prisionero


También se encuentra en: Sinónimos.

prisionero, a

1. s. Persona que en la guerra cae en poder del enemigo durante el combate fue hecho prisionero. preso, cautivo
2. Persona que está presa, en especial la que lo está por causas que no son delito.
3. Persona que se siente incapaz de superar un sentimiento violento o pasión es prisionero de su amor. esclavo
4. prisionero de guerra MILITAR, POLÍTICA El que se entrega al vencedor precediendo capitulación.

prisionero, -ra

 
m. f. mil. Militar u otra persona que en campaña cae en poder del enemigo.
fig.Persona que está como cautiva de un afecto o pasión.
prisionero de guerra Persona que se entrega al vencedor precediendo capitulación.

prisionero, -ra

(pɾisjo'neɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
1. persona privada de su libertad por causa que no constituye delito prisionero de guerra
2. persona que está dominada por una pasión o una emoción Soy prisionero de tu amor.
Sinónimos

prisionero

, prisionera
Traducciones

prisionero

prisoner, captive

prisionero

سَجِيـن

prisionero

vězeň

prisionero

fange

prisionero

Häftling

prisionero

vanki

prisionero

prisonnier

prisionero

zatvorenik

prisionero

囚人

prisionero

죄수

prisionero

gevangene

prisionero

innsatt

prisionero

więzień

prisionero

prisioneiro

prisionero

fånge

prisionero

ผู้ถูกขัง

prisionero

mahkum

prisionero

phạm nhân

prisionero

囚犯

prisionero

затворник

prisionero

囚犯

prisionero

אסיר

prisionero

/a SM/Fprisoner
hacer prisionero a algnto take sb prisoner
prisionero/a de concienciaprisoner of conscience
prisionero/a de guerraprisoner of war
prisionero/a político/apolitical prisoner
Ejemplos ?
Alonso Mesa, natural de las islas Canarias, era soldado de infantería en la traición de Cajamarca y fué el que, en unión de Miguel de Astete, tomó prisionero á Atahualpa; y le hubiera dado muerte á no imi edirlo Pizarro.
En particular, ningún prisionero de guerra podrá ser sometido a mutilaciones físicas o a experimentos médicos o científicos, sea cual fuere su índole, que no se justifiquen por el tratamiento médico del prisionero concernido, y que no sean por su bien.
Nuestra pérdida de solo tres muertos ningún prisionero y ocho heridos, los mas levemente; parecerá increíble á cualquiera que hubiese presenciado la viveza del fuego que fué por algún tiempo á tiro de pistola.
Como el vencedor de la Florida y Postravalle, Warnes inició aquí en nuestra tierra su carrera militar, combatiendo en nuestra frontera a contrabandistas y “portugueses” cuando lo sorprendió la revolución de 1810 y, después de ir al Paraguay con Belgrano y volver prisionero a Montevideo es que se marchó al “Alto Perú”.
Yo, asustado, me dispuse a huir, pero cuando aterrado iba haciéndome para atrás, sentí en mi espalda las filosas ramas de otros árboles fantasmales y largas enredaderas iban aprisionando mis piernas y ascendían sobre mi cuerpo, sujetándolo. No pude dar paso alguno; estaba prisionero.
Los veteranos, y voluntarios del Rey es la única fusilería que hasta ahora ha entrado en acción, y con tanta ventaja que atravesando la quebrada de Portugalete desalojaron a los enemigos de una altura en que se hallaban, tomándoles un prisionero del cuerpo de Andaluces, el que me dice que su fuerza consiste en novecientos hombres, un obús y un cañón de ocho, pero este último calibre es falso, pues las balas que he recogido son de a cuatro.
En una salida hicieron los Enemigos prisionero a un hijo único de Blancas; los sitiadores le enviaron a decir al padre que rindiese la plaza o que su hijo sería degollado; eligió Blancas la segunda proposición, antes que faltar a la fe y juramento; religión y valor digno de inmortal memoria.
Una de las tres ventanas estaba medio abierta; y sentado allí detrás, con una expresión de infinita tristeza en la cara, como un prisionero que toma aire entre rejas, Utterson vio al doctor Jekyll.
En aquel feroz combate, el flamante Conde de Guaqui, sable en mano y á la cabeza de su escolta, espoleaba el caballo so- bre los fugitivos, gritando : — ¡ Que no quede vivo uno sólo de esta canalla!— Y en efecto, no se tomó un solo prisionero, y la soldadesca se entregó salvajemente al repase de heridos.
Así convenía á la causa carlista, y el abnegado don Leandro aceptó el tristísimo deber de rendir la plaza y la i enosa condición de prisionero, en la que permaneció muchos meses hasta que consiguió evadirse y emigrai- á Francia.
¿Dónde está Rumiñahui, Calcuchima altanero, Quisquis el valeroso, temibles generales Que, en torneos dichosos, mostraron el acero de sus brazos potentes, trocados en puñales? Cae el Sol prisionero...
Su suboficial cortó una vez la retirada a un príncipe, haciéndolo prisionero, por lo que éste hubo de entrar en la ciudad en calidad de cautivo, junto con un grupo de soldados, detrás del general.