profano


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con profano: sagrado

profano, a

(Del lat. profanus , lo que está fuera de tiempo.)
1. adj. RELIGIÓN Que no es sagrado ni sirve a usos sagrados. laico
2. Que no respeta las cosas sagradas reírse en la iglesia es profano. sacrílego
3. adj./ s. Libertino o muy inclinado a los placeres.
4. adj. Deshonesto en el aspecto o compostura.
5. adj./ s. Que carece de conocimientos y autoridad en una materia no puedo opinar porque soy profano en el tema.

profano, -na

 
adj. Que no es sagrado ni sirve a usos sagrados, sino puramente secular.
Que es contrario a la reverencia debida a las cosas sagradas.
Ignorante, no entendido en cierta materia.
Libertino o muy dado a las cosas del mundo.

profano, -na

(pɾo'fano, -na)
abreviación
1. sacro que no es sagrado ni sirve para fines sagrados un ritual profano
2. persona que no tiene conocimientos en una materia Soy profano en este tema.
Sinónimos

profano

, profana
adjetivo
adjetivo y sustantivo
2 ignorante*, lego, inculto, ignaro (formal).
Traducciones

profano

weltlich

profano

profano

profano

profano

profano

/a
A. ADJ
1. (= laico) → profane, secular
2. (= irrespetuoso) → irreverent
3. (= no experto) → lay, uninitiated; (= ignorante) → ignorant
soy profano en la materiaI don't know anything about the subject
soy profano en músicaI don't know anything about music, I'm a layman when it comes to music
4. (= deshonesto) → indecent, immodest
B. SM/F (= inexperto) → layman/laywoman; (= ajeno) → outsider
Ejemplos ?
¿No debió armarse para entrar en liza Y gritar á la chusma advenediza: «No reinarás sobre mi suelo mas?» ¿Condenaste, Dios mio, por mi culpa La empresa que sino te fuera grata Porque soltando el báculo de plata Del profano baston el puño así?
Aunque el autor del manuscrito revela gran ilustración, empiezo por declararme incompetente para juzgar- lo como teólogo, materia en que del todo al todo soy profano.
No lo comprendió así la Cámara, que cometió el sacrilegio de reírse cuando don Juan Prim apeló al mote de su linaje para confundir al profano que quería presentar como sospechoso a la revolución el brazo más fuerte de ella, ni más ni menos que si los constituyentes maliciosos dudasen de la lealtad del conde de Reus.
¡Cuán fácil era para el más profano en medicina, pero algo entendido en achaques de amor, diagnosticar el mal de una mujer que ardía sin tener calentura.
Siendo todo esto de jurisdicción divina, me parece a primera vista sacrílego y profano mezclar nuestras ordenanzas con los mandamientos del Señor.
Si colores queréis, mirad al cielo: si llenar los espacios de armonía, si animar de los mármoles el hielo, de las obras de Dios alzad el velo, que Dios perfectas las produce y cría. Mas perdonad a mi saber profano de ilustrados las necias pretensiones.
Y hasta el mismo Federico profano a tan gran misterio, se ve sujeto al imperio del deliquio celestial: y en el busto que contempla con dulce e íntimo goce, a su pesar reconoce poder sobrenatural.
Las instancias trascendentales y las ceremonias tratan siempre de consolidar la integración. Entonces nos queda la impresión de asistir a la conexión exacta entre lo sagrado y lo profano.
Su vida era en aquel punto un éxtasis delicioso, era un sueño luminoso, un deliquio celestial; un dulce anonadamiento en que nada la oprimía, y en donde nada sentía profano ni terrenal.
Y yo, que me siento mordido por algo más doloroso y en el sitio más sensible, llámesele corazón, alma o como se quiera, yo que he sido mordido y estoy herido por los discursos de la filosofía, cuyos dardos son más acerados que el dardo de una víbora, cuando alcanzan a un alma joven y bien nacida y la hacen decir o hacer mil cosas extravagantes; viendo en derredor mío a Phaidros, Agatón, Eryximacos, Pausanias y Aristodemos, sin contar a Sócrates y a los otros, afectados como yo de la locura y la rabia de la filosofía, no cavilo en proseguir delante de vosotros el relato de aquella noche, porque sabréis excusar mis actos y a todo hombre profano y al sin cultura cerradle con triple candado los oídos.
Principiaba la misa, y todo fué uno ver que madre e hija se arrodillaban para persignarse, y gritar con voz de bajo profundo su señoría el Arcediano:— ¡Fuera esas mujeres que tienen la desvergüenza de venir con traje profano á la casa de Dios!
Y en verdad, sea por la naturaleza de este arte, de suyo fluctuante y variable, o por la sucesiva alteración del gusto y las costumbres en el transcurso del tiempo, o por la influencia que ejerce el arte profano y teatral en el sagrado...