Los establecimientos de enseñanza, sean oficiales o particulares, están abiertos a todos los alumnos, sin distinción de raza, posición social, ideas políticas, religión o naturaleza de la unión de sus progenitores o tutores.
Ellos no podían soñar que en el siglo XIX tendría las mismas y mayores habilidades cualquier mastín de casta cruzada, y que hasta los ratones y las pulgas serían susceptibles de recibir una educación artística. ¡Qué sencillez tan patriarcal la de nuestros progenitores!
Mas no pudo pagar a sus progenitores la crianza ni fue larga su vida, porque sucumbió vencido por la lanza del magnánimo Ayante: acometía el teucro cuando Ayante le hirió en el pecho junto a la tetilla derecha, y la broncínea punta salió por la espalda.
Pues el hijo de Telamón, acometiéndole por entre la turba, le hirió de cerca a través del casco, de broncíneas carrilleras: el casco, guarnecido de un penacho de crines de caballo, se quebró al recibir el golpe de la gran lanza manejada por la robusta mano; el cerebro fluyó sanguinolento por la herida, a lo largo del asta; el guerrero perdió las fuerzas, dejó escapar de sus manos al suelo el pie del longánimo Patroclo, y cayó de pechos, junto al cadáver, lejos de la fértil Larisa; y así no pudo pagar a sus progenitores la crianza, ni fue larga su vida porque sucumbió vencido por la lanza del magnánimo Ayante.
Artículo 13.- Son costarricenses por nacimiento: 1) El hijo de padre o madre costarricense nacido en el territorio de la República; 2) El hijo de padre o madre costarricense por nacimiento, que nazca en el extranjero, y se inscriba como tal en el Registro Civil, por la voluntad del progenitor costarricense, mientras sea menor de edad, o por la propia hasta cumplir veinticinco años; 3) El hijo de padres extranjeros nacido en Costa Rica que se inscriba como costarricense, por voluntad de cualquiera de sus progenitores mientras sea menor de edad, o por la propia hasta cumplir veinticinco años; 4) El infante, de padres ignorados, encontrado en Costa Rica.