Ejemplos ?
Después de probar suerte en Buenos Aires, Muro regresó a Bella Vista donde trabajó en la Compañía Tucumana de Fósforos, ubicada en las afueras del pueblo.
Participó en los castings de "Popstars", una serie de televisión en la que jóvenes talentos eran seleccionados para formar parte de un grupo musical. Volvió a probar suerte en la segunda edición de dicho programa, ahora bajo el título a "Popstars - The Rivals".
Gustau Nerín, (2005), La guerra que vino de África, Madrid, Ed. Crítica Es muy probable que Vicente quisiera probar suerte. El 10 de enero de 1915 se incorpora al Regimiento de Infantería de Córdoba nº 10, este destino se encuentra en la mitad de camino entre las posiciones de Ceuta y Melilla en el protectorado español de Marruecos.
Esa pequeña fortuna les sirvió para instalarse en una casa más modesta y tratar de comenzar una nueva vida. Flaminio se alejó de Livorno para probar suerte en la minería.
Tras graduarse en la universidad, Forrest se alista en el ejército de los Estados Unidos, donde se hace íntimo amigo de Benjamin Buford «Bubba» Blue, un afroamericano con el que acuerda probar suerte en un futuro en el negocio de la pesca de gambas.
Decide irse a Hollywood a probar suerte, pero sus padres la hacen cambiar de opinión y se muda a California, manteniéndose en contacto con su tía que vivía en Los Ángeles.
Después, Charlot ve a la joven con su novio, y después a una niñera con su enamorado. Charlot decide probar suerte con la niñera.
Hasta la llegada de Aresti, nadie se atrevió a publicarla, y el mismo Mirande se planteó la posibilidad de traducirla a otro idioma y probar suerte en otro país.
Los problemas financieros para poder costear la obra hicieron que la Comisión Ejecutiva llegase incluso a comprar lotería de Navidad para probar suerte, sin éxito.
En ese año Ji ideó la patada circular con giro de 360º que revolucionaría las artes marciales, la llamó dwi dora chagui y pronto las escuelas de taekwondo la incorporaron, así como en los años 70 Bruce Lee la haría famosa en sus películas. En septiembre de 1957 Ji decidió probar suerte y se desplazó a Seúl.
Continuó actuando en numerosas obras durante la secundaria y más tarde, con 17 años, se trasladó a Manhattan para probar suerte como actor profesional.
Encontraron luego a la liebre aprisionada, desatáronla a su vez, y, los tres juntos, partieron en busca del enemigo. En esto el músico había vuelto a probar suerte con su violín, y esta vez con mejor fortuna.