prodigar

(redireccionado de prodigaba)
También se encuentra en: Sinónimos.

prodigar

1. v. tr. Gastar una cosa con generosidad prodiga su fortuna en caprichos y tonterías. derrochar
2. Dar una cosa en abundancia prodiga sus donaciones a organizaciones benéficas. colmar
3. v. tr. y prnl. Dar elogios, favores o consejos con generosidad estaba pesadísimo prodigando consejos estúpidos; se prodiga en elogios. sembrar
4. v. prnl. Mostrarse una persona en público de forma excesiva se prodiga por las fiestas privadas. lucirse
NOTA: Se conjuga como: pagar

prodigar

 
tr. Disipar, gastar con exceso y desperdicio [una cosa].
p. ext.Dar con profusión y abundancia.
fig.Tratándose de [elogios o favores], dispensarlos profusamente.
prnl. Excederse indiscretamente en la exhibición o trabajo personal.

prodigar

(pɾoði'γaɾ)
verbo transitivo
1. dar algo en abundancia prodigar atenciones a los invitados
2. producir algo en abundancia Esa muchacha prodiga encantos.

prodigar


Participio Pasado: prodigado
Gerundio: prodigando

Presente Indicativo
yo prodigo
tú prodigas
Ud./él/ella prodiga
nosotros, -as prodigamos
vosotros, -as prodigáis
Uds./ellos/ellas prodigan
Imperfecto
yo prodigaba
tú prodigabas
Ud./él/ella prodigaba
nosotros, -as prodigábamos
vosotros, -as prodigabais
Uds./ellos/ellas prodigaban
Futuro
yo prodigaré
tú prodigarás
Ud./él/ella prodigará
nosotros, -as prodigaremos
vosotros, -as prodigaréis
Uds./ellos/ellas prodigarán
Pretérito
yo prodigué
tú prodigaste
Ud./él/ella prodigó
nosotros, -as prodigamos
vosotros, -as prodigasteis
Uds./ellos/ellas prodigaron
Condicional
yo prodigaría
tú prodigarías
Ud./él/ella prodigaría
nosotros, -as prodigaríamos
vosotros, -as prodigaríais
Uds./ellos/ellas prodigarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo prodigara
tú prodigaras
Ud./él/ella prodigara
nosotros, -as prodigáramos
vosotros, -as prodigarais
Uds./ellos/ellas prodigaran
yo prodigase
tú prodigases
Ud./él/ella prodigase
nosotros, -as prodigásemos
vosotros, -as prodigaseis
Uds./ellos/ellas prodigasen
Presente de Subjuntivo
yo prodigue
tú prodigues
Ud./él/ella prodigue
nosotros, -as prodiguemos
vosotros, -as prodiguéis
Uds./ellos/ellas prodiguen
Futuro de Subjuntivo
yo prodigare
tú prodigares
Ud./él/ella prodigare
nosotros, -as prodigáremos
vosotros, -as prodigareis
Uds./ellos/ellas prodigaren
Imperativo
prodiga (tú)
prodigue (Ud./él/ella)
prodigad (vosotros, -as)
prodiguen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había prodigado
tú habías prodigado
Ud./él/ella había prodigado
nosotros, -as habíamos prodigado
vosotros, -as habíais prodigado
Uds./ellos/ellas habían prodigado
Futuro Perfecto
yo habré prodigado
tú habrás prodigado
Ud./él/ella habrá prodigado
nosotros, -as habremos prodigado
vosotros, -as habréis prodigado
Uds./ellos/ellas habrán prodigado
Pretérito Perfecto
yo he prodigado
tú has prodigado
Ud./él/ella ha prodigado
nosotros, -as hemos prodigado
vosotros, -as habéis prodigado
Uds./ellos/ellas han prodigado
Condicional Anterior
yo habría prodigado
tú habrías prodigado
Ud./él/ella habría prodigado
nosotros, -as habríamos prodigado
vosotros, -as habríais prodigado
Uds./ellos/ellas habrían prodigado
Pretérito Anterior
yo hube prodigado
tú hubiste prodigado
Ud./él/ella hubo prodigado
nosotros, -as hubimos prodigado
vosotros, -as hubísteis prodigado
Uds./ellos/ellas hubieron prodigado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya prodigado
tú hayas prodigado
Ud./él/ella haya prodigado
nosotros, -as hayamos prodigado
vosotros, -as hayáis prodigado
Uds./ellos/ellas hayan prodigado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera prodigado
tú hubieras prodigado
Ud./él/ella hubiera prodigado
nosotros, -as hubiéramos prodigado
vosotros, -as hubierais prodigado
Uds./ellos/ellas hubieran prodigado
Presente Continuo
yo estoy prodigando
tú estás prodigando
Ud./él/ella está prodigando
nosotros, -as estamos prodigando
vosotros, -as estáis prodigando
Uds./ellos/ellas están prodigando
Pretérito Continuo
yo estuve prodigando
tú estuviste prodigando
Ud./él/ella estuvo prodigando
nosotros, -as estuvimos prodigando
vosotros, -as estuvisteis prodigando
Uds./ellos/ellas estuvieron prodigando
Imperfecto Continuo
yo estaba prodigando
tú estabas prodigando
Ud./él/ella estaba prodigando
nosotros, -as estábamos prodigando
vosotros, -as estabais prodigando
Uds./ellos/ellas estaban prodigando
Futuro Continuo
yo estaré prodigando
tú estarás prodigando
Ud./él/ella estará prodigando
nosotros, -as estaremos prodigando
vosotros, -as estaréis prodigando
Uds./ellos/ellas estarán prodigando
Condicional Continuo
yo estaría prodigando
tú estarías prodigando
Ud./él/ella estaría prodigando
nosotros, -as estaríamos prodigando
vosotros, -as estaríais prodigando
Uds./ellos/ellas estarían prodigando
Sinónimos

prodigar

transitivo y pronominal
disipar, desperdiciar, derrochar, malgastar, despilfarrar, de largo largo. ahorrar, contener, restringir.
No siempre prodigar tiene el sentido de exceso, sino que puede significar sencillamente ‘dar con abundancia o profusión’. Decir que un canal de riego prodiga las riquezas en una comarca no significa que las malgasta o desperdicia. Un hombre que prodiga los favores entre sus amigos no es censurable.
Traducciones

prodigar

to lavish, lavish, waste

prodigar

الفخم

prodigar

A. VT (= dar mucho) → to lavish, give lavishly; (= despilfarrar) → to squander
prodiga las alabanzashe is lavish in his praise
nos prodigó sus atencioneshe was very generous in his kindnesses to us
prodigar algo a algnto lavish sb with sth, lavish sth on sb
B. (prodigarse) VPR
1. (= ser generoso) → to be generous (with what one has)
se prodigaron en alabanzasthey were lavish with o in their praise
2. (= dejarse ver) → to show o.s.
no te prodigas mucho que digamoswe don't see much of you to say the least
Ejemplos ?
La noche prodigaba sus zafiros; arrullaba la fuente rumorosa y el viento se llevaba entre suspiros una lluvia de pétalos de rosa.
-Alégrate de ser joven -decían los rayos del sol-; alégrate de ir creciendo sano y robusto, de la vida joven que hay en ti. Y el viento le prodigaba sus besos, y el rocío vertía sobre él sus lágrimas, pero el abeto no lo comprendía.
Diamantes, perlas, coral, oro, marfil, delicadas especias, vistosos tintes, plumas, pieles, medicamentos, ricas maderas, sabrosos frutos, todo lo prodigaba esta parte privilegiada de la Tierra, todo estaba allí al alcance de la mano, todo ofrecía esplendor al lujo, adelanto a las ciencias, ganancias fabulosas al comercio, campo ilimitado a la industria, pasto de la curiosidad.
Sus piadosos actos iluminaban su mente, pensaba en las palabras de consuelo que prodigaba a los que sufrían, y la veía lavando las heridas de los dolientes y dando de comer a los hambrientos a pesar de las iras de su severo marido.
Cayó finalmente el sol en las profundidades del Océano para ir a alumbrar desconocidos países y llegó acompañado de la indecente vieja el temerario amante. Parecía un niño; sus redondeadas mejillas estaban pintadas de un tierno color rosado; prodigaba también delicias a los galanes.
Pocos años después, la muerte cernía sus alas sobre el casto lecho de la noble esposa, y un austero sacerdote prodigaba a la moribunda los consuelos de la religión.
Estoy segura de que mientras viva no habrá olvidado los consejos y advertencias que le hice, pero yo tampoco olvidaré jamás las demostraciones de respetuoso cariño que me prodigaba; están grabadas en mi corazón estas palabras que con ingenuidad me dijo: -Gracias, le dije, estrechándole la mano, que con dificultad pasaba por la reja.
A creer al difunto Chapeloud, ninguno de los presbíteros que habitaban en la ciudad de Tours, ni siquiera el arzobispo, podía ser objeto de atenciones tan delicadas, tan minuciosas, como las que prodigaba la señorita Gamard a sus dos pupilos.
Pero después de atormentarme y atizar el fuego casi apagado, satisfacía dulce y rendida mis exigencias. ¡Qué de caricias, qué tiernas palabras me decía y qué de besos, grandes dioses, tan ardientes me prodigaba!
el oro, el gran infame, el corruptor eterno, para la raza humana sienipre ha sido excelso rey, de todos venerado, y único dios que no ha tenido ateos. III Su fortuna Adelardo prodigaba en perdurable bacanal.
Birotteau estaba tan entontecido por el derrumbamiento de todas sus ideas, por la rapidez de los acontecimientos, que le sorprendían sin defensa, por la ligereza con que sus amigos trataban los asuntos más amados de su vida solitaria, que permanecía inmóvil, como si se viese en otro planeta, sin pensar en nada, pero oyendo y queriendo comprender el sentido de las rápidas palabras que prodigaba todo el mundo.
Le llegaba como un puñal de hielo hasta las entrañas de la voluntad aquel ¡hijo mío! que prodigaba Federico, su demonio de la guarda, cuando echaba la garra sobre alguien.